Deseos de generar una estética con sello propio

Jóvenes que ansían un futuro mejor
(0)
29 de diciembre de 2001  

Bautizaron su estudio Perfectos Dragones, no por alguna veleidad mística, sino por la calle porteña sobre la cual está ubicado. "De algo estuvimos seguros: no queríamos terminar la Facultad, tener un título y no saber qué hacer", afirman.

Su apuesta es la interdisciplinariedad. Por eso, el grupo está integrado por los diseñadores industriales Gustavo Stekolschik, Matías Zuckerman (foto) y Federico Churba, las diseñadoras gráficas Leticia Churba y Débora Hirsch, y la diseñadora en indumentaria Mara Zuckerman.

Llevan un año juntos y tienen un balance positivo de la experiencia. "Una de las claves es que no nos paralizamos; frente a las dificultades del país, nosotros seguimos igual", asegura Mara. La flexibilidad y la mirada atenta a lo que ocurre en el mercado también los caracteriza. Comenzaron trabajando con productos de diseño elaborado y materiales de excelente calidad. Pero los efectos de la crisis se hicieron sentir, y debieron cambiar de estrategia: "Lo que empezamos a hacer ahora son productos de buen diseño, pero más económicos". La venta al exterior es otra alternativa: "El mercado local está limitado, así que estamos viendo la posibilidad de llevar nuestros diseños a otros países", afirman. Londres es uno de los objetivos, dado que Matías trabajó durante tres meses en los estudios del renombrado Terence Conran. De esa experiencia surgieron contactos que se proponen seguir desarrollando.

Lo suyo, entonces, es una apuesta a la creación constante: "Nos gusta venir al estudio: hay un clima de trabajo excelente -asegura Gustavo-. Vamos probando materiales nuevos, técnicas. Nuestro lema es No quedarnos sentados."

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.