El cabrito y yo (mi presentación)

El cabrito que dibujó Gustavo De Tanti en base a mi historia
El cabrito que dibujó Gustavo De Tanti en base a mi historia
(0)
21 de enero de 2014  • 15:56

¡Hola! Por fin llegó el momento de contarles como vivo "La vida en verde" y, ¡qué emoción!, poder compartir este espacio en OHLALÁ! con esta historia que me define.La llamé "Cabrito" y es mi manera de presentarme.

La ruta se perdía a lo lejos y yo tenía la ilusión de que en algún momento llegaríamos al charco de agua pero eso nunca pasaba. Papá manejaba, mamá y Mayra dormían. En el asiento de atrás yo acariciaba al cabrito que se movía incómodo, con las patas atadas. Cuando llegáramos a La Rioja desde Catamarca, dos horas y media después, mi compañero de pelaje suave y ojos pardos sería colgado en el patio de la casa de mi tío. En el recuerdo de mis ocho años, fui la única que se rebeló ante la muerte del protagonista del asado familiar.



Fue la primera vez que cuestioné mi condición de omnívora. Y aunque lo que vi me marcó -ésto lo supe años después- tardé bastante en decidirme al cambio.

En abril se cumplirán tres años desde que soy vegetariana y cada vez que lo cuento las reacciones son de lo más diversas: a varios les provoca curiosidad, otros lo toman con humor y unos pocos me atacan. M i decisión se mantiene firme. Tanto que elegí escribir sobre el tema porque creo que mi experiencia puede servirle a otros.

¡Ojo! No tengo la verdad revelada ni la láctea, tampoco soy gurú de la alimentación sana. Me pierden las pizzas y el chocolate. ¡Y el helado de sambayón con cereza! No pienso abandonarlos. No. Es sólo que descubrí una alternativa para sentirme mejor y cuando algo me interesa, me gusta involucrarme para contarlo.

¿Fuiste a un asado de vegetales? Casi todo se puede tirar a la parrilla
¿Fuiste a un asado de vegetales? Casi todo se puede tirar a la parrilla Crédito: Corbis



En cuestiones de alimentación existen miles de opciones en el mercado que a veces no hacen más que marearnos pero la tecnología es una buena herramienta para buscar data. "El conocimiento es poder" dijo alguna vez el filósofo Francis Bacon en el siglo XVII, o tal vez fue Thomas Hobbes pero se le atribuye la frase al señor Panceta. Aunque seguramente ninguno se refería a la comida puedo aplicarla en este caso: saber lo que comemos nos vuelve poderosos. Cada vez estoy más convencida de que "somos lo que comemos" pero también, que somos lo que elegimos.

Volviendo al cabrito del comienzo, me siento identificada con Lisa Simpson y su drama con la oveja del capítulo "Lisa, la vegetariana" pero también con la lección final porque creo en la tolerancia ante cualquier elección. Todos tenemos derecho a elegir qué llevarnos a la boca. Lo que te propongo es hacerlo de forma consciente y responsable. Me gusta pensar que estoy aportando mi granito de arena para que este sea un mundo mejor y que soy parte de un movimiento que va en esa dirección.

La lección de Paul Mc Cartney
La lección de Paul Mc Cartney



Te invito a que escribamos juntas este blog que hablará de comida pero también de nosotras. Espero que sea el inicio de un ida y vuelta que nos sirva para divertirnos y crecer.

Kariu

Abro una dirección de mail kariuenverde@gmail.com para que envíen consultas en privado y propuestas de lo que les gustaría hablar.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.