Ecología personal

Ilustración Vero Gatti
Ilustración Vero Gatti
Cuidar el medio ambiente también implica cuidarnos a nosotras mismas. ¡Empezá por vos!, te compartimos algunas ideas
Dalia Fernández Walker
(0)
19 de febrero de 2015  • 00:14

¿Alguna vez te pusiste a pensar que somos naturaleza? ¿Que, de algún modo, todo lo que hacemos, pensamos o decimos influye en el medio ambiente? Somos una pequeñísima pero potente parte del todo, del cosmos.

Por eso, volvernos amigas del medio ambiente nos lleva a conectarnos con el plano de la conciencia, porque hay una relación primordial entre el alma y la materia.

Todo lo que leemos, miramos en la televisión e Internet y comemos es parte de una "ecología interna", que influye en nuestro medio ambiente.

Lo que sucede hoy en la Tierra es producto de lo que se hizo en el pasado. Cambiar nuestro punto de vista, nuestros hábitos y nuestra forma de pensar puede ayudar a que en un futuro cercano la Tierra sea diferente, porque estamos entrelazadas. Aunque lo que hagamos parezca mínimo, esto genera un impacto sobre la infinita red de la que somos parte: a nivel social (nuestros amigos, la familia), a nivel cultural (con nuestro trabajo y nuestra misión) y a nivel planetario (lo poco que hagamos por el planeta puede, al fin y al cabo, ser muchísimo).

1) Vivo simple

Cuando utilizamos nuestra energía mental, emocional y física cuidadosamente y este accionar está basado en nuestras verdaderas necesidades en lugar de en nuestros deseos, podemos obrar desde un lugar de mayor armonía con el planeta Tierra.

Afirmación: "Una vida simple me da tiempo y espacio para apreciar las maravillas de este mundo".

2) Soy ilimitada

Cuando nos conectamos con la esencia espiritual y vamos más allá de las divisiones de género, raza, cultura o religión, nos sentimos parte de una familia global en la que solo hay unidad. Así comenzamos a vivir en consecuencia de esa percepción: no hay competencia, sino colaboración y aprecio por el otro.

Afirmación: "Cuando pienso de forma distinta de lo habitual, desafío los viejos paradigmas y creo nuevas y poderosas soluciones".

3) Abro mi corazón

Ejercitar la compasión, el perdón y el amor incondicional por una misma y por los otros nos permite comenzar a sanar este mundo herido.

Afirmación: "Me conecto con el ambiente en sus infinitas formas, mi corazón se abre como una flor, y me siento una con el todo".

4) Vivo desde el respeto

Reconocer la belleza y particularidad sagrada de nuestro propio ser nos permite tratarnos a nosotras mismas, a la naturaleza y al resto de la humanidad con amor y respeto.

Afirmación: "Reconozco la unidad bella y maravillosa de mi esencia, y trato a todos los seres vivientes con consideración y cuidado".

5) Soy positiva

Deteniendo definitivamente los pensamientos que no suman y el sufrimiento inútil, eligiendo usar en su lugar el poder de nuestra mente de manera positiva, podemos comenzar a utilizar esa energía disponible para cambiar el mundo.

Afirmación: "Tengo pensamientos poderosos acerca de mí y de los demás, y así contribuyo a la transformación del mundo".

6) Hago lo que digo

Si nos mantenemos alineadas con nuestros verdaderos valores internos y seguimos el dictado de nuestra conciencia más allá de las opiniones ajenas o influencias externas, nuestras acciones traen grandes beneficios ya que están alineadas con el propósito superior.

Afirmación: "Cuando soy consecuente con mis valores intrínsecos y sigo mi conciencia, mis acciones traen beneficios al planeta".

7) Me empodero

Cuando tomamos conciencia de que somos las creadoras de nuestro propio mundo, y que siempre tenemos opciones de elegir cómo lidiamos con los desafíos de nuestra vida, nos proveemos de un sentido de libertad y responsabilidad que nos otorga la fe y el valor de hacer una diferencia sustancial en la Tierra.

Afirmación: "Soy capaz de hacer maravillas cuando me conecto con mis cualidades internas, virtudes y poderes".

8) Me alimento bien

La comida orgánica o vegetariana, cocinada con amor, alimenta nuestro ser y contribuye a la salud del planeta Tierra. Ser conscientes de lo que comemos, más allá de saciar nuestra hambre, nos hace también honrar la naturaleza

Afirmación: "Siempre que sea posible, elijo comer alimentos de origen local, sobre todo frutas y verduras orgánicas. Creo en la no violencia vinculada con los alimentos y en un futuro sostenible".

9) Sigo mi sueño

Cuanto más poderosa, positiva y detallada sea nuestra visión del futuro, más probable es que logremos alcanzar nuestros objetivos.

Afirmación: "Cuanto más claro es mi propósito, más fácil será para mí alcanzarlo".

10) Alimento mi alma

Pasar tiempo a solas en actitud meditativa o de rezo silencioso nos da fortaleza interna y sabiduría para lidiar con la vida de una forma más positiva y pacífica. Guardar energía para vos misma es una forma de tener algo para dar cuando nos encontramos con otros.

Afirmación: "Encuentro la fuerza para vivir de acuerdo con mis valores más profundos al conectarme con ellos en la reflexión y el silencio" ?

¿Cuál de esta afirmaciones incorporarías a tu vida? ¿Ya implementás alguna?

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.