Dónde probar cocina latinoamericana en Buenos Aires

Fuente: Brando
Casi sin marketing pero con tanta intensidad como la peruana o la mexicana, la cocina del resto del continente es un secreto para despabilar el paladar porteño.
(0)
9 de enero de 2012  • 16:09

La cocina latinoamericana profunda es tan inexplorada como la africana o las de otras latitudes con marketing escaso. Por supuesto que hay algunas, como la mexicana o la peruana, que han logrado su merecido reconocimiento, pero son casos especiales: ambas cocinas son acabados testimonios de culturas prehispánicas –la azteca y la inca, respectivamente– y ambas han recibido sucesivas influencias de otros pueblos que, al sintetizarse, les fueron otorgando su singularidad. Pero ¿qué pasa con la cocina venezolana ? ¿Y con la la colombiana ? ¿Se limitan a combinar la cantidad exorbitante de frutas tropicales de que disponen? ¿Y la comida chilena en qué se especializa? Lo que se come en esos países es un misterio aún en una plaza gastronómica tan diversificada como la nuestra. Pero, como el que busca encuentra, logramos dar con los exclusivos locales, únicos en su género, que en Buenos Aires hacen gala de estos escondidos recetarios.

Fuente: Brando
La Arepera

Alejandro Purcaro es un argentino que vivió algunos años en Isla Margarita y cuando volvió a nuestro país sintió una nostalgia para nada tanguera. Extrañaba ese plato sencillo y gustoso que es el alma de la comida venezolana: la arepa. Para mitigar su abstinencia fue que decidió, junto con su novia, Florencia Casal, poner nada menos que el primer restaurante de comida venezolana de Buenos Aires. Un lugar adonde pudieran acudir tanto agradecidos venezolanos radicados en el país como curiosos por probar las delicias inexploradas.

La pareja cuenta que una vez embarcados en el proyecto, se encontraron con una traba que parecía imposible de atravesar. La "harina pan", principal ingrediente con que tradicionalmente se elaboran las arepas, no podía importarse. Aclaremos: las arepas son unas tortillas hechas con harina de maíz blanco, que se comen con diferentes rellenos y salsas. Frente a la adversidad, la solución que imaginaron fue mejor que el plan original: elaborar ellos mismos la harina, moliendo los choclos de igual manera en que lo hacían los pueblos originarios. Así es como en La Arepera, tanto en su salón como en su fresco patio, pueden probarse arepas como "La reina pepiada", rellena de pollo, aguacate (palta) y mayonesa, o la llamada "De pabellón", que trae carne desmechada, porotos negros, plátano frito y queso blanco rallado.

El otro hit de Venezuela es la cachapa, una tortilla de choclo amarillo y queso blanco (un queso salado y fresco especial de allá) que es un manjar. Hay entradas típicas venezolanas, como plátano frito acompañado de la guasacaca (una salsa verde muy aromática) o los tequeños, que son unos bastoncitos de queso envueltos con harina de trigo frita. La última incorporación al menú son los postres típicos: la torta tres leches, que es similar a la peruana; el quesillo, un flan más suave que una nube, y la tarta mousse de Parchita, con la más apasionada fruta del caribe: el maracuyá. La comida venezolana tiene sabores tan inolvidables como sus soleados paisajes. Hay que descubrirlos.

Estado de Israel 4316, Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Teléfono: 15-6463-1229

www.facebook.com/Arepera-Buenos-Aires

http://guia.lanacion.com.ar/restaurantes/arepera-buenos-aires-re20785

Fuente: Brando
Oro y Candido

Oro y Cándido es un mix entre restó moderno, bodegón tradicional y almacén de ramos generales. Lo que allí se prueba podría denominarse a grandes rasgos como comida argentina, pero con algunos matices. No vamos a comer una architípica humita, ni un convencional asado, ni un rico pero trillado revuelto gramajo. Se trata de una reformulación de la cocina argentina, en el contexto de las nuevas cocinas latinoamericanas.

La historia de este lugar se inicia a fines de los 90. En ese entonces, mientras la cultura porteña rebosaba de consumos importados, Marcelo Epstein –uno de los socios de Oro– decidió meterse en un emprendimiento bastante contracorriente: una distribuidora llamada Sabores de la Argentina, destinada a rescatar ingredientes tan típicos de nuestro país como olvidados. Almíbares norteños, ahumados patagónicos, carnes exóticas pero autóctonas (como la llama, el yacaré y el ñandú).

Casi diez años después, con la distribuidora funcionando a todo vapor, puso un local en pleno Palermo. Es por eso que Oro y Cándido se suma a la tendencia que llevan adelante algunos chefs y gastronómicos, que están replanteándose la definición de nuestra cocina nacional. Epstein explica: "La cocina argentina viene a la retaguardia con relación a otras de América latina. Está en un proceso de reencontrarse con ciertos ingredientes precolombinos y prepararlos de un modo actual, teniendo en cuenta todas las influencias que hemos recibido, sobre todo de las cocinas española e italiana. Recién en cincuenta o cien años, cuando algunos platos que ofrecemos acá ya estén instalados en todas las casas, es que el proceso va a estar concluido". Marcelo se refiere a que si bien en estas mismas tierras antes de la llegada de los españoles se comía carne de ñandú, hoy nos parece una extravagancia. Por eso, para acortar la distancia con estos sabores, en Oro y Cándido los preparan de un modo delicioso y familiar.

