Ella murió, pero su corazón aún late en el bosque

Su marido quiso hacerle un homenaje a los años que pasaron juntos y con su idea sorprendió a todos
(0)
28 de julio de 2017  • 14:10

Dicen que a veces sólo basta con cambiar la forma en que miramos las cosas para tener una nueva perspectiva sobre la vida. Y desde el aire, desde luego, todo se ve de otra manera. De eso está seguro un piloto de globos aerostáticos que, según relata, un día descubrió que, en medio de los árboles de un bosque de Inglaterra, había un corazón. Sí, leíste bien. En el medio de un denso bosque, la figura de un corazón se dibujaba a la perfección y desde el cielo se podía apreciar su forma.

Ese corazón le pertenece a Winston y Janet Howes, una pareja que se casó en 1962 y que vivió un feliz matrimonio que finalizó de forma abrupta, cuando ella falleció súbitamente de un ataque al corazón. Entonces, Winston dedicó todos sus esfuerzos a crear un homenaje a la altura del amor que sentía por Janet. Y para hacerlo plantó cientos de robles en un terreno de su propiedad de unos 24 mil metros cuadrados en el sur de Gloucestershire. Y dejó un espacio en el centro precisamente con forma de corazón. Este hermoso gesto permació oculto durante años pero en cuanto fue descubierto la noticia no tardó en viralizarse.

¿Qué te pareció esta historia? ¿Conocés alguna parecida? Además te mostramos Quién es la chica que se come al mundo

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.