El río Negro: la regata más larga del mundo y Ceferino, el último lanchero

Remeros profesionales del club de Carmen de Patagones.
Remeros profesionales del club de Carmen de Patagones. Crédito: Xavier Martín
Silvina Beccar Varela
(0)
26 de noviembre de 2019  • 19:32

Gabriel Ceferino Lucero (Cefe) tiene 55 años y hace 31 que cruza con su lancha el río Negro entre Viedma y Carmen de Patagones. Llegó a haber allí 16 lanchas de madera y cientos de frecuencias; hoy se impuso la poco poética fibra de vidrio y quedan sólo dos.

Gabriel Ceferino Lucero, más conocido como "Cefe".
Gabriel Ceferino Lucero, más conocido como "Cefe".

La gente prefiere cruzar por los dos puentes, el Ferrocaretero o el Nuevo, que sólo para vehículos. La mística del río está a punto de perderse, pero Cefe resiste. Él cruza a las personas que trabajan de uno y otro lado en la administración pública, el comercio, los alumnos de las escuelas. Si ve que están llegando al muelle, él los espera, porque no hay nada peor que ver partir la lancha y quedarse a esperar que vuelva, aunque no demore tanto. Conviene hacer el paseo: las vistas desde el río son espectaculares, pero lo cierto es que la mayoría del público es local. Y eso también forma parte de la ilusión: la posibilidad de compartir esta realidad pueblerina.

La lancha en la que cada día Cefe traslada pasajeros de Viedma a Carmen de Patagones.
La lancha en la que cada día Cefe traslada pasajeros de Viedma a Carmen de Patagones.

"A veces los llamo y ni me escuchan porque están con el celular. Entonces los espero un poco. Si no me ven, ya tengo que arrancar", dice Cefe. Así explica su paciencia eterna uno de los últimos lancheros que hacen el servicio de cruce del río Negro, de Viedma a Carmen de Patagones, y viceversa.

"Con el walterchannel se acabaron los capitanes -bromea Cefe. Desde que se armó el ecosonda y el gps, cualquiera cree que puede navegar y no es así", aclara.

A él le enseñó el oficio su suegro, Vicente Pirrelo, cuando las lanchas eran de madera, como en el Tigre. "Había lancheros picarones y otros que hacían corcovear a los porteños de puro porfiados. Para que se asusten. Por suerte, eso hoy no sucede más", explica.

Cefe donó el casco del Lutetia de madera que usaba Pirrelo para que la Municipalidad lo recicle en tierra y se pueda contar su historia, la historia de este río, el río que siempre es otro como dice Iris Giménez Viedma, una poeta local.

"Esto es ahora/ el pasto verde hacia la orilla las ramas del sauce sobre el agua/ del río siempre otro".

La costanera de Viedma, en Río Negro.
La costanera de Viedma, en Río Negro. Crédito: Sebastián Pani

La regata más larga del mundo

El río que nace en el extremo oriental de la provincia de Neuquén de la confluencia del río Limay el río Neuquén, fluye en dirección este a sudeste hasta alcanzar el océano Atlántico en el El Cóndor. En él se corre la famosa regata, la más larga del mundo en su especialidad (kayaks de uno o dos remeros, exclusivamente), que en 2020 vuelve a largar desde Neuquén, después de seis años.

Agustín Gallegos y Manu Lescano, remeros profesionales del club de Carmen de Patagones.
Agustín Gallegos y Manu Lescano, remeros profesionales del club de Carmen de Patagones. Crédito: Xavier Martín

Después de seis años, la edición 2020 de la regata volverá a salir desde Neuquén. Será del 11 al 18 de enero.

La largada será el 11 de enero desde Senillosa con llegada a Viedma el 18, luego de cubrir 7 etapas: Senillosa-Neuquén; Neuquén-General Roca; General Roca- Villa Regina y descanso. La cuarta etapa arranca en el Balneario Luis Beltrán hasta Choele Choel; establecimiento Don Andrés-General Conesa; establecimiento Rural-San Javier y San Javier-Viedma.

Esta competencia deportiva dio origen a la práctica del canotaje profesional en el país impulsando la fundación de la Federación Argentina de Canoas. La distingue su pluralidad: la corren campeones del mundo, jóvenes promesas, adultos, remeros aventureros que comparten comidas, campamentos, padecimientos. Las familias acompañan a sus atletas y se logra un clima único de compañerismo deportivo.

Remeros profesionales del club de Carmen de Patagones.
Remeros profesionales del club de Carmen de Patagones. Crédito: Xavier Martín

La historia de la regata nació en la leyenda épica de Oscar F. La Palma y Enrique Rietchart, quienes en 1933 unieron San Carlos de Bariloche con Viedma en 111 horas de navegación. Imaginen los dimes y diretes de esa travesía. Mucho más tarde, en 1964, tres socios del Club Náutico La Ribera, Alberto López Kruuse, Oscar Sanguinetti y Néstor Gomes, unieron Neuquén y Viedma en 8 ocho días; entonces sí comenzó la historia de la mítica regata.

Se interrumpió del 76 al 85, año en que volvió a correrse, ya sin interrupciones. En el 86 se dio la primera participación femenina, aún era impensado que la mujer navegara más de mil kilómetros. Al año siguiente se formó la primera categoría femenina, gracias a la lucha de estas primeras deportistas. Para la próxima edición de 2020, por primera vez, se equiparará la premiación en términos económicos en la categoría K1 y K2 para mujeres.

Paseo por la calma costanera de Viedma.
Paseo por la calma costanera de Viedma.

El río es parte del alma de la comarca Viedma-Patagones, con su pasto verde que reverbera en primavera; en las orillas los sauces que acarician el agua; las islas encantadas; los pájaros y hasta los cisnes. Se calcula que medio millar de personas practican canotaje en el área.

El Plan de Canotaje Escolar, impulsado por el estado rionegrino hace más de seis años, dio lugar a que en 12 colegios de Viedma, más de 600 alumnos practiquen hoy la actividad.

"Este acercamiento de mucha gente fortalece también el proyecto de construcción de una pista olímpica: la actividad favorece el mejoramiento de la calidad de vida porque casi no hay lesiones deportivas. Lo bueno es que los grupos se mantienen en invierno y en verano", señaló Mauricio Vergauben, ex campeón e instructor del Club Náutico Luis Piedrabuena de Patagones.

Por su parte, Marcelo Barra, coordinador del Club Náutico La Ribera de Viedma, concluye que "hay palistas del mundo que nos envidian y quieren venir a Viedma a remar porque parte de nuestra idiosincrasia es vivir del canotaje. Además, nuestras costas son de libre acceso y eso es único; en otras regiones no se permite bajar un kayak en cualquier lugar y salir a remar como hacemos nosotros", concluye.

Datos útiles

·*El servicio de lanchas funciona de lunes a viernes de 7 a 20. Sábados y feriados de 10 a 20 y los domingos de 15 a 20. En caso de que la marea esté muy baja el barco tiene que esperar a que suba. Para tomarla, sólo hay que acercarse al muelle, de uno u otro lado, hasta verla aparecer.

La Regata del Río Negro tendrá lugar del 11 al 18 de enero desde Senillosa hasta Viedma, en 7 etapas. inscripciones@regatadelrionegro.com.ar. T: (02920) 15 60-9885.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.