En Acassuso, una casa con espacios abiertos pero máxima privacidad