El circuito off de la nieve

Catskiing, heliski y trekking con raquetas son las alternativas "no tradicionales" que eligen los amantes del esquí para disfrutar de una experiencia distinta
Luis Corbacho
(0)
25 de julio de 2015  

VILLA LA ANGOSTURA.- Karina Deschamps da un paso y luego otro en medio de un bosque blanco y helado absorta por la inmensidad del silencio. La nieve en polvo se adhiere a las raquetas y con los bastones de esquí acompaña el ritmo del ascenso hasta el límite entre la Argentina y Chile en plena cordillera neuquina. "Esta experiencia es increíble porque conectás con la naturaleza de forma directa. Cuando veníamos en la camioneta hasta la frontera, pensé que no me iba a animar a salir porque estaba nevando y hacía mucho frío, pero de golpe empezás a caminar y cambia absolutamente el panorama", dice Karina, satisfecha por haber elegido esta actividad para vivir la montaña de una forma distinta. Karina inició la travesía grupal en Villa La Angostura (donde se encuentra cerro Bayo, el centro de esquí) hacia el paso fronterizo Cardenal Samoré en el límite con Chile. El camino se hace en camioneta hasta la frontera, donde, obviamente, hay que hacer un trámite de migraciones. Después, muy arriba en la Cordillera, empieza la verdadera aventura.

Bajar por nieve honda en zonas alejadas de los centros de esquí ( catskiing), el trekking con raquetas o el heliski (ascender a la cima con un helicóptero y bajar esquiando o surfeando) dejaron de ser extravagancias de algunos pocos para configurar un circuito off de la nieve. Cada vez más grupos de amigos y esquiadores eligen este tipo de alternativas para romper la rutina del típico día en el "cerro" y para agregarle algo de adrenalina a las vacaciones.

Vamos por partes. Para la caminata con raquetas es importante saber dos cosas. Primero: caminar por la nieve es agotador, y a las horas de estar haciendo trekking por subidas y bajadas sobre un manto blanco, lo que debería ser un paseo divertido se transforma en una pesadilla para los que no tenemos espíritu deportista y no estamos lo suficientemente entrenados. Por eso, es preciso conocer las limitaciones físicas de cada uno y acordar previamente con el guía el tiempo de la excursión, los descansos, subidas, bajadas y distancias, para no llevarse sorpresas y pasarlo mal. Segundo: por más corto que sea el recorrido, uno jamás debe separarse del guía, y mucho menos decidir volver solo al hotel creyendo que el camino de vuelta es igual, pero a la inversa. No lo es.

Pero volvamos al inicio de este viaje. Cuando el grupo llegó al punto del inicio de la travesía tuvo que abandonar la comodidad del vehículo y adentrarse, caminando, en un maravilloso bosque de lengas. Afuera nevaba intensamente, hacía un frío tremendo y con sólo bajar de la camioneta las piernas se entierran en la nieve hasta la rodilla. Nada nos detiene. Entonces, nos ajustamos las raquetas (de plástico, livianísimas y adaptables a cada talle de zapato) para emprender el recorrido.

"La excursión es muy versátil y se adapta a todo tipo de público, desde el familiar con niños, personas mayores hasta para los más exigentes", me explica el guía de alta montaña Fabián Fasce, a cargo de la excursión, cuando le presento mis quejas sobre el cansancio que casi me deja sin aliento el año pasado durante una caminata por los bosques de Caviahue, donde también se realiza este tipo de excursiones.

Aquí lo que se disfruta no es el deporte en sí, sino el paisaje, el entorno mágico y la inigualable vivencia de estar lejos de la civilización. En el camino se cruzan pequeños zorros a los que se puede alimentar (no, no son animales peligrosos como los que imaginé cuando una vez casi me agarra la noche perdido into the woods) y a medida que uno avanza se puede observar el cambio de paisaje: de los pintorescos bosques de lengas a un mirador desde donde contemplamos la belleza y magnificencia del volcán Puyehue, todo un espectáculo al que le siguieron cascadas congeladas al mejor estilo Frozen, lagos cristalizados y dunas de nieve pura.

