El boom del vino argentino

Verónica Gurisatti
(0)
29 de julio de 2012  

Uno de los grandes diferenciales de la Argentina con respecto a otros países del Nuevo Mundo es su diversidad de suelos, variedades de uva, estilos y terroirs. Así lo reflejan las góndolas que ostentan cada día más etiquetas, no sólo de tintos y blancos, sino también de rosados, espumantes, tardíos, reservas, varietales, assemblages, de altura, del fin del mundo, del desierto y de terroir.

Por eso este mes elegimos tres tintos bien diferentes y con gran personalidad, de las mejores regiones mendocinas. Como Ave Malbec 2010, un vino contundente, elaborado con uvas de Luján de Cuyo y con todo lo que tiene que tener un gran Malbec: fruta, madera, taninos, especias y terroir, todo en su justa medida.

El Altocedro Tempranillo 2011, sorprendente por su frescura y vivacidad y elaborado con uvas de antiguos viñedos de La Consulta (Valle de Uco), es un tinto versátil, simple y amable, con seductoras notas de frutos maduros, dejos ahumados y taninos suaves que acompañan un cuerpo delicado y equilibrado.

Y el Santa Julia Magna Corte 2009, otro vino delicioso elaborado con uvas Malbec, Cabernet Sauvignon y Syrah de Agrelo, La Consulta y Santa Rosa, y el sello de Familia Zuccardi: con la fruta bien madura, suave al paladar, con taninos dulces y gran presencia del Cabernet, el roble se siente al final y tiene muy buen potencial. Ideal para paladares exigentes. Sin duda, una selección especial.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.