srcset

Coronavirus en la Argentina

Cuarentena. Sin señal de wifi, una maestra da clases a través de una radio comunitaria

Alejandro Gorenstein
(0)
25 de abril de 2020  • 00:30

"Cuando llegó la pandemia a la Argentina nuestra tarea de educar se vio limitada por no poder asegurar a los alumnos la continuidad del proceso, que ya habíamos comenzado primariamente con fotocopias y cuadernillos. Los niños no se acercaban a la escuela y nosotros no teníamos lugares para seguir imprimiendo o fotocopiando", cuenta Mariana Segurado (46). Ella es profesora de Nivel Primario y desde hace 10 años trabaja en dos escuelas primarias (1344 Cacique Taigoye y 1333 Nueva Esperanza, en la provincia de Santa Fe) interculturales y bilingües que son la respuesta a muchas luchas de los pueblos preexistentes para mantener viva su cultura, sus ceremonias, su religión, sus costumbres, su arte y su cosmovisión, como ella misma explica.

En ese momento, comenta, desde el Ministerio de Educación de la Nación comenzaron las sugerencias para armar el trabajo de enseñanza por medio de la web enviando páginas para visitar, material de lectura en formato PDF y recomendaciones de blog educativos, entre otras cosas. "Fue ese punto nuestro mayor impedimento ya que las familias de la comunidad no contaban con teléfonos modernos o datos móviles para tal fin. La poca conexión a Internet y la escasez de celulares nos frustró y nos angustió en un primer momento. Y, una vez más, como tantas otras, nos replanteamos las desigualdades sociales y educativas de nuestros chicos".

Una idea muy original

Sin embargo, la creatividad, la perseverancia y, por sobre todas las cosas, el amor que le pone Mariana a su trabajo hizo que esa angustia quedara atrás para poner manos a la obra en una idea que no tardó mucho en compartir y en poner en práctica.

En vez de fijarse en las carencias que tenían como pueblo, comenzó a pensar en los recursos con los que podía contar para poder llegar a la mayor cantidad de alumnos/as que por razones obvias no están yendo a clase. Entonces, a través de la Asociación Civil Nidos (que ella misma fundó y que busca construir un lugar físico que albergue espacios de contención, escucha y reflexión en Cullen, Santa Fe, barrio afectado por el narcotráfico y la delincuencia, brindando apoyo escolar, espacio de juegos, biblioteca, merendero, talleres), referentes barriales, el cacique de la comunidad, la escuela pública y sus docentes y la radio comunitaria FM 94.5 QADHUOQTE surgió la idea de transmitir los contenidos a través de esa emisora.

"La radio comunitaria representa la libertad de estos pueblos"

"Hola! Mi nombre es Mariana Segurado, soy de la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe. Estoy aquí en la comunidad qom ´Los Pumas´ y junto con mi compañera Liliana Meza estoy haciendo este programa que se llama Contenidos de lunes a viernes de 11hs a 12hs del mediodía. Los chicos de esta comunidad pueden seguir recibiendo educación y acompañamiento, con este programa podemos garantizar que los contenidos que teníamos planificados para todo el año estén llegando a sus hogares", dice al comienzo de cada transmisión.

Aprovechando que la Asociación Civil Nidos ya tenía su espacio en el que los referentes hablaban de salud y de prevención de violencias y adicciones, a partir del comienzo de la cuarentena de lunes a viernes de 11 h a 12 h Mariana conduce Contenidos, generalmente acompañada de otros colegas.

"La radio comunitaria representa la libertad de la palabra para estos pueblos que han estado silenciados por mucho tiempo y el cacique, Oscar Talero, le da vida.

"La publicidad del programa se hizo con cartulinas de colores, un dibujo de una radio y letras llamativas que anuncian el día y la hora de la emisión. Estos carteles fueron pegados en los negocios del barrio y la gente de la emisora lo anunciaba en los otros programas. Además, muchas personas se enteraban cuando retiraban la comida del comedor comunitario", expresa Mariana.

Productora, conductora y locutora

Mariana conduce el programa y varios de sus compañeros docentes acercan sus clases por medio de WhatsApp y mensajes de audio que luego salen al aire. Las materias que se desarrollan son Lengua, Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Formación Ética y Ciudadana, Música y Tecnología.

"Mi función en el programa es variada. Soy la productora y selecciono los temas y contenidos, como así también la música y los invitados. Además, soy la locutora, ya que de algún modo voy entrelazando con palabras y anécdotas las diferentes clases propuestas para ese día que envían los maestros junto a Liliana Meza, locutora de la comunidad".

Cuando el esfuerzo vale la pena

Hace ya tres semanas que el programa está saliendo al aire en vivo en lo que para Mariana y sus compañeros se trata de todo un desafío y un esfuerzo extra al que venían haciendo otros años. Sin embargo, está convencida de que todo esto vale la pena para asegurar la educación y la intelectualidad de estos alumnos.

"Cuando entro o salgo de la radio siempre están los padres de los alumnos que van a hacer algún mandado y nos saludan demostrando su alegría y su cariño. Los adultos aprenden al escucharnos ya que muy pocos han podido concluir sus estudios primarios", se emociona.

Mariana está convencida de que seguirá conduciendo el programa, al menos, hasta el final de la cuarentena. "Además de llevar la escuela a los hogares ya nació en nuestros corazones un proyecto más ambicioso que presentaremos al Ministerio de Educación. No queremos que esto tan lindo y útil que comenzó desde nuestra incansable tarea docente y social de querer achicar las desigualdades termine en una anécdota, sino poder seguir proponiendo herramientas de trabajo con alcance a muchas más comunidades", se ilusiona.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.