Son recomendables el carpaccio de llama, que se sirve como entrada y es delicado y refrescante; o, entre los principales, la milanesa de yacaré, crocante, gustosa y original. Hay también platos con trucha, ciervo y jabalí, o ensaladas nutritivas como la andina, que tiene quínoa, queso de cabra y tomates deshidratados. Marcelo vaticina: "La cocina argentina estará completa cuando alguien pueda decir que las mejores milanesas de yacaré son las que hacía su abuela". Veremos si se cumple su pronóstico.

Guatemala 5099, Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Teléfono: 4772-0656

www.oroycandido.com.ar

http://guia.lanacion.com.ar/restaurantes/oro-y-candido-re19425

Fuente: Brando
Valparaíso

"Cuando pa’ Chile me voy…", dice la vieja canción, pero hay que saber que no hace falta irse hasta allá para conocer lo mejor de su gastronomía. Sólo con hacerse llegar hasta Valparaíso, un sobrio y refinado restaurante puesto por un matrimonio chileno radicado en Buenos Aires y comandado por la chef Aydeé Murillo, nos acercamos bastante al corazón del asunto. Y si decimos "corazón", es porque estamos verdaderamente en el centro de esta cocina: Valparaíso es el único restaurante dedicado a la cocina chilena en Buenos Aires, es decir, nuestra única oportunidad para descubrir el fascinante mundo culinario del país vecino.

Murillo trabajó durante cuarenta años en la Embajada chilena, por lo que no hace falta abundar en detalles de su excelencia. La definición de la carta de Valparaíso es "cocina chilena de tierra y mar", pero lo cierto es que para paladares como los porteños, los mayores deleites de la comida chilena son todas esas maravillas que provienen del mar. Como entradas, hay diversas ensaladas livianas y apetecibles, como la ensalada de habas con cebolla y cilantro, o la Valparaíso, que trae mix de hojas verdes, palta, camarones, pomelo y queso de cabra. Una opción es pasar después a las sopas y cazuelas, entre cuyos clásicos está el caldillo de congrio o abadejo (una sopa crema de pescado con langostinos y mejillones, aderezado con cebolla, tomates y pimienta) o la paila marina, que es un festival de pescados y mariscos en caldo de pescado y vino blanco, acompañado de cebollas, pimientos y cilantro. La otra opción son los principales, entre los que puede optarse por uno de tierra (como el delicioso pastel de choclo) o uno de mar, como el chupe de mariscos o el rico y además bello salmón blanco margarita, que viene con salsa de mejillones, camarones y ostiones, sazonados con lima, acompañado de arroz blanco o papas al natural.

Todo puede regarse con tragos de piscos batidos o los extraordinarios vinos chilenos. De postre se recomienda el mousse de lúcuma, una fruta que inspiró canciones a Luis Alberto Spinetta, pero sólo se consigue en Chile. Y en Buenos Aires, en Valparaíso, claro.

Nicaragua 6078, Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Teléfono: 4771-0767

www.valparaisococina.com.ar

Fuente: Brando
Los Recuerdos

Como nombre de este restaurante, Los Recuerdos es perfecto. Se trata de un ámbito colombiano tan casero y tan tradicional que si alguien viene caminando y entra desprevenido, es muy probable que crea haber atravesado algún raro portal y llegado a la mismísima Colombia. Tal vez por eso, a Los Recuerdos acuden sistemáticamente todos los expatriados atacados por, precisamente, sus recuerdos. Es que el recetario colombiano es tan particular y a la vez tan distinto del porteño que no hay forma de paliar esa nostalgia que no sea acercarse a este lugar. Que es, además, el único en su género en la cantera gastronómica de Buenos Aires.

¿Cuál es la base de la comida de esta tierra? Esto depende de en qué parte de Colombia nos encontremos. La impronta que predomina en este restó es la paisa, la de la zona montañosa de la cual la ciudad más importante es Medellín. De allí provienen los Restrepo Ríos, dueños de este local. La familia viene de tener un restaurante con las mismas características en Estados Unidos; y con la idea de reunir a todos los hijos desperdigados por América, pusieron Los Recuerdos acá.

En los platos veremos muchos frijoles, mucho plátano frito, arroz, chorizo, aguacate, arroz y hierbas características. Claro que preparados de distintos modos. En la carta aparecen dos grandes tópicos culinarios: las sopas (un equivalente a nuestros guisos, pero con ingredientes distintos) y los platos, que generalmente están integrados por más de un elemento, con lo que se logra una comida balanceada. Entre las sopas y saconchos no hay que perderse el ajiaco, delicioso guiso típico de Bogotá, hecho a base de pollo, tres tipos distintos de papa y una hierba llamada guasca –dobles sentidos al margen– que hacen traer desde Colombia. Se sirve acompañado de crema de leche y alcaparras. Entre los platos llamados "montañeros" un buen ejemplo es la bandeja paisa, que trae arroz, aguacate, arepa, chicharrón de cerdo, chorizo y huevo frito. Después de comer uno de estos platos, las opciones son una siesta espectacular u otra mucho más colombiana: irse de rumba. Con tanta energía en el cuerpo, se hace necesario descargar.

Uruguay 943, Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Teléfono: 4811-3302

www.restaurantelosrecuerdos.com

http://guia.lanacion.com.ar/restaurantes/los-recuerdos-re17341

Mantenete al tanto de las actualizaciones de ConexiónBrando.com a través de Twitter. Seguinos en @ConexionBrando

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.