Oxígeno. El artista que eligió el make-up