srcset

Alimentación saludable

De la nutrición al teatro: "El brócoli es el malo de la película"

Jimena Barrionuevo
(0)
29 de octubre de 2019  • 15:59

La papa y el brócoli. El villano y la heroína en la alimentación de los más chicos. Esos fueron los actores que la nutricionista Paula Herrou (41) eligió como protagonistas de una obra de teatro pensada por y para niños que ella misma ideó a lo largo de los últimos años y que logró montar con mucho esfuerzo y dedicación. "Elegí a la papa porque aún no conocí a nadie que no le guste la papa, y porque es una de las que más (sino la que más) se consume, y al brócoli porque me pareció que era el de peor fama de alguna manera, el que se nombra cuando hay que pensar en algo que no gusta, lo sentí como el malo de la película".

La preocupación por buscar la forma en que los más chicos de la casa pudieran incluir a las verduras en su dieta cotidiana surgió antes del nacimiento de los hijos de Paula. Fue cuando coordinaba talleres sobre alimentación saludable con familias o con personal de instituciones educativas. En esos espacios casi siempre surgía la inquietud de que los chicos no querían comer verdura. "Los adultos sabían que era importante, pero muchos manifestaban que los chicos no las querían. Me parece que muchas veces es así y otras veces somos los adultos los que tenemos ese prejuicio o esperamos que los chicos coman algo que nosotros no comemos. Entonces, además de seguir trabajando con los adultos, quise hacer algo también desde otro lugar, trabajando directamente con los chicos, o con grandes y chicos juntos", explica.

Las verduras siempre habían estado presentes en su vida. Y, lejos de presentar un problema, sus recuerdos son de platos de la infancia hechos con verduras, que comía en su casa y la de sus abuelos. "La tarta Pascualina y la sopa de verduras de mis abuelas me encantaban, estaban hechas con amor y se sentía. También recuerdo los zapallitos rellenos, la acelga con salsa blanca, los budines, los canelones verdes y las ensaladas". Las verduras estaban presentes en casi todas las comidas durante la infancia de Paula, era natural que hubiera verduras. Por supuesto algunas le gustaban y otras no tanto, pero se comía lo que había y tanto ella como sus hermanos fueron aprendiendo a comer de todo. Siempre bastante variado y casero.

Con ese pasado como bagaje, cuando terminó la secundaria Paula sintió la necesidad de tener una profesión que le permitiera ayudar a otros, deseaba que su trabajo tuviera un sentido además del económico. Pero había una razón aún mas fuertes para que eligiera la nutrición como el camino a recorrer. "En mi adolescencia luché mucho con mi peso y sentía que tenía que haber otra forma de abordar la alimentación que no fuera sufriendo. Me gustaban mucho biología y química en el colegio, además de todo lo artístico".

Paula lo sabía a ciencia cierta y trataba de transmitirlo en cada consulta que recibía: el consumo de verduras es fundamental durante toda la vida, y en los primeros años es donde se forman los hábitos que muy probablemente perdurarán hasta la vida adulta. Fuente de vitaminas, minerales, fibra, agua y otras sustancias importantes para la salud, es de suma importancia ofrecerlas a los niños pequeños y que formen parte de una alimentación saludable.

"Algunos niños necesitan que les ofrezcamos ciertos alimentos muchas veces antes de aceptarlos, a veces más de diez. Se puede probar de diferentes maneras y en distintas preparaciones. En el caso de las verduras, ofrecer variedad, de distintos colores y texturas, puede ser que le guste una verdura de determinada manera o en determinada preparación y en otra no, como a veces nos pasa a los adultos. Necesitamos tener mucha paciencia e intentar conservar la calma si lo rechazan; sé que a veces esto no es fácil y uno se frustra. Siempre ofrecer, nunca obligar ni presionar de ninguna manera".

Además, es fundamental el ejemplo. Para eso, las verduras tienen que formar parte de la alimentación familiar y que los chicos vean que los adultos las comen con naturalidad. "Si nosotros nos alimentamos de manera saludable y variada y ofrecemos una alimentación saludable y variada a nuestros hijos, lo más probable es que ellos también la incorporen. A veces da trabajo, a veces mucho, pero es una inversión para toda la vida".

De allí surgió la necesidad de ir un poco más allá y apostar por lo lúdico como forma de enseñar. "Tenía ganas de armar algo para chicos desde hacía tiempo, y siempre me gustó trabajar de diferentes maneras y divertirme haciéndolo. Conocí a una actriz italiana que estaba trabajando en temas de educación para la salud a través del teatro y me pareció genial. Así que pensé en hacer algo similar con la alimentación. Escribí un primer guión y con la actriz Laura Mariotti le dimos forma y empezamos a ofrecerla y actuarla en 2010".

La historia era sencilla y atractiva para los niños: la señora Brócoli estaba triste porque muchos chicos no la conocían o no la querían probar, ni a ella ni a las demás verduras. En cambio, la señora Papa en cambio, se sabía muy querida por todos. Un día se conocen en la verdulería de Don José, y la señora Papa entiende la importancia que tienen todas las verduras para la salud. Juntas idean un plan para que los chicos conozcan al resto de las verduras, las prueben y se hagan amigos. En esas primeras puestas en escena, Mariotti actuaba y Paula manejaba el títere de Papa con pollera.

"Después de una pausa por mi propia maternidad (en la cual edité el libro El súper plan de Papa y Brócoli, cuyas páginas recorren la misma historia), retomé la obra con María Laura Bordalejo quien aportó muchísimo también, desde la producción, la música, entre otras cosas. Hoy actúa María Laura y yo participo al final como la nutricionista, ya no como Papa. Es una hermosa obra musical, estoy muy contenta con el resultado".

La voz del especialista

La Dra Cecilia Avancini es Jefa de Pediatría de Vittal y en este audio explica cómo se forma el gusto de los niños, desde los últimos meses de gestación hasta que llegan a los 4 a 5 años. Además, aconseja cómo incorporar los primeros alimentos y de qué forma ofrecer nuevas opciones en los más chicos.

Compartí tu experiencia

Si viviste alguna experiencia que mejoró tu bienestar y calidad de vida (puede ser médica, alimenticia, deportiva, un viaje, sentimental, profesional o de otra índole), y querés compartirla en esta columna, escribí a bienestarlanacion@gmail.com

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.