El dilema del vestido que acaparó las redes sociales

Celebridades, políticos y hasta científicos se sumaron al debate sobre el verdadero color, creando un fenómeno de alcance global que se convirtió, ayer, en el tema del día
Fernando Massa
(0)
28 de febrero de 2015  

Si el jueves a la noche, antes de acostarse, alguien agarró el celular y miró Twitter, se habrá cruzado con el primer torrente de tuits que hablaban de un vestido. Sí, ese vestido. El mismo que ayer todavía peleaba puestos contra el Capitán Spock en el top ten de trending topics con sus dos versiones de hashtag (#thedress y #elvestido), que también acaparó la atención de sitios de noticias en todo el mundo y que, como todo viral, fue aprovechado por las marcas y reversionado en infinidad de memes. Un misterio que, al final de cuentas, desveló a políticos, famosos y científicos a partir de una simple pregunta: ¿es el vestido blanco y dorado o azul y negro?

En esa dilema se enfrascó el debate que acaparó ayer las redes sociales: cada quien defendió la combinación de colores que veía -la mayoría, blanco y dorado- y hasta algún diplomático aseguró ver los dos, dependiendo de la posición en que ponía la pantalla con respecto a la luz.

El primer rastro de la discusión lleva a un casamiento celebrado el pasado fin de semana en una pequeña isla escocesa llamada Colonsay (globalización le dicen). Se trataba del vestido de la novia: nadie lograba ponerse de acuerdo sobre su combinación de colores. Según publicó The New York Times, en busca de una respuesta, Caitlin McNeill, una joven de 21 años que había asistido a la boda, decidió subir la foto del vestido a su Tumblr con el siguiente epígrafe: "Chicos, ayúdenme: ¿es este vestido blanco y dorado o azul y negro? Mis amigos y yo no nos ponemos de acuerdo y nos estamos volviendo locos".

A estas alturas bien sabrá Caitlin que aún nadie se puso de acuerdo. Lo que tampoco debe comprender es cómo ese posteo arrancó con 500 likes en media hora, que se dispararon a decenas de miles en una hora más, saltando de Tumblr al sitio BuzzFeed, y de Facebook a Twitter.

"Para todos los que preguntan, yo veo azul y negro", tuiteó ayer Justin Bieber. La cantante Taylor Swift también se jugó por esos colores: "No entiendo este extraño debate sobre el vestido y siento que de alguna manera hay una trampa. Estoy confundida y asustada. Por favor, obviamente es azul y negro".

Del otro lado, se paró la reciente ganadora del Oscar Julianne Moore que aseguró verlo blanco y dorado, al igual que la modelo Cara Delevingne, que atribuyó la confusión de muchos a un tema de luz dado que la foto se sacó en la oscuridad.

La conductora Ellen DeGeneres -con experiencia en viralizaciones- no se quedó en la dicotomía sino que se burló un poco del fenómeno: "Desde este día, el mundo se dividirá entre dos personas. Azul y negro, o blanco y dorado", tuiteó ayer.

El debate sobre el color del vestido expone un hecho fundamental que es que no todos percibimos los colores de la misma manera. No hace falta ser daltónico para que una persona vea el vestido de un color y otra, de otro. Expertos coincidieron en que el caso del vestido es un buen ejemplo de cómo factores del ambiente como la luz inciden en nuestra percepción. El vestido en la foto tuiteada aparece en sombras con la brillante luz de día de fondo. Ante esta imagen tan poco nítida en función del contraste de luz, el cerebro de cada uno trata de determinar cuál sería el color si en vez de estar a la sombra, el vestido estuviera a la luz.

Éste es un proceso inconsciente que no todos los cerebros procesan de la misma forma. Así lo afirman los científicos: muchas personas al responder de qué colores es el vestido, en realidad están respondiendo qué color creen sus cerebros que sería el vestido si se encontrara en condiciones más prístinas de luz. A esta explicación básica, es posible sumarles otras. Como el hecho de que la percepción de ciertos colores -en particular el azul- se modifican con la edad.

Los famosos locales también dividieron opiniones. Pero Malena Guinzburg cambió con humor el eje del debate: "No importa de qué color sea el vestido... seguro que el único talle que queda es S o XS&". Ocurrencias sobraron. Memes también. Hasta los políticos se prendieron: Julio Cobos, el ex canciller Jorge Taiana, entre otros.

Y tal como pasó en las redes sociales con el fenómeno de Cincuenta sombras de Grey, las marcas le sacaron jugo a este nuevo viral. Como ese tuit con la foto de una lata de gaseosa y la leyenda "Nueva Pepsi blanca y dorada".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.