srcset

¿Cuáles son las flores del otoño? Guía para no perder el color con el frío

Ing. Agr. Gabriela Benito
(0)
14 de marzo de 2018  • 17:40

Cuando va terminando el verano y pareciera que el jardín comienza a replegarse para encarar los meses otoñales, aún hay especies con floraciones o perfumes que las vuelven protagonistas y logran extender la temporada de interés. Son de fácil cultivo, nobles en floraciones y prácticas en espacios urbanos.

Antigonon leptopus

Revista Jardín
Revista Jardín

Contra lo esperado en base a su nombre común (paraguayita), es originaria de México, donde se la conoce como flor de San Diego. De la familia de las Poligonáceas, es una trepadora de rápido crecimiento, siempre verde, con raíces tuberosas y tallos angulosos, herbáceos y delgados, a veces lignificados en la base. Se sostiene a través de zarcillos.

Las hojas son alternas, con un largo pecíolo, margen entero y algo ondulado, de base cordada y de color verde intenso. Durante todo el verano y hasta mediados de otoño, produce inflorescencias en racimos terminales axilares, terminados en un zarcillo, con numerosas flores de color rosa púrpura brillante. Muy visitada por abejas para obtener polen y néctar.

  • Requiere pleno sol y riego moderado; resiste períodos de sequía. No es exigente con relación al suelo. En zonas templadas puede comportarse como caduca. Si bien se reproduce por semillas, esquejes o acodos, también se establece donde es cultivada a través de brotes radicales y puede convertirse en invasora.
  • Ideal para cubrir enrejados, vallas, pérgolas (en climas cálidos crece con rapidez). Es de gran valor ornamental por su abundante floración.

Sedum spectabile ‘Autumn Joy’

Revista Jardín
Revista Jardín

También ofrecida en el mercado europeo como Sedum ‘Herbstfreude’, ambos nombres remiten a su valor ornamental: alegría de otoño y joya de otoño. Es una herbácea de la familia de las Crasuláceas y una de las suculentas más populares y difundidas en los jardines, por su facilidad de cultivo y mantenimiento y sus dotes ornamentales. Alcanza una altura entre 50 y 60 cm, con múltiples tallos que salen de una roseta central. Las hojas tienen una interesante tonalidad verdeazulada, son anchas y elípticas. Al final del verano florece profusamente, con ramilletes que comienzan en un tono rosado que se va acentuando con los días hasta convertirse en un color castaño intenso, en una evolución que tiene lugar durante varias semanas. Atrae abejas y mariposas.

  • Requiere sol pleno, suelos bien drenados, pero es tolerante al tipo arcilloso. Es fácil de multiplicar mediante división de mata.
  • Se adapta a jardines de bajo mantenimiento, xeriscape y jardines de rocallas. Las flores tienen buen destino como flor cortada una vez secas.

Lespedeza thunbergii

Revista Jardín
Revista Jardín

Nativa de Asia, es un arbusto vigoroso de porte abierto, con varios tallos flexibles. Puede alcanzar alrededor de un metro de alto por algo más de un metro de diámetro. Tiene follaje suave formado por hojas trifoliadas, verdes azuladas, caducas.

Desde fin del verano hasta mediados del otoño produce racimos axilares y terminales de flores amariposadas, de color rosado violáceo, a lo largo de varias semanas. Atrae mariposas y provee alimento a abejas. Hay un cultivar ‘Alba’ de flores blancas.

  • Requiere sol, pero admite la media sombra. Necesita suelos con buen drenaje. No presenta problemas sanitarios complejos. Responde bien a la poda invernal. Se multiplica por semillas, que deben ser escarificadas debido a la dureza de su tegumento.
  • Como toda leguminosa, además es capaz de fijar nitrógeno atmosférico. Es un arbusto al que debería prestarse más atención en los jardines por sus aptitudes: porte, color de follaje, floración intensa en época en que las especies estivales están terminando su atractivo y pocos requerimientos de cultivo. En el hemisferio norte se lo conoce como "trébol arbustivo". En los viveros suele venderse como haagi japonica o desmodium.

Clerodendrum bungei

Gentileza Ing. Gabriela Benito
Gentileza Ing. Gabriela Benito

Nativa de Asia, en particular de China, es una especie de la familia de las Lamiáceas (antes pertenecía a las Verbenáceas).

De porte arbustivo, no supera los 2,5 metros de altura. Tiene hojas verticiladas, caducas, amplias, de color verde medio, acorazonadas, con los márgenes levemente dentados; si se frotan, despiden un perfume no muy agradable (su nombre anterior era C. foetidum). Sin embargo, sus flores salvan este carácter: son pequeñas, perfumadas, estrelladas, con estambres prominentes, de color rosa violáceo brillante y aparecen en la planta agrupadas en inflorescencias en corimbo, sobre todo al final del verano.

  • Requiere suelos húmedos, orgánicos, ricos y bien drenados, pleno sol o sombra parcial, pues aprecia la sombra ligera de la tarde en climas cálidos de verano. Es de poca tolerancia a las bajas temperaturas. Suele propagarse allí donde está instalada por retoños de raíz, invadiendo ampliamente el área. Admite la poda para conservar su porte.

