Emprender. ¿Una fuente de crecimiento personal?

El solo hecho de lanzarse a emprender y atravesar tantos desafíos ya es un gran avance en cuanto a crecimiento personal.
El solo hecho de lanzarse a emprender y atravesar tantos desafíos ya es un gran avance en cuanto a crecimiento personal. Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Shutterstock
(0)
19 de marzo de 2020  • 10:18

Desde decir "Me animo", empezar, asociarse, conseguir el primer cliente, poner un local, definir un nombre, un logo, cambiarlo, dudar, seguir y hasta vender más de lo que esperábamos. Todo esto puede resultar una gran invitación a superar nuestras propias limitaciones, a desafiarnos y aprender. Hoy hablamos acerca del crecimiento personal que significa emprender con Federico Peiretti, coach ontológico, autor de Amar el Caos , el libro sobre innovación y emprendedores y líder en transformación y creación de negocios.

Tal vez mientras leías todo ese pequeño resumen de hitos por los que podemos pasar mientras emprendemos, te salga de adentro un gran ¡uff, cuánto! ¿Pasé por todo esto? Estés en el hito que estés, felicitaciones, considero que cada una de esas etapas son grandes hitos y me da pie a hablar de la segunda pregunta. ¿Qué más sigue? La respuesta puede que sea otros miles de hitos, seguida de una igual cantidad de incertidumbre, miedos, inseguridades y más preguntas.

Propongo aprender en el lugar donde estemos y aprovechar las herramientas del contexto , surge el siguiente punto. ¿Por qué emprender es una fuente de crecimiento personal? A medida que vayamos desafiando nuestras limitaciones, creciendo y madurando, nuestro emprendimiento lo va a hacer también.

Esto es válido para los que deciden emprender solos o en equipo. El equipo o sociedad es la representación de más de una persona, con lo cual también tiene un estadio de maduración que impacta en cada integrante, es decir crecemos a medida que potenciamos y desarrollamos nuevas capacidades . Vamos a un ejemplo bien concreto.

Pero antes, unas pequeñas preguntas para ponernos en sintonía;

  • ¿Cuántas veces les pasó que se llenan de pendientes y no avanzan con esas tareas que creen importantes para desafiarse?
  • ¿Cuántas veces les pasa que aplazan el profundizar en lo que les está molestando?
  • ¿Cuántas veces dejamos de hacer lo que sabemos que nos va a ayudar a crecer?

En este último tiempo me encontré en varias conversaciones con emprendedores en las que me tocaba mentorearlos y acompañarlos en su crecimiento, donde seteábamos en conjunto un camino para crecer, partiendo de desafíos y acciones concretas con resultados concretos.

Ejemplo, armar una grilla de las actividades de cara a sus clientes, con lo que iban a realizar durante el año, con el objetivo de poder comunicar eficazmente, tener visibilidad de lo que podrían llegar a ganar y dónde iban a tener que ajustar para potenciar más el emprendimiento. Ojo, planear no quiere decir que el plan nos salga perfecto.

Esto para muchos puede significar un desafío de orden, de priorizar, de hacer foco en lo importante y esta tarea puede quedar para lo último.

Un caso personal

Escribir "Amar el caos" el libro, era un gran desafío , no solo por hacer algo nuevo y distinto, sino por el grado de exposición que para mí significaría, algo a lo que no estaba acostumbrado, lo veía como ir de cero a 100%. El camino que elegí es empezar a hacer pequeñas pruebas, compartir algunos textos con colegas, también a compartir textos a personas desconocidas y, por último, cuando me sentí más seguro publicar algunos posteos en un blog personal y soltar cualquier expectativa de resultado, entregando eso al mundo. La vulnerabilidad de expresarme. Al momento de lanzar el libro, me sentí más seguro, más confiado. Si bien lo seguía escribiendo, mi foco también estuvo en trascender mis limitaciones.

Entonces ¿cuáles son los desafíos que tienen por delante? ¿Cómo piensan enfrentarlos?

Puede ser que vuelvan a pensar en hitos, en resultados, como esa conversación con su socio, ese plan de comunicación, invertir más de lo que vienen invirtiendo. ¿Cómo hacer para que esto se transforme en un desafío? Repasar lo que los incomoda de todo esto. Buscar el miedo más profundo que tienen detrás de esa acción.

¿Qué sería lo peor que puede pasar si hago esto? Ahí está, ese puede ser un pequeño paso para empezar a hacernos cargo de nuestros desafíos y que emprender se convierta en un camino claro para desarrollarnos personalmente.

El beneficio, crecer, superar nuestros límites, evolucionar, madurar, aprender, inspirar. Que nuestro emprendimiento supere todo lo que imaginamos, vimos y pensábamos que podía pasar. Que todos los días nos preguntemos ¿Qué más es posible?

Donde esta el límite de expansión, está nuestro propio limite diciéndonos "hola, acá estoy".

A modo de repaso

Algunas preguntas guía.

  • ¿A dónde quieren llegar?
  • ¿Qué conocen del camino para llegar ahí? (Esto les va a dar como resultado lo que ya saben, experimentaron, sus fortalezas)
  • ¿Qué no conocen? (áreas de aprendizajes)
  • ¿Qué es lo que me da miedo que pase? Y ¿Qué creo es imposible que pase para llegar a donde planteo? (La limitación, el lugar donde podemos crecer personalmente)

Pueden pedir ayuda, hablar con otros emprendedores, escuchar historias, al fin y al cabo y por suerte hay un montón.

  1. El consejo: no dejar para nunca lo que nos aprieta el zapato y nos incomoda, pues pronto puede volverse lo urgente y quizás sea tarde. (Pueden observar la cantidad de equipos que se resignaban a evolucionar al teletrabajo y hoy lo tienen que hacer sí o sí).
  2. El consejo de yapa : La invitación, a compartir sus desafíos, lo que aprendieron, lo que se dieron cuenta, crecer en comunidad, en equipo es más fácil. Muchas veces no sabemos a quién podemos tener enfrente y que está necesitando la persona, tal vez relatando un pequeño aprendizaje estemos inspirando un gran cambio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.