Decretos

(0)
22 de diciembre de 2009  • 11:12

"Vos estás en un momento en el que todo te tiene que resbalar", me dijo ayer Salvador, el marido de mi mamá. Me había hecho malasangre a raíz de una pavada (un tema de plata) y ya estaba con toda la uña del dedo gordo cortada (por no decir comida).

"Tengo que recapacitar", pensé después. "Voy a soltar este craneo mental y mañana voy a ir por más".

Al diablo con mis razones, al diablo con mi verdad, al diablo con la mala onda, al diablo con la inseguridad.

Hoy hago las paces con todo y con todos.

Hoy acepto a mis detractores, a mis menos amigos, a los gruñones, a cualquiera de mis vecinos. Me amigo con las personas que no entiendo y con aquellas a las que temo. Me amigo con las envidias, con los dolores, con los celos.

Hoy, ante todo, me reconcilio con mis errores. Me perdono mi soberbia, mis excesos, mi sentimentalismo, mi ignorancia, mi veneno.

Hoy no siento ninguna culpa de ningún tipo.

Me merezco lo mejor.

Me permito ser la que soy.

Hoy me acepto.

¿Y Uds.? ¿Con qué y con quiénes hacen las paces en este preciso momento? ¿Se animan a hacer sus decretos?

PD: ¡La foto de China es del año pasado! No saben lo amorosa que es Lorena, la mujer que nos cuida y atiende desde ayer. Esta mañana le trajo a Chini un DVD de Nemo y ahora la está bañando en la piletita del patio.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.