Discos. Lo nuevo de Minimal, con aire de zambas y chacareras

Fuente: Archivo
Alejandro Lingenti
(0)
21 de enero de 2020  

Una reunión familiar terminó propiciando un gran disco. La historia detrás de Ahora sí, el álbum con el que Ariel Minimal revive su carrera solista luego de 13 años de silencio (desde 2006, cuando apareció Un día en el maravilloso mundo de Ariel Minimal), está relacionada con la casualidad y la memoria emotiva, tal como queda claro con el relato de su propio protagonista. "A principios de este año, estuve en un cumpleaños que se hizo en la casa de mi hermano [el popular locutor Bebe Sanzo] y él me estaba mostrando unas reformas que había hecho. Cuando me muestra un placard que transformó en vestidor, veo tirada en un costado una vieja guitarra criolla, la primera que tuve, la primera guitarra de la familia Sanzo. Un modelo barato, de 1976. La compraron mis viejos en Antigua Casa Núñez. Con esa guitarra aprendí a tocar. Estaba medio cascoteada: descolada, con unas clavijas que no andaban... Me la llevé con la idea de reconstruirla. Se la di a un luthier que le hizo un arreglo básico. Y, cuando pude tocarla, me di cuenta de que sonaba exactamente igual a como sonaba en aquella época, fue un flash".

Ahora sí está directamente relacionado con ese momento mágico en el que Ariel viajó imaginariamente en el tiempo hacia fines de los 70, cuando todavía no soñaba con que iba a fundar una banda con 25 años de trayectoria, que ya lleva grabados más de 20 discos: Pez, que este año editó Kung Fu, 13 canciones que pueden leerse como enérgico descargo contra las acusaciones anónimas de abuso que los integrantes de la banda sufrieron el año pasado.

"Fue un impacto reencontrarme con esta guitarra", cuenta Minimal, también exmiembro de Los Fabulosos Cadillacs. "Muy pronto compuse una canción -«Algo mejor», el track 6 del disco-, la grabé y me di cuenta de que, por el estilo, podría estar bueno meterle un bombo. Y ahí me acuerdo de Martín De Soto, un músico que envió al Facebook de Pez una versión del tema «El viaje» en la que él toca bombo, guitarra y violín, además de cantarla. A Martín lo invitamos a un show en Vorterix, en el que hicimos un bloque folclórico. Me gustó mucho lo que hizo, entonces lo llamé para que se sumara al disco".

El resultado de todo este cuento con final feliz es un disco de 12 canciones dulces, bellas y emotivas en las que Minimal vuelve a dejar en claro su estatus de gran compositor e intérprete, capaz de moverse con la misma soltura en terrenos tan distintos como el punk, el rock progresivo, la canción pop y el folclore.

"Este no es un disco de folclore tradicional porque yo desconozco las reglas del género. Pero hay aires de chacarera y zamba", analiza el experimentado músico. "Estudié guitarra con un profesor que me hacía tocar folclore, y eso en algún lugar quedó flotando. Toda mi vida compuse con la rítmica ternaria, pero cuando esos temas pasaban por el filtro de Pez, se convertían en otra cosa".

El repertorio de Ahora sí incluye canciones inéditas, creadas especialmente para el disco, algunas versiones de Pez, una preciosa relectura de "El mirlo" con Florencia Ruiz (ya lo habían grabado juntos en Ese impulso superior, álbum de 2008) y una canción titulada "Huerta grande" en la que brilla otro invitado de lujo, Litto Nebbia. El proceso de creación del disco motivó también una exploración por el rico universo del folclore en el que Minimal se enamoró de la música del Dúo Coplanacu, de Raúl Carnota ("una especie de Hendrix del género", arriesga él), y de Los Chalchaleros ("que serían como Metallica", grafica). "También me gustan muchas de las cosas que hacen Los Tabaleros, que son más jóvenes y tienen un vínculo evidente con el rock", agrega Minimal, que se presentó el 29 de diciembre en el Brio Fest!, que se llevó a cabo en la playa de Punta Alta con entrada libre y gratuita. "Pero, ojo, no es que ahora me paso el día escuchando folclore", aclara. "Lo más normal es que, si pasás por casa, escuches que está sonando un vinilo de Cheap Trick".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.