Cuatro estaciones para el gusto

El restaurante del hotel Four Seasons seduce con la experiencia de un gran chef inglés
El restaurante del hotel Four Seasons seduce con la experiencia de un gran chef inglés
(0)
30 de junio de 2002  

Los hoteles Four Seasons son reconocidos por su buena gastronomía, en algunos casos notable. Por eso, desde que esta cadena se instaló en el ex Hyatt de la calle Posadas de esta Capital, se esperaba un cambio radical en el Restaurante Galani de la planta baja.

A la derecha del lobby y casi integrado a él, tiene un acceso directo, con vista a los jardines desde un gran ventanal, y ofrece la seguridad característica de la gran hotelería.

Hay un proyecto de reforma para asimilarlo más carácter al estilo Four Seasons. Por ahora, es un ámbito amplio, pero no extenso, muy agradable y de puesta europea.

Está bien iluminado, tiene mesas y asientos cómodos –sean sofás o silloncitos–, y un muy buen piso de mármol. La porcelana es Villeroi-Boch de diseño especial.

El nuevo chef de cuisine es un inglés de 34 años, Ashley James, de frondosa trayectoria en cocinas prestigiosas de Europa y Asia: el Jules Verne de la Tour Eiffel, Le Rouzic y Le Bolchoi de Burdeos, el Maxim’s del Regent Hotel de Singapur y, recientemente, en el paradisíaco Four Season Resort de Punta Mita, en México.

Estas influencias las despliega en la gran puesta del Sunday Brunch de La Mansión del Hotel. Son imperdibles las mesas asiática, mexicana y un largo etcétera de nacionalidades, los postres y panes ($ 48, con champagne).

La propuesta de mediodía –Galani Executive Menu (32, sin vinos)– es muy recomendable. Incluye un buffet de antipasti completo –ostras frescas, salmón ahumado, quesos de cabra y otros, jamón, embutidos, vegetales mediterráneos, delicada pizza y pissaladière, ensaladas y otros– y un principal que se elige de la carta: filet de salmón con espinaca salteada y vinagreta de tomate, spaghetti con almejas, mejillones y hierbas, pechuga de pollo glaseada al tamarindo y sésamo con ensalada asiática, medallón de lomo con aderezo de aceto; las carnes de la parrilla salen con salsa bearnesa o criolla y guarniciones. Los postres se eligen de la mesa dulce, obras del chef pâtissier argentino Federico Fernández. De día, es muy concurrido, pero la noche del Galani es más tranquila y se come a la carta, de una lista corta de especialidades de James: mediterráneas, con su sello, y notas o creaciones asiáticas.

Ostras con Bloody Mary o vinagre de échalotes, foie gras a la plancha con carpacccio de ananá caramelizado, y un especial rollo de salmón y sushi con vegetales marinados y dip de wasabi para entrada (16 a 25); timbal de ratatouille con mozzarella en tempura, lomo de cordero con hierbas, strudel de papa y cabra, filet de mero en costra de hierbas con risotto de tomate confit y tapenade, lomo a la pimienta con salsa teruyaki, ostras fritas y arroz al coco (19 a 25).

Los postres especiales de cada noche los dicen camareros instruidos. James está armando la bodega con vinos argentinos y la experiencia de sus años en Burdeos y el Reino Unido.

  • Los precios fueron tomados el 10 del actual
  • Ficha

    Nombre: Galani, Four Seasons Hotel

    Dirección: Posadas 1086/88, Capital

    Teléfono: 4321-1730

    Especialidad: cocina de autor mediterránea y asiática

    Horario: mediodía y noche

    Tarjetas: todas

    Otros: estacionamiento no incluido. Seguridad

    Cubiertos: 90

    Ambiente: * * * *

    Atención: * * *

    Cocina: * * * *

    MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.