¿El exceso de juguetes limita la imaginación de los chicos?

“La regla de los 4 regalos” dice que los chicos no deberían recibir más de 4 regalos para su cumpleaños, Navidad, Reyes
“La regla de los 4 regalos” dice que los chicos no deberían recibir más de 4 regalos para su cumpleaños, Navidad, Reyes
Deborah Maniowicz
(0)
14 de febrero de 2017  • 00:20

En un mes y piquito Julieta cumple dos años. Durante las próximas semanas voy a hacer un especial de festejos de cumpleaños (salones, animaciones, candy bar, piñatas y la pregunta obligada: ¿Cuánto cuesta festejar un cumpleaños infantil?) pero hoy quiero hablar del tema 'juguetes'.

Mi living parece Disney. Hay juguetes como para equipar un jardín de infantes y todo es un gran desorden. Hace días que no encuentro ese libro que tanto le gusta, ni unas caritas de encastres. Así que el fin de semana, y aprovechando que en unos días la van a llenar de regalos, junté coraje y me propuse ordenar todo.

También aproveché para separar los juguetes que ya no usa en dos bolsas: una para regalar y otra para guardar. En teoría soy partidaria de que 'menos es más. Estoy convencida de que el exceso de juguetes los abruma y que cuando tienen menos recursos desarrollan más la imaginación y el juego de roles. Pero en la práctica no soy tan coherente y mi casa es Disney, así que esta vez decidí ponerme las pilas y despejar el espacio de juego.

Hay algo que se conoce como “la regla de los 4 regalos” que dice que los chicos no deberían recibir más de cuatro presentes para su cumpleaños, Navidad, Reyes o cualquier otro acontecimiento. Yo igual creo que con uno lindo y pensado está más que bien (¿No es mucho cuatro?). Esta regla invita a regalarles:

1.Algo que puedan usar (ropa, calzado, accesorios)

2.Un regalo relacionado con la lectura.

3.Algo que ellos deseen mucho.

4.Algo que realmente necesiten.

Es ideal poder dedicarles tiempo de juego a nuestros hijos
Es ideal poder dedicarles tiempo de juego a nuestros hijos

Si bien casi todos los chicos tienen un juguete preferido, lo cierto es que cuando son tan chicos suelen jugar un ratito con algo y enseguida pasan a otra cosa. O la típica: se quedan jugando con el envoltorio. Por eso creo que lo mejor es regalarles cosas que no cuesten una fortuna. Además, yo intento regalarles juguetes que no usan pilas, están hechos con materiales nobles y por emprendedores locales. Igual, soy una convencida de que lo que más disfrutan ellos no son los regalos sino que nosotros, sus padres, les dediquemos tiempo de juego.

¿El exceso de juguetes limita la imaginación de los chicos?
¿El exceso de juguetes limita la imaginación de los chicos?

En su cumpleaños de uno hicimos algo que seguro volvamos a implementar este año: después del festejo le dimos algunos regalos y otros los guardamos y se los fuimos dando durante todo el año. Todavía nos quedan algunos regalos por abrir pero como son para más grandes siguen guardados.

Otro método que está bueno y que implementa mi marido es que por cada prenda nueva que se compra o le regalan él saca una de su armario para regalar. Si nos vamos de viaje y se compra 3 camisas, cuando vuelve saca 3.

El primer año nosotros le regalamos una carpa con varios libros. Este año creo que le vamos a comprar una mesa de madera con sillas para que tenga un espacio para dibujar y jugar con masa. ¿Ustedes cómo suelen manejarse con este tema? ¿Creen que el exceso de juguetes limita la imaginación de los chicos? ¿Conocen algún lugar piola para donar los juguetes que ya no usamos?

Debbie

Facebook: /Upalalaok

Instagram: @upalalaok

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.