"Soy friolenta y poco aventurera, pero esto desbordó las expectativas. Encontrarse ahí en medio de la montaña, rodeada de nieve, hace que uno hasta se sienta vulnerable porque de golpe te encontrás en la nada, con un paisaje alucinante", dice Karina antes de armar el picnic sobre la nieve, inmersos en la naturaleza absoluta: el final enorme que nos regala esta aventura.

Heliski, sólo para audaces

Volar la cordillera de los Andes en un helicóptero pequeño, de materiales casi transparentes, es una de las experiencias más bellas y aterradoras que uno pueda vivir. Los picos nevados, las rocas filosas, el cielo azul y los copos de nubes que atravesamos como si estuviéramos en un sueño conforman una postal irrepetible. Subirse al helicóptero en esa geografía, de por sí, requiere de mucho valor. Hacerlo con los esquíes puestos para surcar improvisadas pistas vírgenes es una aventura para los que llevamos algunos años esquiando.

El heliski, una práctica que solemos ver en videos de aficionados de todo el mundo cuando vamos a comprar ropa de montaña o buscamos ofertas para reservar nuestra esperada semana en la nieve. Se practica sobre todo en Chile porque en la Argentina, el vuelo de helicópteros está prohibido en los parques nacionales. Salvo en Ushuaia donde existe Heli Ushuaia que presta este servicio.

El diario trasandino El Mercurio refleja en sus páginas esta tendencia: "En los últimos años, el heliski ha dejado de ser una excentricidad digna de émulos de James Bond para convertirse en una eficaz manera de conocer el patio trasero de cualquier centro de esquí", anuncia.

El resort invernal Portillo inició la práctica del heliski en Chile. Entre julio y septiembre de cada temporada, dependiendo de las condiciones de nieve y clima, los pasajeros pueden acceder en un helicóptero Eurocopter a la nieve virgen en las cumbres que rodean este centro de esquí. A cargo de un equipo de profesionales de la montaña, esta actividad está dirigida a esquiadores intermedios y expertos, con al menos ocho rutas diferentes. "La experiencia fue increíble", cuenta el chileno Sergio Paz. "Cada vez que vas a Portillo sólo ves una pequeña parte de este maravilloso lugar. El heli, en cambio, te permite acceder fácilmente a dos enormes valles: Mardones y Ojos de Agua. Ambos con gran desnivel y eso que todo esquiador busca: buenas pendientes y nieve onda."

Los extranjeros, especialmente norteamericanos, son los más fanáticos de esta práctica en las cumbres de Portillo. "Es ideal para esquiadores en busca de una experiencia única: la mejor nieve, silencio y la posibilidad de estar en medio de la Cordillera con un grupo de amigos, sin nadie más alrededor", cuenta Michael Rogan, gerente de Montaña Ski Portillo, mientras se apura en aclarar que no se trata de una práctica exclusiva para esquiadores expertos: "Con el equipo técnico de hoy, sólo es necesario tener un nivel intermedio, porque hay terrenos para diferentes niveles de dificultad. Lo que sí hay que tener es una mente abierta a la aventura". Una mente abierta y un presupuesto extra, agrega este cronista, dado que la primera bajada tiene un valor de 290 dólares por persona, mientras las siguientes bajadas 195 dólares (cada una) también por persona, en base a cuatro esquiadores más un guía en el helicóptero. Puede parece muy caro, pero lo vale. Sergio describe a la perfección las sensaciones que se viven en el aire: "Es una mezcla de ansiedad con algo de nervio. Las montañas que rodean Portillo son empinadas y abruptas, y para ir de un lado a otro, el piloto debe hacer de tanto en tanto radicales maniobras. En verdad no necesitás ser esquiador para disfrutar todo esto. Andar en helicóptero entre las montañas ya de por sí es un viaje alucinante. Ves pillows o almohadas de nieve, glaciares, el Aconcagua muy cerca... Es extraordinario", resume.

Trekking y heliski

Villa La Angostura

El día completo. Incluye: Guía, raquetas, bastones, merienda en la montaña. Costo: 4 personas, $ 1700. Grupos mayores de 8 personas, $ 300 por persona.

Chile

El Ski Week en Portillo cuesta US$ 3850. Cómo llegar: hay que volar a Santiago de Chile: $ 3634.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.