En familia. Son hermanos y crearon una de las marcas de purificadores de agua más exitosas

.
.
Ayelén Di Leva
(0)
20 de noviembre de 2019  • 12:48

Esta es la historia de dos hermanos emprendedores que aprovecharon sus conocimientos sobre la industria del agua y se lanzaron a crear un producto novedoso, sustentable y con mucho diseño. Mirá cómo lo lograron.

Lucas (37) y Leandro (35) Barrionuevo son hermanos. Desde muy chicos forman parte del mundo del emprendedurismo. Su abuelo y su papá tuvieron empresas dedicadas al tratamiento de aguas industriales durante toda su vida. El agua era el tema de todos los días en su casa, la estrella. El formato de empresa familia los acompañó durante toda la infancia y fue, quizás, la semilla que, años después, se transformó en Pura, su empresa de purificadores.

Siendo adolescentes les picó el bichito del surf. Se metieron de lleno en el deporte acuático, que los conectó un montón y les permitió darse cuenta de que quieran hacer algo juntos, emprender con algo relacionado al surf y al agua. Leandro estudiaba Administración de empresas en la UBA y Lucas Bioquímica. Eran la fórmula perfecta para una empresa.

Detectar la oportunidad

Mientras cursaba la carrera, Lucas comenzó a trabajar con su papá en el área de desarrollo de producto; ya tenía muy en claro su deseo: al igual que las dos generaciones anteriores, quería armar un emprendimiento dedicado al tratamiento de agua. Ahí surgió el concepto incipiente de amar Pura. "Cuando Leandro se recibió, le propuse hacer Pura. Dio vueltas pero se animó a ver de qué se trataba. Nuestro viejo nos orientó un poco, nos explicó que teníamos que hacer, cómo registrar el nombre... Nos pusimos a pensar y de la nada salió el nombre: corto, simple y que no estaba registrado...", cuenta Lucas.

En 2008 arrancaron a prueba y error. "Las primeras partidas las hicimos con muestras de materiales que fui a pedir de caradura en todas las importadoras y multinacionales que encontraba, porque necesitaba la muestra para hacer la prueba en el dispositivo. Conseguí aproximadamente 25 kilos y con eso hicimos los primeros cuatro equipos que eliminaban el arsénico. Mi hermano los puso en venta en De Remate y los vendimos en el día, ¡quebramos stock! Nos dimos cuenta de que era un éxito y que había que meterle porque nos chocamos con la necesidad de la gente de resolver el problema del agua. Encontramos un público que necesitaba una solución", recuerda.

La sustentabilidad como bandera

Dos años más tarde, en 2010, ya habían resuelto el tema del arsénico y habían logrado eliminar el cloro, pero sentían que el mayor problema seguía activo: el agua envasada. "Como surfistas estábamos muy sensibilizados con el asunto del plástico, entendemos que no tiene sentido comprar agua envasada, nos preguntábamos por qué no consumir el agua de tu casa y lograr una ‘independencia’. Con esos pensamientos empezamos a diseñar las botellas. Tomamos la idea de EE.UU. porque acá no se hacía nada. Importamos y empezamos a usar la lógica purificador + botella con la idea de eliminar el plástico. Estamos muy comprometidos con el triple impacto (económico, social y ambiental), y una vez que lo terminamos de conocer y entender bien nos certificamos como empresa B", explica Lucas. La gestión sustentable estuvo latente en ellos desde siempre. Con la primera plata que ganaron en Pura se fueron a surfear a Perú y estando allá entraron en contacto con una ONG que utilizaba el surf como disparador para concientizar sobre ecología a los más chicos. "Conectamos muy fuerte con eso y entendimos que teníamos que hacer algo social con la empresa, algo distinto", dice. Ser reconocido como Empresa B significa que la compañía está comprometida a generar un cambio y que tiene como objetivo combinar el negocio con aportes sociales y el cuidado del hábitat. "A partir de la certificación se nos amplió la consciencia infinitamente. Conocimos una herramienta que es la evaluación del ciclo de vida del producto, lo que te permite medir el impacto que estás generando. Lo medís y lo comparás contra perfiles ambientales. Hace muy poco terminamos una herramienta propia que nos permite comparar el impacto de nuestro equipo con una unidad funcional en 2 litros de agua contra 2 litros de agua envasada. El resultado es 230 veces menos impacto en el mundo", relata.

Compromiso social

El otro eje que los caracteriza tiene que ver con un compromiso social. La empresa busca una transformación más global y para lograr esa combinación trataron, desde el día uno, de generar puestos para aquellos que estaban excluidos del mercado laboral: "El primer colaborador que tuvimos fue un sordo, lo hicimos para incluir y nos chocamos con un desafío muy complicado para alguien inexperto. Aprendimos de ese mundo y hoy en día la persona que hace las instalaciones y capacita a instaladores es una ex presa. Queremos darle esa vuelta de rosca, buscamos impacto: además de dar agua queremos transformar el tejido social facilitándole trabajo al que está sin laburo. Queremos capacitarlo y transformarlo en alguien valioso. Darle, quizás, la primera oportunidad laboral y devolverle la libertad de ser dueño de su vida", explican.

Purificar el agua, con todo lo que eso significa, les permitió conectar con la naturaleza, fortalecer las relaciones y conquistar un mercado que piensa en un futuro más inclusivo, sustentable y puro.

EN NÚMEROS:

  • En total, Pura cuenta con 60 productos . De esos 60, 20 hacen el 80% de la facturación (purificadores y botellas).
  • $0 fue la inversión inicial. Utilizaron las instalaciones de la empresa de su padre y confeccionaron los primeros dispositivos con muestras que consiguieron golpeando puertas.
  • Arrancaron la empresa siendo ellos dos. Hoy forman la empresa 30 empleados .

CANALES DE VENTAS:

  • E-commerce: podés conseguir sus productos en la página oficial www.pura.com.ar o chusmeando su perfil de Instagram: @puraoficial .
  • Franquicias: locales propios en los shoppings Abasto y DOT, que se suman al primer local que abrieron, que se encuentra en Haedo. Además, tienen dos en la provincia de La Pampa (en Santa Rosa y en General Pico) y otro en Río Cuatro, Córdoba.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.