Cuando diversión rima con buen diseño

Gracias a los juguetes de madera, artesanía y fantasía se dan la mano a la hora de jugar
(0)
22 de mayo de 2003  

El destino de los juguetes más sencillos suele ser fácil de pronosticar: humildes y buenos amigos de la imaginación, se convierten rápidamente en los favoritos de sus pequeños dueños. En este terreno, las versiones en madera se llevan todas las de ganar. Son resistentes, simples y, de la mano del diseño contemporáneo, dan lugar a piezas de un indudable atractivo visual. De esta manera, los chicos los disfrutan a su manera... y los adultos a la suya.

Salidos de un cuento

Pero no sólo son productos encantadores. En algunos casos, los juguetes de madera pueden convertirse en el eje de toda una economía familiar.

Así ocurrió en El Pequeño Puercoespín, firma dedicada a juguetes artesanales y, especialmente, realizados en madera. Todo comenzó unos cinco años atrás, cuando la escultora Mariana Padilla se interesó por este rubro. Su madre, que es pintora, también se entusiasmó. Juntas empezaron a dar forma a encantadores teatritos de títeres, caballos de palo, autos y todo tipo de juegos de arrastre. Con el tiempo se sumó el marido de Mariana, que se empezó a ocupar de los modelos que necesitan sistemas de imanes para funcionar. Como no podía ser de otra manera, el equipo familiar se completó con los hijos del matrimonio, de 8 y 4 años: ellos son los encargados de las pruebas de calidad más espontáneas y exigentes que se puedan imaginar.

Respecto de las empresas de mayor magnitud, es notable el modo en que suelen prestar atención al problema ecológico. Así es el caso de Imaginarium, firma que emplea madera de bosques de reforestación para la confección de sus juguetes. "También utilizamos caucho, un material que, hasta hace poco tiempo, era desaprovechado -comenta Claudio Faerverguer, del departamento comercial-. Ahora lo recuperamos para la fabricación de nuestros artículos."

Esta firma trabaja con líneas especialmente pensadas en función de las edades y el desarrollo psicomotor de cada niño. Un criterio que también sigue la gente de Magneto, con alternativas que contemplan las diferentes áreas del desarrollo infantil.

Tampoco faltan los cultores del estilo retro. En la Tienda PuroDiseño se encuentran deliciosos teatros de títeres con detalles en fileteado, o modelos de arrastre que retoman las líneas tradicionales.

Virtuosismo en el diseño, cuidado en las posibilidades didácticas, atención a las demandas ecológicas... una excelente combinación, si de lo que se trata es de hacerle un regalo a un niño. Y los juguetes de madera suman a todas estas cualidades una aún más importantes: los chicos los disfrutan a todo momento.

Fuentes consultadas: El Pequeño Puercoespín: Mansilla 4072; 4831-5519. Magneto: Shopping Abasto, Avda. Corrientes 3247; 4959-3400. Imaginarium: Shopping Abasto, Avda. Corrientes 3247. Grisino: 4778-5000. Tienda PuroDiseño: 5777-6104. Jopajapa: 4831-6570. Drol: Buenos Aires Design Center, Avda. Pueyrredón 2501.

Modelos y precios

  • Juegos didácticos: en madera de árboles de reforestación, desde $ 29,90 (Grisino).
  • Juegos de arrastre: en diversos colores, desde $ 39,90 (Magneto).
  • Caballitos de palo: $ 22 (El Pequeño Puercoespín).
  • Teatro de títeres: $ 59 (El Pequeño Puercoespín).
  • Pizarrón: $ 40 (El Pequeño Puercoespín).
  • Xilofón mariposa: $ 39 (Tienda PuroDiseño).
  • Coche de bomberos: en madera y ruedas de caucho, $ 104,90 (Imaginarium).
  • Me doblo: muñecos con diseño de flores, animales o niños, desde $ 11,50 (Imaginarium).
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.