Cúrcuma: qué es y qué beneficios tiene esta especia "milagrosa"

Nos enamora su color intenso, pero también sus propiedades para la salud y la cosmética. ¿Cómo usar la especia estrella del momento?
Nos enamora su color intenso, pero también sus propiedades para la salud y la cosmética. ¿Cómo usar la especia estrella del momento? Crédito: Anahí Bangueses Tomsig. Producción de Dolores Braga Menéndez.
Cynthia Consoli
(0)
7 de mayo de 2019  • 00:15

Milagrosa. Dicen las buenas y entendidas lenguas que la nueva estrella de los especieros es, sin temor a exagerar, milagrosa. No solo tiñe de dorado y sazona los platos que toca, sino que es uno de los caballitos de batalla más poderosos y multitasking de la medicina ayurvédica.

Por estas latitudes, el boom estalló con el furor de la golden milk -una bebida milenaria buena-para-todo, a base de leche vegetal, que la lleva como ingrediente protagonista- y terminó de instalarse cuando la raíz fresca se volvió accesible en los mercados saludables del país.

Verlo en estado natural y saber de dónde viene ese ingrediente relativamente barato que podemos encontrar en cualquier lugar fue clave para querer saber más, sobre todo en este momento que nos encuentra reconectándonos con la naturaleza y el consumo de los productos que da la tierra tal como vienen y con la menor intervención posible.

A partir de la difusión de sus muchas propiedades medicinales, sabemos que incorporarla en la dieta suma mucho más que gustito a curry y olorcito a Oriente. Bienvenida al mundo dorado de la cúrcuma.

¿Qué es la cúrcuma?

La cúrcuma (si la googleás en inglés poné turmeric) es la raíz de una planta de la familia de las zingiberáceas (es prima cercana del jengibre) que crece en regiones subtropicales. Si bien es nativa del sudoeste de India, por estos tiempos ya se cultiva en América Latina y, más cerca de nosotros, en Misiones. Del rizoma se obtiene el polvo amarillo intenso que conocemos -el ingrediente que predomina en el curry-, pero también se puede consumir entero, fresco o seco.

Es una especia muy aromática, fresca, suave y picantona. En Occidente se utiliza como condimento y para colorear salsas, guisos, sopas, jugos y tisanas. En India, es uno de los alimentos-medicina más valiosos dentro de los rasayana. ¿Contraindicaciones? Cero. Todas las edades y doshas -vata, pitta y kapha- pueden beneficiarse de su magia.

¿Por qué la cúrcuma es un tesoro para el cuerpo?

Desde el punto de vista nutricional, el "oro en polvo de India" es un aliado de la salud. El componente más importante de la raíz se llama curcumina, y a ella le debemos los superpoderes que la catapultaron al estrellato: es un activo antiinflamatorio, antioxidante, antiséptico, antitumoral y antibacterial. Mejora la digestión, cuida la salud del hígado, favorece la circulación de la sangre, disminuye el colesterol malo (LDL) y estimula el sistema inmunológico. ¿Algo más? Sí, es muy utilizada para tratar enfermedades más graves como diabetes, trastornos cardiovasculares, Alzheimer, depresión y obesidad.

Bajado a tierra, la cúrcuma es un potente analgésico natural para los dolores de cabeza, óseos, de garganta, menstruales y articulares. Cuida la salud bucal, ayuda a eliminar las bacterias del organismo y a mejorar los estados gripales y de las vías respiratorias. A nivel tópico, es muy usada en el cuidado de la piel porque cicatriza, evita infecciones de las heridas y el desarrollo de hongos y tiene buen efecto sobre el acné.

Manual de uso: hasta en la sopa y más allá.

En la cocina, para activar todo el power que tiene para darnos, lo mejor es combinarla con pimienta de cayena. Este dúo es imbatible: la pimienta activa la curcumina y potencia la biodisponibilidad de los nutrientes para que el organismo los aproveche mejor. Una pizca, de a poco, y el truco vale para jugar también con preparaciones dulces. La curcumina también se vehiculiza mejor en medios grasos, por eso la base de los curries hindúes parte del ghee (podría ser también aceite de coco), donde se tuestan las especias, y sobre esa base se agregan las cebollas y los caldos, al revés de otros tipos de sofritos. Con estas dos fórmulas, y sabiendo que desarrolla y multiplica virtudes saludables diferentes si se consume fresca, cruda, cocida o en polvo, las opciones para incluirla en la dieta diaria son infinitas. Una tisana, por ejemplo, es una pócima extraordinaria para apropiarse de todo su poder antiséptico y curar las gripes típicas de los cambios de estación, mientras que cruda va a ayudar a extraer mejor los antioxidantes.

¿Cómo adoptar cúrcuma?

La clave es tener el frasco a la vista y probarla con todo. Y empezar de a poco, hasta llegar a la cucharadita de café de 5 gramos que se recomienda consumir todos los días. La cúrcuma va muy bien con todos los platos de base vegetal: por ejemplo, guisos, sopas, arroces y caldos. También queda más que bien con jugos frescos, licuados, leches y tés, o en budines y galletas especiadas, como el banana bread vegano. Otro dato que suma al botiquín casero: masticar una rodaja de cúrcuma fresca y otra de jengibre alivia los dolores de garganta y de panza. Una taza de leche dorada con leche de almendras a la noche ayuda a dormir bien y amanecer hermosamente deshinchada. Y un shot puro de cúrcuma y jengibre sube al cielo las defensas.

Dónde comprar cúrcuma

Biomarket

Raíces frescas, desde $85 x 100 g. Cúrcuma orgánica en polvo, desde $235 x 80 g.

IG: @biomarketorganico.

Flora Almacén

Cúrcuma orgánica en polvo ($490 x 61 g). También conseguís las raíces secas.

IG: @flora.almacen.

El Gato Negro

Cúrcuma de India, $95 por 25 g.

IG: @elgatonegrocafe. .

Expertos consultados:

Natalia Amengual, nutricionista, @amengualnat.

Máximo Cabrera, cocinero e investigador, @crudoclases.

Natalia Kiako, cocinera autodidacta, @natikiako.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.