Dos casas linderas fueron unidas y hoy el corazón de ambas es un gran patio de época