Empezó con una feria de ropa y hoy tiene una app con más de 800 mil usuarias

Cecilia Membrado, CEO de Renová tu Vestidor.
Cecilia Membrado, CEO de Renová tu Vestidor.
Inés Pujana
(0)
31 de julio de 2019  • 13:10

Hoy te traemos un claro ejemplo de cómo prepararse, estudiar y hacer los números de todo son las claves de un emprendimiento exitoso . Entrevistamos a Cecilia Membrado, creadora de una de las plataformas de moda más prometedoras del mercado, y le preguntamos cuáles fueron las claves de su negocio.

"Ningún MBA te da lo que te da emprender. Yo hago recursos humanos, finanzas, marketing, customer service y manejo gente. Tener tu propia empresa es hacer un MBA acelerado", cuenta Cecilia Membrado, CEO y cofundadora de Renová tu Vestidor, una red social de moda en la que más de 800 mil mujeres suben fotos de la ropa de su placard que ya no usan y la venden. La consigna, eso sí, es que esté en casi perfecto estado o que aún conserve la etiqueta. "Para eso hacemos un montón de curaduría", aclara Cecilia, haciendo alusión al filtro de selección de imágenes por el que definen cuáles son las prendas aptas para subirse a la plataforma. La app es tan exitosa que ya tienen más de 3 millones de visitas mensuales y hasta lograron sumar a más de 100 famosas que donan a causas sociales los dividendos de la venta de su guardarropa, entre ellas, Pampita, Pamela David y Marcela Kloosterboer, solo por dar algunos ejemplos.

Pensar en números

Muchas emprendedoras aman lo que hacen, pero cuando llega la hora de hacer cuentas, hacen agua por todos lados. No es el caso de Cecilia, que estudió Administración de empresas, hizo un posgrado en marketing y trabajó en el área comercial de gigantes de la moda como Nike, Rapsodia, Vitamina y hasta Mercado Libre Moda. "Es que tenés que mirar los números para saber si estás ganando plata o para saber si la oportunidad es tan importante como parece", aclara. Eso es exactamente lo que hizo después de que se le ocurrió la idea del emprendimiento, que nació por una necesidad práctica. " Yo tenía muchísima ropa en mi vestidor, porque había trabajado en marcas de moda y porque cuando viajaba me compraba muchas prendas que después no usaba. Cuando me casé y me fui a vivir a un dos ambientes con un solo placard, no había forma de que entrara la ropa de mi marido. Entonces organicé una feria en el SUM de mi edificio que fue un éxito. Muchas de las chicas que iban me preguntaban si me podían dar su ropa para vender, porque pensaban que yo me dedicaba a eso. Y ahí fue cuando se me cruzó la idea de que yo no debía ser la única mujer con mucha ropa en su placard con un gran valor de reventa". Cecilia se puso a investigar y descubrió una estadística reveladora: las mujeres, en promedio, usan solo el 20% de lo que tienen en su vestidor, lo que quería decir, haciendo una matemática simple, que una mujer con 10 jeans probablemente usaba solo 2 y le sobraban 8 para revender. "Eso me hizo darme cuenta de que existía una oportunidad de negocio. Traté de dimensionar en números para saber cuál podía llegar a ser mi máximo de ingresos y le pedí ayuda a mi marido, que también es administrador de empresas y en ese momento trabajaba en una financiera". Los números cerraron, y fue entonces cuando se animaron a hacer una primera prueba.

La remada

Renová tu vestidor es un sitio de venta online de ropa con más de 800 mil usuarias.
Renová tu vestidor es un sitio de venta online de ropa con más de 800 mil usuarias.

Cuando arrancaron con el emprendimiento, Cecilia y su marido (y ahora también socio, Ignacio Basaldúa), tomaban ropa en consignación y la publicaban en una tienda online que crearon a través de Mercado Shops. "Entendíamos que nuestra feria tenía que ser online, porque la demanda offline era muy limitada. Hoy el online te da una potencialidad enorme, porque estás las 24 horas de corrido y porque vuelve el negocio más escalable. Sacábamos fotos y, sin saber mucho e investigando, empezamos a ver cómo hacer correr una pauta en Facebook y en Google. Gracias a Dios hoy hay un montón de herramientas online que sirven para empezar sin necesidad de ser un experto. Vendimos un montón, tanto en el interior como en la Capital, y nos dimos cuenta de que había mucha gente dispuesta a comprar ropa usada de forma online".

Mientras hacían la prueba piloto mantenían sus trabajos, porque no tenían grandes ahorros para mantener el proyecto. Además, como la demanda no paraba de aumentar, se vieron obligados a contratar a una chica para que los ayudara a contestar preguntas, hacer envíos, sacar fotos y tomar medidas, al mismo tiempo que ellos invertían en pauta para que la gente los llegara a conocer. Porque no alcanzaba con crear el sitio: había que hacer que la gente entrara. "Laburaba 24x7 porque estaba en todo, y literalmente no dormía. Hoy agradezco que lo hice cuando era más joven, porque ahora que tengo una hija me sería bastante más difícil", cuenta Membrado.

