De gallinas felices, orgánicos o ecológicos: qué huevos elegir

Fuente: OHLALÁ!
Daniela Chueke Perles
(0)
23 de noviembre de 2019  • 00:00

Si alguna vez probaste los huevos de campo, esos que ponen las gallinas llamadas "felices" porque pastorean en libertad, en una granja o en un corral amplio, lo más probable es que no quieras volver a hacerte un omelette con esos huevos pálidos e insulsos que comprás en el super.

Color y sabor

La diferencia entre un huevo de campo, orgánico o pastoril y uno de criadero es muy evidente. En el sabor, en el color y algunos dicen también que en valor nutricional, aunque esto no está realmente comprobado por la ciencia. No porque no sea real, sino porque ningún científico que se sepa a nivel masivo al menos, se tomó el trabajo de estudiarlo hasta el momento.

Lo que está claro es que cuando partís un huevo ecológico (englobamos por ahora a todos los de gallinas criadas libres en esta palabra aunque veremos que hay sutilezas que los distinguen) y al lado ponés un huevo industrializado vas a ver que la yema de uno es bien anaranjada y la del otro más tirando al amarillo. Cuando lo comés enseguida notás la diferencia en su sabor, el primero es intenso y el otro bastante imperceptible.

La cuestión ética

También está la no menos importante y motivadora cuestión ética. Entre los motivos para elegir huevos ecológicos u orgánicos, la felicidad de las gallinas ponedoras, resulta un factor decisivo cuando te guiás por el respeto a los animales. Es muy evidente que las gallinas encerradas en jaulas, hacinadas, alimentadas con nutrientes que no son los que ellas naturalmente elegirían, no son precisamente animales tratados con respeto. Podés debatir si sufren o no, está claro que nadie les preguntó jamás qué es lo que sienten, pero si tenés empatía por los animales no vas a estar de acuerdo con estas prácticas.

Además, ¿sabías que no son mucho más caros? Si los comprás en ferias barriales o directo a los productores, al contrario, hasta podés conseguir mejores precios que los de supermercado.

A nivel nutricional: la duda

Sin embargo un huevo orgánico no es necesariamente mejor a nivel nutricional y en algunos casos, antes de comprar es importante controlar o estar segura de cuál es la procedencia del huevo, para constatar que tenga controles sanitarios adecuados. "Sean de campo, ecológicos, de suelo o de criadero, todas son opciones válidas para el consumo humano, siempre y cuando todos se rijan bajo normas sanitarias supervisados y eso es muy importante para asegurar la salud de la gallina. No porque sea criada en campo nos aseguramos de que esa gallina está criada en buenas condiciones. en los de criadero nos aseguramos de que están hechos los controles sanitarios si bien es cierto que están en un ambiente acotado, con un mayor número de gallinas por metro, todo es cuestión de evaluar las condiciones", destaca la Licenciada Andrea Rochaix, nutricionista consultada.

Cómo se clasifican los huevos según su procedencia

En Argentina, el etiquetado según la crianza de las ponedoras lleva un código que comienza por 0, 1, 2 o 3. En las tres primeras categorías, podemos asumir que se agrupan las llamadas "gallinas felices". De forma libre ellas buscan su propio alimento en espacios abiertos y libres de pesticidas. Suelen consumir lombrices, grillos, cochinillas, hormigas, mosquitos, moscas y retoños de pasto. Además, sus cuidadores pueden mejorar su alimentación con germinado de lenteja y trigo.

0: de producción ecológica. Las gallinas se crían en gallineros de los cuales pueden salir libremente a picotear la vegetación, escarbar en el suelo y darse baños de arena. También disponen de escalones donde subir a descansar, nidos para poner sus huevos. La forma de producción está regulada por una normativa específica certificada por los Consejos Reguladores de la Agricultura Ecológica, incluyendo en sus envases el sello distintivo comunitario. (Fijate cómo es este sello en nuestro país más abajo en "Cómo identificar un producto orgánico").

