Drew Barrymore, un zombie para la pantalla chica

Una pareja frente a los cambios
Una pareja frente a los cambios
Soledad Venesio
(0)
8 de febrero de 2017  • 00:25

Drew Barrymore nunca nos deja de sorprender y encantar, hasta con sus más alocadas empresas. Con un carisma único, no solo se trata de una actriz con una vida personal verdaderamente inspiradora, sino también una mujer que superó cualquier estereotipo y emprendió en un montón de proyectos realmente diferentes.

Modelo y actriz, se animó a todo: desde fundar su productora, Flower Films, en 1995 (responsable de éxitos taquilleros como Never Been Kissed, 50 First Dates o Music and Lyrics) hasta lanzar su propia línea de vinos, Barrymore Wines.

Uno de sus últimos proyectos se trata de Santa Clarita Diet, una serie de Netflix que estrenó el último viernes y que ya se transformó en un éxito absoluto.

Desde una niña adorable hasta toda una badass

De una familia repleta de artistas, la carrera cinematográfica de Drew empezó cuando tenía tan solo cuatro años y se sumó al elenco de Altered States. Pero su salto a la fama se dio tres años más tarde, al interpretar a la adorable Gertie en E.T. the Extra-Terrestrial. Aquella niña que, junto con su hermano Elliott, buscaban defender y proteger al visitante de otro planeta en una de las películas que se convertiría en el ADN de toda una generación.

Con una niñez y adolescencia que se caracterizó por su problema con las drogas y el alcohol, la actriz retomó su carrera a mediado de los años '90, con películas tan diferentes como interesantes: dio vida a Casey Roberts en Mad Love, a Sugar en Batman Forever y hasta se dio el gusto de sumarse en Scream como Casey Becker.

Durante estos años también nació una dupla que se transformaría en uno de los grandes clásicos del mundo de las comedias románticas. Durante The Wedding Singer (que estrenó en 1998) Drew conoció a Adam Sandler y empezaron a trabajar juntos. La química fue tal, que volvimos a ver a la pareja en Blended y 50 First Dates.

Pero esta actriz demostró que no solo está cómoda en las comedias románticas, luciéndose en la franquicia Charlie's Angels, películas que protagonizó junto con Cameron Diaz y Lucy Liu y donde dio vida a Dylan Sanders .

Su nueva serie: Santa Clarita Diet

Quizá Santa Clarita Diet se trate del último soplo de vida del gran boom que la temática zombie tuvo en los últimos años. Definida como una comedia de terror, ésta producción nos lleva a Santa Clarita, una pequeña ciudad que forma parte de Los Ángeles.

Allí conocemos a Joel (Timothy Olyphant) y Sheila Hammond, dos exitosos agentes inmobiliarios que se enfrentan a una situación verdaderamente inesperada: ella se transforma en un zombie. Es entonces que la pareja debe enfrentarse a la difícil tarea de buscar alimentos para Sheila, al mismo tiempo en que investigan por una cura e intentan educar a una adolescente de 16 años.

La serie está inundada de ironía, situaciones bizarras y muchísimo humor, además de chistes muy inteligentes y comentarios sobre un mundo más nerdi. Sin embargo, también se trata de una historia del verdadero amor y cómo, una pareja adulta, puede madurar al tener que enfrentar situaciones impensadas.

Con diez episodios de 25 minutos, Santa Clarita Diet ya está disponible en Netflix.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.