El empujón

Con el tiempo el proyecto los obligó a mutar, algo con lo que eventualmente se enfrentan muchos emprendedores: "Como nosotros nos promocionábamos como una empresa de compra y venta de ropa, nos escribía muchísima gente del interior preguntándonos si nos podían mandar valijas. Ahí nos dimos cuenta de que tomar ropa en consignación no era el camino, porque hubiéramos necesitado un depósito gigante, más gente que sacara fotos, etc. Volvimos a hacer números y decidimos cambiar el rumbo". Con una sincronía de esas de las que solo el destino entiende, Cecilia y su marido justo en ese momento estaban participando del programa NAVES del IAE, un espacio de formación, networking y, principalmente, mentoría para emprendedores. "Salimos segundos y estuvo buenísimo porque, más allá del premio, nos ayudaron mucho los mentores, que nos hicieron pensar en la escalabilidad, es decir, cómo íbamos a llegar a todo ese mercado que estaba ahí afuera. Ellos fueron los que nos hicieron ver que tomando ropa en consignación no lo íbamos a poder hacer. Recién entonces empezamos a pensar en lo que es hoy Renová tu Vestidor, una aplicación a la que cualquiera puede subir su ropa. También decidimos sumar un tercer socio, porque nuestro producto iba a ser una app, es decir, el core de nuestro negocio iba a ser tecnológico, y eso no podíamos tercerizarlo. Lo mismo pasa si hacés zapatos de diseño, no podés tercerizar el diseño si es la clave de tu negocio".

Hoy, con más de 3 millones de visitas mensuales, la plataforma no para de crecer, y es incluso una herramienta de trabajo para miles de mujeres que la usan como una forma de complementar los ingresos de su hogar.

Los 5 principales aprendizajes de Cecilia

Cecilia Membrado, CEO de Renová tu Vestidor.
Cecilia Membrado, CEO de Renová tu Vestidor.

- Confiá en vos: "Lo más difícil de emprender es empezar. Me acuerdo de contarles el proyecto a varias personas y que me lo tiraran abajo. Vos tenés que estar convencido de que tu producto es una solución a una necesidad del mercado, de que aportás un valor agregado y de que la gente te va a elegir. Hay que bloquear los comentarios que te hace todo el mundo porque es muy fácil opinar y a vos como emprendedor te afecta muchísimo. En ese momento hay que decir 'no escucho a nadie y lo hago', casi como un loco".

- Hacé FOCO: "Al principio trabajaba desde mi casa. Después alquilamos una oficina, que aprovechamos y la convertimos en un local. Y fue un chino. La gente venía, se probaba cosas y no compraba nada. En un momento paramos y dijimos: hagamos FOCO. Enfoquémonos en lo importante, que es la oportunidad de estar ONLINE, no offline".

- Complementate: "Son muy importantes los socios que elijas. Está buenísimo no hacerte socia de tu amiga solo porque es tu amiga. Tenés que elegir los socios estratégicamente. Nuestro socio tecnológico es mi cuñado, el hermano de mi marido, y lo elegimos porque él sabía algo que nosotros no sabíamos".

- Pensá si querés agrandarte: "Renová tu Vestidor es una empresa en la que invirtió un montón de gente, que es algo que fue ocurriendo. En ese momento dejé que pasara, pero si le hubiera podido dar un consejo a la Cecilia de antes, es que cuando dejás que alguien invierta en tu compañía te estás poniendo una soga al cuello, porque el inversor va a querer ver un retorno o ganancia. Yo hoy no lo haría. Es un camino que hay que elegir, porque te estás metiendo en otro terreno. La otra opción es tener tu negocio e ir creciendo de a poco; tener tus ingresos, etc.".

- Poné primera: "Hoy veo la primer versión de Renová y me avergüenzo. La lanzamos el 17 de enero de 2014 y me acuerdo de que Gonzalo, nuestro socio tecnológico, nos decía: ' Esto todavía no está', y yo le dije: 'Lancemos porque hay que probar si funciona'. Si no, nos íbamos a demorar 6 meses más en lanzarlo y quizá nadie lo usaba".

En números

10.000 USD fue la inversión inicial que hicieron.

800 mil son las usuarias que usan la plataforma.

3.000.000 de visitas mensuales tiene el sitio.

20 personas trabajan en la empresa.

En 3 países tiene presencia la marca.

El 70% de las ventas vienen de las mismas usuarias que ya compraron antes.

Si querés hacer como Cecilia y poner manos a la obra con los números, acá te dejamos un contenido específico sobre el tema, en el que te enseñamos a armar tres planillas básicas financieras.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.