Empezar a producir(se) desde un lugar más ético