Descanso en el paraíso: Islas Vírgenes británicas

Un archipiélago con agua turquesa, arena blanca y propuestas nocturnas para desconectarte de todo
Crédito: Dani Dini
Un archipiélago con agua turquesa, arena blanca y propuestas nocturnas para desconectarte de todo
Daniela Dini
(0)
15 de febrero de 2016  • 00:40

Llegar es toda una experiencia y el viaje es parte del recorrido para desenchufarte antes de desembarcar en sus playas idílicas. Las Islas Vírgenes Británicas son un archipiélago de sesenta islas y cayos, emplazado en el canal de Drake, a cerca de 80 kilómetros al este de Puerto Rico, en la región noroeste del mar Caribe.

Tortola

Es la isla capital y el epicentro comercial del archipiélago, donde vive el 80% de los habitantes. Su capital es Road Town, y Main Street, la calle principal para hacer compras. Para una noche de fiesta, probá el rum punch del bar Cane Garden Bay; para una cena romántica, buscate una mesa con vista a la bahía en Bananakeet. Si tu viaje coincide con la luna llena, imperdible visitar Bomba Shack, un barcito en la playa famoso por sus full moon parties.

A las casas típicas no les falta color, como esta de souvenires en Tortola, la isla capital
A las casas típicas no les falta color, como esta de souvenires en Tortola, la isla capital Crédito: Dani Dini

Tanto en Tortola como en casi todas las BVI, no hay prácticamente arrecifes y las playas son públicas, lo que implica que se puede anclar, literalmente, en cualquier lado. Un súper plan para aprovechar esto es alquilar un barco, hacer vida onboard e ir de isla en isla. Suena de película y, si bien hay barcos muy lujosos, hay precios adaptados a embarcaciones más sencillas. Un catamarán por siete días para cuatro, con capitán y chef incluidos, puede rondar la base de US$ 450 diarios por persona.

Virgin Gorda

Dentro del archipiélago, esta es la tercera isla en cuanto al tamaño, a la vez que es el segundo punto turístico más importante de la región. Tiene con qué: el Parque Nacional The Baths es uno de los atractivos más fuertes de todo el destino.

Izquierda: una cueva entre las rocas en el Parque Nacional The Baths. Derecha: el Painkiller es el trago típico, a base de ron, jugo de ananá y de naranja 
y leche de coco
Izquierda: una cueva entre las rocas en el Parque Nacional The Baths. Derecha: el Painkiller es el trago típico, a base de ron, jugo de ananá y de naranja y leche de coco Crédito: Dani Dini

Es una escenografía casi surrealista: rocas gigantes que se formaron en la prehistoria por la actividad volcánica conviven con una playa que parece salida de los sueños. El resultado de ese mix inesperado es una serie de cuevas naturales por las que se puede nadar hasta perderse como si se estuviera en un laberinto, además de hacer snorkel. Parte del trayecto de cuevas desemboca en Devil’s Bay, una piscina natural impresionante.

De isla en isla

Las playas conservan detalles que las mantienen vírgenes. A la derecha un camino en el Rosewood Little Dix Bay
Las playas conservan detalles que las mantienen vírgenes. A la derecha un camino en el Rosewood Little Dix Bay Crédito: Dani Dini

Peter Island: si en tu viaje buscás un destino con mucho glamour, esta isla te va a encantar. Es una isla privada de 700 hectáreas que alberga un resort y spa de lujo. Está al sudeste de Virgin Gorda y para llegar hay que tomar un ferry que navegará por el canal de Drake hasta llegar a destino. Ahí se puede optar por alguna de las 52 habitaciones o elegir una de las tres villas y dedicarse a los deportes acuáticos (siempre está el snorkel, pero el stand-up paddleboard y el windsurf la rompen) o a la inmersión total en el spa. Si no querés quedarte a pasar la noche, también se puede ir por el día y almorzar frente a la playa. www.peterisland.com

Crédito: Dani Dini

Anegada y Jost Van Dyke: de origen volcánico y montañoso, Jost Van Dyke es la más pequeña de las cuatro islas principales del archipiélago; y Anegada es la única que es de coral, lo que la hace lisa y llana. Las amantes del buceo pueden recorrer la Horseshoe Reef, la cuarta barrera de coral más grande del mundo.

Crédito: Dani Dini

Necker Island: es la isla con el toque celebrity: acá veranean Beyoncé, Rihanna y hasta la familia real inglesa. Funciona como un resort con filosofía sustentable súper exclusivo, en sus 300.000 m2. Es del millonario Sir Richard Branson, dueño de Virgin Group, que creó su paraíso personal muy cerca de Virgin, y visitarla es un plan divertido para jugar a ser parte de los ricos y famosos por un rato.

Crédito: Dani Dini

Dónde dormir

Un formato típico es el de las "villas", casas con cocina y hasta piscina privada. Villa Aquamare es una de las más famosas en Virgin Gorda. El Rosewood Little Dix Bay tiene villas, habitaciones convencionales y tree-houses.

Cómo llegar

Se puede volar hasta Miami (desde $11.299), conectar a St. Thomas (desde US$ 700) y luego tomar un ferry a la isla elegida. También se puede arribar vía San Juan de Puerto Rico. Más info en: www.lan.com; www avantrip.com

Datos útiles

La temperatura promedio es de 28 °C, con máximas de 35° en julio, el mes más caluroso.

La época de mayor humedad, entre septiembre y diciembre.

A pesar de ser parte del Reino Unido, la moneda oficial es el dólar estadounidense.

¿Qué te pareció el destino? También te mostramos Imperdibles: clásicos y nuevos para disfrutar en Mar del Plata

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.