Curiosidades del castellano. Palabras que usamos mal y términos que significan otra cosa

Crédito: Pixabay.
Ludmila Moscato
(0)
26 de septiembre de 2019  • 11:43

Están aceptados en el uso de nuestra lengua, claro, y por eso se instalaron. Sin embargo, si ahondamos en la genealogía de muchos de esos términos, veremos que, en realidad, no están bien usados porque significan otra cosa. Estuvimos charlando con Laura Rajchman, quien diariamente corrige titulares de medios y otros enunciados desde su cuenta de Instagram, @policia.de.la.ortografia, y con Hernán Moreno, corrector de la revista.

Estas fueron las curiosidades más llamativas que encontramos:

"Suplantar" no es "suplir"

Lo usamos siempre que queremos referirnos a sustituir una cosa por otra. Pero, en realidad, aplica a casos bien específicos, ya que significa "falsificar un escrito con palabras que alteren su sentido", o bien tiene la siguiente acepción: "ocupar el lugar de alguien, defraudando su derecho o empleo, del que anteriormente disfrutaba". Nada de reemplazos, tal como solemos utilizar este verbo.

"Bizarro" significa "espléndido"

Término infaltable en la jerga de cualquier millennial, te vas a sorprender enterándote de lo que realmente significa. Nada de "raro" o "freak", sino todo lo contrario: valiente, arriesgado, generoso, lúcido o espléndido. Al parecer, la acepción que le damos está vinculada con la influencia del inglés y del francés, ya que el término "bizarre" en esos idiomas sí significa "sorprendentemente fuera de lo común", así como "raro, extravagante, estrambótico".

"Afanar" es, en realidad, "trabajar"

Está tan usado para referirse a "robar" que en los diccionarios se aclara: "coloquial": hurtar. Sin embargo, este término en sus orígenes significaba todo lo contrario: "entregarse al trabajo con solicitud congojosa", "hacer diligencias con vehemente anhelo para conseguir algo", "trabajar corporalmente, como los jornaleros".

El término "haiga" existe

Sí, pero no para reemplazar "haya", o sea, no como presente subjuntivo del verbo "haber". Mucho se habló en los últimos días sobre este tema, y si bien algunos pensaron que se trataba de uno de esos casos en los que la tradición de la lengua oral termina instalando un término en lo que sería la formalidad de la lengua, lo cierto es que la acepción que admite la Real Academia Española en su diccionario es: "automóvil muy grande y ostentoso, normalmente de origen norteamericano".

"Replicar" es "contestar"

O sea, replicar es dar una respuesta, ¡y no hacer una copia de algo!

"Tétrico" no significa "tenebroso"

Si bien no es uno de esos casos en los que su significado es todo lo contrario a lo que creemos, la definición de tétrico poco tiene que ver con cosas que nos den miedo, sino que significa "triste, demasiado serio, grave y melancólico".

Otras curiosidades de las variantes del español

  • "Bañadera" en otras jergas es "micro": acá se usa como sinónimo de "bañera", pero ¿sabías que en Uruguay una bañadera es un micro, por ejemplo, el escolar?
  • "Coger", en España, es "agarrar": muy lejos de la acepción local, en el país ibérico se refieren muy naturalmente a "coger el coche", "coger los niños", o "coger el metro".
  • "Bizcocho", en Uruguay, es "factura": y no la de la luz, el agua o el gas, sino lo que para nosotros representan los churros y las medialunas.

.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.