Sociedad. Crueldad: ¿el mayor de los pecados?