1: de campo. Las gallinas viven igual que las 0 pero sus huevos no obtienen la certificación de "ecológicos" de los consejos reguladores. También los llaman "camperos" o "pastoriles".

2: de suelo. Las aves mueven en libertad en el interior de un gallinero cubierto, lo que les permite interactuar entre sí y con el medio. También disponen de escalones donde subir a descansar, nidos y material para que escarben y picoteen.

3: de jaula. Las gallinas se alojan en grupos reducidos, pueden escarbar y picotear pero no se mueven libremente.

Cómo identificar un producto orgánico

Los productos orgánicos en Argentina se encuentran identificados en su rótulo con el sello "Orgánico Argentina". Este logo está respaldado por la Resolución 1291/2012 del ministreio de Agricultura, Pesca y Ganadería de la Nación, e identifica a los productos que garantizan su calidad orgánica mediante la certificación de sus sistemas productivos y posterior elaboración. Los productos pueden ser rotulados como "Orgánico", "Ecológico", "Biológico», "Eco" o "Bio".

Según explican en Mapo Orgánicos Argentinos, gracias al estricto control oficial a cargo del SENASA y las empresas certificadoras nacionales, Argentina es hoy uno de los países abastecedores de productos orgánicos más confiables del mundo. Para identificarlos fijate que contengan en su rótulo el sello Orgánico Argentina y el sello de la certificadora.

Por qué no es conveniente abolir el huevo de la alimentación

- Tiene proteínas de alto valor biológico para la reconstrucción celular. Las proteínas tienen la función de fabricar y reparar tejidos. El huevo es considerado el alimento con mejor calidad proteica por el equilibrio que tiene en los aminoácidos que son los eslabones que forman las proteínas.

- Tiene ácidos grasos de los buenos para proteger el corazón. Tiene grasas mono y poliinsaturadas que hacen bien a todo el organismo y protegen la salud cardiovascular (el llamado colesterol "bueno")

- Tiene colina para el desarrollo cerebral. Es un neurotransmisor que interviene en el desarrollo de las células cerebrales, tiene relación con la memoria y es muy importante que las mujeres embarazadas consuman huevo para favorecer el desarrollo cerebral del bebé.

- Tiene zelenio y zinc, dos antioxidantes muy importantes para fortalecer el sistema inmunológico fundamentalmente.

- Mito de la yema y su alto colesterol. Es cierto que tiene colesterol "malo" (las grasas saturadas de las que hay que consumir poco) pero tu cuerpo no lo absorbe. De 250 miligramos de colesterol solamente el cuerpo absorbe un 30 por ciento, no va a aquedar todo eso dentro de nuestro organismo.

Cómo suplantar el huevo si seguís una dieta vegana

- Proteínas. Si no consumís huevos vas a necesitar complementar las proteínas usando mucha variedad de alimentos, de legumbres fundamentalmente.

- Colinas, zeaxantinas y licopenos. La colina y los pigmentos que tiene la yema del huevo las zeaxantinas, los licopenos que le dan color a la yema tienen una capacidad muy alta en antioxidantes que protegen nuestras células, todo eso lo tendrán que buscar en los vegetales haciendo una selección bien variada de alimentos (vegetales de todos los colores).

Dos datos super importantes

- Guardalo en heladera. El huevo fresco es el que tiene no mas de 28 días desde que fue puesto y es importante guardarlo dentro de la heladera, no en la puerta.

- No lo laves. Tampoco hay que lavarlo porque tiene una película que protege la cáscara porosa e impide que entren bacterias dentro del huevo. Sí se puede lavar antes de cocinar o utilizar para cocinar.

Experta consultada: Licenciada en nutrición Andrea Rochaix (MN 1506), coordinadora del grupo de Comunicación y Educación Nutricional de la Sociedad Argentina de Nutrición. FB: @Lic.AndreaRochaix

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.