De la Quiaca a Ushuaia: 10 paradas para un roadtrip por la ruta 40

Las Salinas Grandes, uno de los imperdibles de esta provincia norteña.
Las Salinas Grandes, uno de los imperdibles de esta provincia norteña.
(0)
26 de noviembre de 2019  • 12:17

Texto y fotos gentileza de Gianni Cersósimo y Mujeres en Ruta.

Cuando empezamos a contarlo, muchos nos cuestionaban: ¿cómo íbamos a recorrer en tan solo un mes y al volante la mítica Ruta 40, conectando el extremo más septentrional del país con el más austral? Pero si de algo estábamos convencidas al iniciar este desafío al que llamamos #MujeresEnRuta, era de que podíamos hacerlo. Más de un año de preparación fue necesario para lograrlo, pero el objetivo siempre estuvo firme: demostrar que las mujeres podemos lograr lo que nos propongamos y desmitificar los prejuicios de nuestro género al volante.

Sabíamos que el proyecto sería mucho más que un viaje, que constituiría un desafío que nos permitiría llevar un mensaje profundo: de libertad, de confianza, de perseverancia, de unión, de valentía y de inspiración femenina a lo largo de todo el país. Acá te compartimos una pequeña selección de los increíbles lugares que recorrimos.

Jujuy: Tilcara

La primera provincia que recorrimos fue la capital nacional de la Pachamama. Decidimos hospedarnos en Tilcara, lugar estratégico para, desde allí, poder recorrer a bordo de la camioneta pueblos aledaños como Humahuaca y Purmamarca y maravillas naturales como las Salinas Grandes.

Con diversos tipos de hospedajes -desde hoteles boutique hasta hostels y campings-, cafecitos y negocios para comprar tentadoras artesanías locales, en Tilcara todas las construcciones conservan el particular encanto de un pueblo que, pese al crecimiento, no pierde sus costumbres.

Los imperdibles para visitar en cualquier época del año en Tilcara son: el Pucará (uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la Argentina), el Jardín Botánico de Altura, la Garganta del Diablo y la Cascada.

Salta: Quebrada de las Flechas

Previo a iniciar la travesía, habíamos leído que la Ruta 40 pasa por terrenos muy diversos: caminos asfaltados, tramos de arena y de ripio, caminos de cornisa y otros que atraviesan pueblos. Habiendo superado el desafío que supuso atravesar el serpenteante Abra del Acay pasado el atardecer, no creímos que la Ruta 40 volviera a sorprendernos tan rápido. Para nuestro asombro, así lo hizo cuando recorrimos en Salta una espectacular quebrada, en la que nos sentimos en la luna.

La Quebrada de las Flechas, ubicada en el corazón de los Valles Calchaquíes, entre Cafayate y Angastaco, presenta espectaculares formaciones rocosas de aspecto extraño, que parecen flechas -de ahí su nombre-, que sobresalen hasta 50 metros por encima del terreno.

Conduciendo lentamente para disfrutar y fotografiar el paisaje lunar, continuamos rumbo a Cafayate, una zona excepcional no solo por la calidad de su producción de vino, sino también por su belleza.

La Rioja: Parque Nacional Talampaya

Con una superficie de más de 210 mil hectáreas, de las cuales solo el 5% está abierto al público, y exhibiendo imponentes cañadones y rectos y altísimos paredones rojizos de 150 metros de altura, el Parque Nacional Talampaya no tiene nada que envidiarle al Cañón del Colorado.

Ubicado sobre el centro oeste de la provincia de La Rioja, es un área protegida que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2000 y nombrado este año como Maravilla Natural Argentina.

Tan pronto como ingresamos al parque y pudimos vislumbrar lo majestuoso del paisaje, nos sentimos ínfimas, reducidas frente a la imponente naturaleza. Estacionamos la camioneta y realizamos la excursión guiada en minibús por el cauce del Río Seco Talampaya, a través del cañón que lleva su nombre, deteniéndonos en cada una de las cuatro estaciones que ofrece el itinerario, y brindamos con un rico torrontés. Por momentos, perder la vista en los muros de arenisca rojizos y con formas caprichosas activa un efecto hipnótico.

