En artesanías y artes aplicadas hay un mundo por descubrir

Son un refugio para la memoria de la Ciudad
(0)
30 de noviembre de 2002  

La vida te da sorpresas , diría Pedro Narvaja, y respecto del patrimonio cultural mucho hay para sorprenderse. Desde hace tiempo el debate sobre los bienes culturales y su protección ha visto ampliarse sus fronteras en un desarrollo más que propicio. Esa concepción de lo bello como manifestación de una parte de las disciplinas estéticas en desmedro de otras debe rendirse a la evidencia de la búsqueda de nuevos horizontes hacia los cuales orientar la mirada y el gusto. Así, ¿quién podría dudar del papel de las artes aplicadas o de las artesanías, rescatadas permanentemente como difusoras de identidad de un pueblo? No sólo las propuestas de diseño, sino también el objeto diseñado como parte de una escenografía personal han generado un sinnúmero de pequeños exploradores ávidos de nuevas expediciones por el mundo de las artes decorativas. Buscan reflejar en el marco de su escena privada mundos diversos cuyo único límite es la imaginación, el deseo o el presupuesto.

No hay objeto decorativo que pueda considerarse un mero acompañamiento de escena; hay, en todo caso, elementos elegidos desde un observador atento cuyo deseo o necesidad lo han arrastrado a diversas dosis de audacia a la hora de decidir su inversión. Podrá encontrarlo en una feria, una casa de remates o una galería de arte, pero la búsqueda será siempre la misma: lograr un entorno cuyo decorado reflejará una historia pequeña, privada. Con el tiempo, quizá suceda que alguno de esos objetos pase a integrar la colección de un museo. Entonces, la memoria ciudadana destinará un espacio para dar cuenta de aquella aventura que quizá vio la luz un domingo de tarde en plaza Dorrego, entre una multitud de objetos de los que probablemente ignoremos por qué despertaron aquella pasión que dio origen al rito. Nuestra memoria del mundo, al decir de Calvino, agradecida.

La autora es directora general de Museos del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y abogada especialista en legislación cultural.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.