El lado oscuro de los productos para blanquear la piel que usa el 75% de las nigerianas

El 75% de las mujeres en Nigeria utiliza algún tipo de producto para aclarar su piel
El 75% de las mujeres en Nigeria utiliza algún tipo de producto para aclarar su piel Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Latinstock
Jimena Barrionuevo
(0)
22 de junio de 2018  • 14:40

Mueven millones de dólares al año alrededor del mundo. Algunos se pueden encontrar en las estanterías de las farmacias y supermercados; pero otros, circulan en la web de forma ilegal y son el anzuelo que muerden muchas mujeres que buscan "blanquear" su piel.

Es una realidad y las cifras son elocuentes: en Nigeria, el 75% de las mujeres los usa; en Senegal entre el 52% y el 67%; y en Pretoria (Sudáfrica), un 35% de mujeres de su población consume despigmentantes, un producto que se vende más que nunca, según asegura el diario español El País. Y son cada vez más las que, preocupadas por su color de piel oscuro, buscan un cambio radical que les de mejores oportunidades tanto laborales como sociales y que además, las haga sentirse mejor consigo mismas, aunque esto implique usar sustancias capaces de causar daños irreparables en la piel.

En 2016 una campaña publicitaria que promocionaba un tratamiento para blanquear la piel fue prohibido por considerarse racista. "Sólo siendo blanco ganarás", anunciaba el comercial que mostraba cómo, por medio de unas píldoras, era posible tener una piel de porcelana y así, llegar al éxito. El producto se llama "Snowz" y, aunque el aviso publicitario fue retirado de circulación, se sigue vendiendo alrededor del mundo.

Pero eso no es todo; en Youtube circulan videos en todos los idiomas con tutoriales sobre cómo blanquear la piel con preparaciones caseras y en pocos minutos. "Tener una piel pareja y clara ha sido y es el deseo desde la antiguedad, muchas sustancias se han utilizado para blanquear la piel. Algunas seguras y otras no tanto, van desde los baños de leche que utilizaba Cleopatra, mezcla de productos vegetales como papa, papaya, calabazala, piña hasta los nuevos despigmentantes como la hidroquinona, el ácido kójico, el glicólico o la arbutina", explica la Dra. Cristina Pascutto Médica dermatóloga. Asesora médica de Pierre Fabre.

El lado B

Hay todo un abanico de recursos de los que se valen quienes emprenden esta tarea. Y el uso de algunos es peligrosamente alarmante. Tal es el caso del mercurio que, junto a sus compuestos constituye según la Organización Mundial de la Salud (OMS) uno de los diez grupos de productos químicos con mayores repercusiones en la salud de las personas. "Si bien en nuestro país están prohibidos, existen productos blanqueadores de la piel de incierta procedencia que pueden contener este metal pesado. Estos productos son elaborados en países con bajo control sanitario y se distribuyen en forma ilegal con venta generalmente por internet y a través de redes sociales o aplicaciones móviles. El principal efecto adverso del mercurio inorgánico contenido en productos cosméticos para aclarar la piel es la afectación renal. También puede causar erupciones y manchas así como una reducción de la resistencia de la piel a las infecciones bacterianas y fúngicas", aclara Pascutto.

Pero no todos los blanqueadores de la piel deben ser demonizados, ya que es su mala combinación lo que da malos resultados, además del uso sin la supervisión de un especialista. Es que, si los tratamientos no se hacen correctamente las sustancias pueden causar irritación y favorecer, justamente, el efecto contrario, que es el oscurecimiento de la piel. ¿Algunos de las consecuencias no deseadas? Las cicatrices y la hiperpigmentación son dos de las más frecuentes.

  • Cicatrices. En el caso de la piel blanca, después de cualquier traumatismo la cicatriz que queda es más blanca que la piel original. Pero en las pieles mulatas o mestizas, tras un traumatismo -como puede ser una abrasión con una crema-, la piel reacciona aumentando la pigmentación y se oscurece. Por lo tanto, en estas pieles, si la crema ha provocado inflamación, puede haber pigmentación residual.
  • Hiperpigmentación. Aunque en muchos países, incluido el nuestro, se piense que aplicar el jugo de un limón o una lima aclara la piel, en las personas de piel oscura tiene el efecto contrario. Puede dejar cicatrices, porque termina quemando la piel, provocar un efecto mapache u oso panda (manchas oscuras alrededor de los ojos) o generar verrugas.

Mejor, lo seguro

Dentro del abanico de los que están probados y estudiados, los despigmentantes que se usan con más frecuencia son los que tienen la función de interferir en el metabolismo de la formación del pigmento de la piel llamado melanina y son los que contienen hidroquinona y ácido kójico. Descubierto en Japón en 1989 -después de que los científicos advirtieran lo blancas que eran las manos de los que se dedicaban a la elaboración del sake, el licor tradicional japonés- este ácido fue rápidamente incorporado en las formulaciones cosméticas para tratar manchas o mejorar el tono de la piel.

¿Otras de las sustancias usadas? El ácido glicólico, el mandélico, el fítico, el azelaico, el ascórbico o vitamina C, que siempre deben indicarse bajo supervisión médica. Hay algunos más simples y naturales que están patentados en formulaciones de laboratorios y otros como la soja, los antioxidantes, la vitamina B3 (niacinamida), la arbutina (planta ) el regaliz (raíz) pero deben administrarse adecuadamente para evitar efectos secundarios.

"Si bien su efecto es lento, las cremas son una de las alternativas más populares. Los ingredientes que contienen ayudan rápidamente al blanqueamiento: dos de las más eficaces son la hidroquinona, ya que su acción es per se despigmentante y el ácido retinoico, que favorece la renovación celular. En las personas con piel más oscura o con manchas profundas, la eficacia es menor y pueden volver a manifestarse al exponerse al sol. Por eso es fundamental el uso paralelo de protectores solares cuando se realiza cualquier tratamiento despigmentante", aclara la médica dermatóloga Dra. Mónica Maiolino, asesora de Dermaglós.

Expertas consultadas: Dra. Mónica Maiolino. Médica Dermatóloga. Miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología. Médica asesora de Dermaglós. Dra. Cristina Pascutto Médica dermatóloga. Asesora médica de Pierre Fabre. Dra. María Rolandi Ortíz, especialista en dermocosmiatría, directora de Ro Medical Art.

Además te mostramos Glass skin: el ritual de belleza oriental para lograr una piel perfecta

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.