San Juan: Parque Nacional El Leoncito

"¡Qué afortunadas son!, el cielo de San Juan es uno de los cinco más hermosos del mundo, acampar acá es una experiencia inolvidable", exclamó tan pronto como nos vio José, intendente del Parque Nacional El Leoncito, ubicado en el extremo suroeste de la provincia de San Juan, en el límite con Mendoza. Este Parque Nacional es el único del sistema de áreas protegidas de nuestro país en el que el cielo es tan diáfano que se reconocen varios de los astros y planetas del sistema solar.

Luego de haber armado minuciosamente la carpa, nos dirigimos hacia la Estación Astronómica Carlos Cesco -para llegar a ella hay que recorrer un camino serpenteante en continuo ascenso, lo mejor es hacerlo en vehículo-. Allí la magia se produjo y lo que nos dijo José se hizo realidad. Pudimos observar la Luna, Saturno, Júpiter y diversos astros, ¡experiencia que no olvidaremos!

Para quienes visiten el parque, el observatorio ofrece todo el año visitas guiadas diurnas y nocturnas. El camping no cuenta con energía eléctrica, pero sí con mesas, parrillas, quincho y sanitarios con ducha con agua caliente.

Mendoza: San Rafael

Como siempre, el cielo estaba celeste en la tierra del sol y del buen vino. La jornada era inmejorable para descubrir lo que nos esperaba en el paraje Las Tinajas, camino a San Rafael.

En medio de los cerros de la Sierra Pintada, nos recibió Gabriel, dueño del recinto, y empezamos a jugar y a sentirnos un poco deportistas extremas en los Puentes Tibetanos (colgantes) del Parque de la Aventura. Disfrutando del desafío, que siguió con rappel y tirolesa, pudimos deleitarnos con las increíbles vistas del lugar.

Si hay un destino de nuestro país que se destaca por su amplia oferta de actividades de turismo aventura, es San Rafael, por ello la adrenalina no terminó en el Parque de la Aventura. Esa misma tarde, el pintoresco río Atuel fue testigo de nuestras sonrisas y gritos de alegría mientras practicábamos rafting. Brian, nuestro guía en aquella aventura, nos explicó a las cinco de qué manera debíamos remar y atravesar los distintos tipos de saltos del río para que el gomón azul marino no se diera vuelta. Bastante mojadas pero felices, festejamos con los remos alzados ante cada ola superada.

Neuquén: Villa Pehuenia

No podríamos haber llegado a mejor lugar para celebrar la mitad del desafío al volante que a Villa Pehuenia.

Rodeada de volcanes, altísimas cumbres y con el inmenso lago Aluminé a nuestros pies, esta aldea de montaña nos enamoró con sus cabañitas, casas de té y hosterías que se asoman por el imponente bosque de araucarias y pinos.

En nuestro paso por este pueblo inolvidable conocimos el cerro Batea Mahuida, donde, además de disfrutar de los últimos rastros de nieve, charlamos con Mary, una tejedora integrante de la comunidad mapuche Puel que vende allí sus creaciones.

Además, paseamos por impresionantes paisajes con la cordillera de testigo y disfrutamos de playitas de arena blanca y agua transparente. Sí, nuestro paso por Villa Pehuenia fue una perfecta postal en medio de la cordillera.

Río Negro: Bariloche

Rodeada de bosques milenarios, montañas y lagos azules, "Bari", como llaman los locales a la ciudad, es un lugar ideal para disfrutar en cualquier estación del año y uno de los destinos turísticos más elegidos por viajeras argentinas y del mundo. No podía ser la excepción para nuestro desafío, no solo porque la mítica Ruta 40 pasa por la ciudad, sino también por su imponente belleza para pasar unos días.

En la ciudad hay tanta oferta de actividades para hacer que nos fue un poco difícil elegir. Después de comprar unos ricos chocolates barilochenses, optamos por recorrer el tradicional Circuito Chico, un paseo de medio día en el que en sus aproximadamente 60 km recorrimos las orillas del famoso lago Nahuel Huapi, hasta el emblemático Hotel Llao Llao, lugar donde nos hospedamos para pasar una noche a puro lujo y relax.

