¿El sexo puede cambiar el mundo? 4 proyectos internacionales que así lo creen

Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Shutterstock
(0)
22 de octubre de 2019  • 12:26

El sexo no es un simple gesto o algo sucio que hacemos a escondidas. Es una dimensión enorme de nuestra vidas y por ende, del funcionamiento del mundo. Aún cuando nuestra cama no sea una pasarela de amantes excepcionales y apenas tengamos tiempo para acordarnos del placer, la sexualidad está ahi, exprensandose en todo lo que hacemos. Algunos grupos de personas y algunas sociedades, son capaces de capitalizar esta fuerza en proyectos que buscan mejorar el espacio en el que vivimos. Ellos creen que el sexo puede salvar el mundo.¿Puede?

Porno amateur para recuperar el Amazonas

¿Dónde? En Noruega.

Hace casi una década que el porno amateur mantiene su crecimiento por sobre las producciones profesionales. La demanda de sexo real, ese que nos muestra a la gente en soquetes y cuartos desordenados, es tan alta y sostenida que los noruegos Leona Johansson y Tommy Hol Ellingsen, decidieron capitalizar semejante fuerza de tracción para algo más trascendente que conseguir un simple orgasmo anónimo perdido por el plantea. Ellos pretenden salvar las selvas. Desde 2004, la red que crearon, Fuck for the forest, recluta activistas ecológicos, cachondos amantes de la naturaleza, que mandan sus nudes y videos de sexo en pareja o grupal. Ellos generan material porno constante para nuevos usuarios que pagan por verlo. El dinero recaudado está destinado a proyectos ecológicos. Suena a chiste pero no lo es. En sus primeros seis meses de existencia, el grupo recibió financiación inicial del gobierno de Noruega, luego ya logró sostenerse gracias a sus propios usuarios que además se congregan en fiestas y conciertos que terminan en grandes fiestas sexuales. Durante sus primeros cuatro años de existencia, estos activistas ecosexuales lograron recaudar 500.000 euros. Actualmente trabajan con organizaciones destinadas a reparar la selva amazónica.

Chequeá: en FilmAffinity.com podés ver un asombroso documental sobre su modo de funcionar.

Orgasmos para aprender a tener relaciones más sanas

¿Dónde? En España.

Tutoriales explícitos, seducción sin tabú y técnicas sexo afectivas. Es difícil ingresar al site de Santa Mandanga y no quedar pegada a su porno supero bien iluminado, realista y sobre todo, didáctico. O a sus charlas, honestas, complejas, desafiantes. Se trata de la primera plataforma de educación sexo afectiva explícita creada por la periodista especializada en sexualidad, Naomi Casquet y por el emprendedor digital Roberto Garcés. Olvidate de los textos complejos sobre lo que está bien o está mal en las relaciones. Acá lo que se busca es hacerte pensar ¡o sentir! todo lo que te estás perdiendo mientras permaneces encerrada en un cuadradito mental. El objetivo que el site declara no es menor: un revolución y para eso además, conecta a sus usuarios en una gran comunidad que en la que comparten debates y reflexiones.

Chequeá: Santamandanga.com.

Educación sexual en colegios para mejorar la salud pública

¿Dónde? En Europa del Norte.

La noción de la importancia de la educación sexual no es un invento de un progresismo excéntrico argentino o de "la ola verde" latinoamericana. Mucho antes de que los Estados más protectores, entendieran la importancia de informar a niños y jóvenes sobre la importancia de cuidar su cuerpo y el del otro, organizaciones privadas tomaron en sus propias manos la cuestión con resultados tan positvos a nivel demografico (reducción de abortos, de nacimientos no deseados y de abandono de niños) y de salud pública (merma drástica del contagio de enfermedades sexualesy detección temprana de los casos de abuso infantil), que incentivaron a los Estados a involucrarse. El caso de Países Bajos, es el mejor reflejo de este proceso. Antes de los ´90, la educación sexual se daba en los colegios secundarios pero a través de la Fundación Rutgers, que funcionaba como el Centro de Planificación Familiar holandés. El desarrollo de ese centro fue tan fructífero que más tarde, en 2010, pasaría a llamarse Rutgers WPF y a posicionarse como un referente en sexualidad internacional. Para entonces, la educación escolar ya no era su metier. En 1996 el Ministerio de Educación reconoció lo alentadores de los resultados y la cuestión pasó a sus manos.

Chequeá: https://www.rutgers.international

Energía orgásmica para cumplir deseos

¿Dónde? En Oriente y en la Europa Medieval.

Según el Tantra, el mejor momento para pedir deseos, es justo segundos antes del orgasmo. En ese momento en que la explosión (o implosión) está por ocurrir, frenar y poner una intención a semejante fuerza, nos ayudaría a canalizar los propósitos por los que además, estamos trabajando. El arte de utilizar el acto sexual para la concreción de un deseo y para la expansión energética proviene de la creencia de que la energía sexual es la más importante en la vida del ser humano, tanto en nivel psíquico y biológico. Esta es una convicción compartida por la Wicca, una religión neopagana medieval combatida por el catolicismo mediante, entre otras cosas, la quema de brujas. Hoy muchas personas buscan mantener la consciencia de este poder vivo a través de talleres y manuales que recuerdan lo poderoso de la capacidad de frenar un orgasmo e incluso bloquearlo, para que toda su fuerza previa se redirija a otro propósito. Según ellas, si cada persona en el mundo que tiene sexo supiera acerca de esta magia y la redirigiera hacia propósitos colectivos, el cambio sería radical.

Chequeá: https://somananda.org/energy-orgasm/

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.