PLACERES / Restaurantes. De malandra, sólo el nombre