Osmanthus fragrans

Revista Jardín
Revista Jardín

De la familia de las Oleáceas, es nativo de Asia (Himalaya, China y Japón). Puede tratarse como pequeño arbolito o arbusto, con hojas verdes oscuras, persistentes, de borde aserrado, ovaladas, coriáceas y brillantes. Las flores son pequeñas, blanquecinas, de cuatro pétalos y se presentan en ramilletes axilares, quizá insignificantes en su aspecto, pero con un aroma adamascado que inunda el área donde crece. Osmanthus proviene del griego: osma que significa "fragrante" y anthos, "flor". Existe una variedad botánica de flores naranjas: O. fragrans var. aurantiacus.

  • Prefiere suelos livianos, bien drenados. Tiene baja resistencia al encharcamiento. Agradece la sombra parcial en climas cálidos. Necesita temperaturas medias y no tolera heladas. Admite la poda para mantenerlo compacto. Se reproduce por esquejes semileñosos. En China sus flores secas se utilizan para aromatizar el té, dulces y bebidas. Tiene largo uso en la medicina tradicional, así como en ceremonias orientales como bodas o nacimientos. De las flores también se obtiene un aceite esencial para elaborar perfumes.

Labla b purpureus

Revista Jardín
Revista Jardín

También conocido como Dolichos lablab, es una trepadora vigorosa que puede comportarse como anual en el clima pampeano (en climas tropicales puede ser perenne). Tiene hojas de tonalidad purpúrea, trifoliadas, con folíolos grandes y en forma de corazón. Desde mediados de verano produce espigas de flores amariposadas, fragantes, de color violeta con toques magenta y blanco, seguidas por vainas lisas, brillantes y de color púrpura intenso, casi bordó, muy llamativas y ornamentales.

  • Necesita de un soporte para desarrollarse. Requiere suelos livianos de buen drenaje (porque no tolera los encharcamientos) y exposición directa al sol. Soporta la sequía. Se propaga a partir de semillas que se colectan en otoño.
  • Esta especie, como toda leguminosa, sirve para fijar el nitrógeno al suelo. Este género se cultiva ampliamente en el norte de África y partes de Asia con destino forrajero, no solo por sus hojas, sino que también sus semillas inmaduras y vainas son comestibles. Las semillas maduras y secas son tóxicas debido a los altos niveles de glucósidos cianogénicos y deben hervirse con dos cambios de agua para eliminar las toxinas antes de ingerir.

Leonotis leonurus

Revista Jardín
Revista Jardín

De la familia de las Lamiáceas, es un subarbusto perennifolio de muy fácil cultivo. Puede alcanzar 2 metros de altura, con tallos de sección cuadrangular. Tiene hojas opuestas y lanceoladas, ásperas en el haz y vellosas en el envés, con márgenes dentados, aromáticas al estrujar. Las flores son tubulares, de color rojo anaranjado, con el labio superior bastante alargado y arqueado, y se disponen en verticilos un poco laxos en inflorescencias de 6 cm de largo, en general terminales. Aparecen entre mediados del verano y el otoño. Ricas en néctar, atraen mariposas, abejas, colibríes y otras aves. Existen variedades con flores blancas (var. albiflora) y amarillas.

  • Requieren una ubicación a pleno sol y suelos livianos. No tolera heladas, pero sí la sequía. Muy apta para jardines de las costas marinas, pues soporta la salinidad. Debe podarse al final del invierno para obtener un rebrote intenso y mantener el porte arbustivo. Es fácil de multiplicar por esquejes.
  • Como dato extra, varias especies del género Leonotis son nativas de África y constituyentes fundamentales de la hechicería de los pueblos hotentotes, bosquimanos, zulú y xhosa. Las plantas contienen el alcaloide leonurina; durante siglos se emplearon para fines medicinales, lúdicos y adivinatorios. En la medicina tradicional africana, es usada en caso de mordida de cobra y como amuleto para mantenerlas a distancia.

Clerodendrum chinense

Gentileza Ing. Gabriela Benito
Gentileza Ing. Gabriela Benito

Conocida como brocamelia, es un arbusto compacto, con tallos pubescentes que pueden superar los 2 metros de altura, semileñosos y con nudos prominentes. Las hojas son grandes, con márgenes dentados, con el haz y el envés cubiertos de pequeños pelos traslúcidos, con aroma desagradable al estrujar. Las inflorescencias se presentan en cimas terminales, con flores individuales de cáliz violáceo, corola blanca rosada al desplegarse, muy aromáticas. Su antiguo nombre justamente era C. fragans.

  • Requiere ubicación a media sombra, donde la luz solar no incida directamente sobre ella, y temperaturas medias. Tiene baja tolerancia a las heladas. Necesita suelos bien drenados, nunca encharcados, ricos en materia orgánica. Coloniza el área allí donde se desarrolla, por lo que se vuelve invasora.
  • Ideal para patios urbanos. Posee usos medicinales.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.