Disfrutamos de bosques, lagos y montañas, parando en el cerro Campanario, donde encontramos una vista panorámica insuperable (una de las mejores siete de Sudamérica), y en el lago Moreno, para disfutar de sus playas.

Santa Cruz: Glaciar Perito Moreno

Si bien algunas ya conocían el lugar y otras no, hay algo que es increíble: el glaciar Perito Moreno, dentro del Parque Nacional Los Glaciares, en Santa Cruz, quita el aliento siempre. No importa que se lo haya visitado una, tres o cinco veces; la emoción que se siente al estar frente a tamaño espectáculo de la naturaleza y una de las maravillas naturales de la Argentina es inevitable.

Apreciamos la enorme masa de hielo a través de sus pasarelas y balcones, aproximándonos lo más que pudimos a la pared norte del glaciar, y permanecimos allí por más de seis horas, agotando las memorias de las cámaras y teléfonos.

Pudimos vislumbrar algunos desprendimientos de hielo que luego flotaban en el Lago Argentino, quedándonos maravilladas con el sonido atronador que producían. Todos nuestros sentidos estaban puestos a disposición del disfrute.

Para visitar este Parque Nacional, conviene hospedarse en alguna hostería de Calafate.

Santa Cruz: El Chaltén

La cumbre del Fitz Roy se impone en el paisaje chaltenense.
La cumbre del Fitz Roy se impone en el paisaje chaltenense.

A poco más de 200 km de El Calafate, el imponente cerro Fitz Roy nos dio la bienvenida a la "capital nacional del trekking", una parada muy esperada del recorrido.

La atmósfera de El Chaltén es totalmente distinta a la de otros destinos del sur de nuestro país. Es relajada, amigable, chill, dirían los angloparlantes. Caminando por las calles del pueblito nos sentimos como en la Torre de Babel: viajeros del mundo entero hablando distintas lenguas llegan allí para explorar los cerros y glaciares que rodean el lugar. ¡Es que, para los amantes del senderismo, El Chaltén es la Meca!

El cansancio de los ya veinticinco días en ruta no nos hizo mella. Temprano por la mañana -cargando provisiones y varios litros de agua-, estábamos listas para la aventura por los paradisíacos senderos que atraviesan bosques llenos de magia en El Chaltén. Luego de unas horas de caminata y tras un pequeño descanso en Poincenot, llegamos a la laguna Capri, desde donde pudimos apreciar todo el cordón formado por el cerro Eléctrico. El reflejo del Fitz Roy sobre la laguna fue el mejor regalo que podíamos recibir. Todo valió la pena.

Tierra del Fuego: Tolhuin

Tierra del Fuego fue la última provincia que atravesamos en el desafío. Luego de cruzar en balsa a Río Gallegos (camioneta incluída), y tras casi 5000 km recorridos, llegamos a Tolhuin, destino ideal para recargar energías previo a culminar en Ushuaia nuestro mes en ruta. En la ciudad se puede disfrutar de trekkings, como el que hicimos nosotras admirando el lago Fagnano, también cabalgatas, mountain bike, canotaje, paseos en cuatriciclos y travesías en 4x4. Desde allí, la visita al Lago Escondido es obligada.

MUJERES EN RUTA

Quiénes son:

  • Gianni Cersósimo (IG: @giannicersosimo) dio la vuelta al mundo viajando sola, escribe sobre viajes para inspirar a otras mujeres y trabaja para Lonely Planet.
  • Sofi Prado (IG: @sofimprado) es fotógrafa documental y recorre el mundo entero fotografiando y documentando celebraciones con su proyecto Celebraciones del Mundo.
  • Flor Gasparotti (IG: @malabaresdeviaje) es bloguera de viaje y comparte en Instagram sus aventuras alrededor del globo junto con su compañero de vida.
  • Flor Zaccagnino (IG: @viajeydescubra) es bloguera de viajes y cofundadora de Hispanic Travel Blogger. En sus redes comparte sus aventuras con sus lectores y seguidores.
  • Tami Panet (IG: @viajaresvivir__) comparte sus experiencias de viajes junto consu pareja en su blog y su cuenta de Instagram.

Texto y fotos gentileza de Gianni Cersósimo y Mujeres en Ruta.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.