En las ferias, todo el diseño

La salida de fin de semana puede ser una oportunidad para hallar objetos decorativos
(0)
30 de noviembre de 2002  

Domingo en la plaza Dorrego, en San Telmo. Bajo la presencia siempre estimulante del sol, diversidad de visitantes se encuentran, curiosean, y se dejan encandilar por los objetos que, a veces en forma desordenada, se exhiben en los puestos de alrededor de la plaza. El espectáculo es similar al que se observa, con ligeras variantes, en distintos lugares de la Ciudad. Plazas, antiguos caserones y hasta shoppings ofrecen la mejor de las propuestas para las horas de ocio: pasear, disfrutar del entorno urbano y volver al hogar llevando como trofeo algunos de los objetos decorativos que se exhiben en estos estimulantes espacios.

Tesoros a cielo abierto

El rito se reitera desde 1970, año en que se creó la feria de antigüedades de San Pedro Telmo: el último día de la semana la plaza más renombrada de este barrio porteño despliega toda la magia atesorada por muebles y accesorios realizados hace un siglo o más. En la actualidad, reúne más de 250 puestos y, como en sus inicios, depende del Museo de la Ciudad. Permanece abierta de 10 a 17, y cuenta con una variedad de objetos que van desde sifones y fotos hasta exquisitas piezas art déco, instrumentos musicales y delicados juegos de vajilla. Para llegar, nada mejor que recorrer la calle Humberto I° hasta Defensa, disfrutando del encanto de una de las zonas con más personalidad de la Ciudad.

Un dato por tener en cuenta es que el primer domingo de cada mes, llamado del coleccionista , está dedicado a un elemento en particular. Los interesados ya pueden ir agendando: en diciembre las favorecidas serán las tarjetas navideñas.

Otra opción interesante es la Feria de la Baulera. Está en Azcuénaga 1654 (entre Peña y Melo), en las instalaciones de un edificio construido en 1870. Los puestos se ubican en una elegante galería de 180 metros de perímetro, que mira a un patio octogonal en el que se lucen magníficos y añosos árboles. También se la conoce como el Primer Mercado del Usado Elegante, y es posible visitarla todos los sábados y domingos, de 11 a 20.

"Nuestra feria constituye una suerte de respuesta irónica, divertida, pero a la vez muy eficiente, para los apremios económicos que nos aquejan", comenta Carlos Rodrigué, responsable del lugar.

Vajilla inglesa, cristalería, platería, lámparas, cuadros, pequeños muebles y alfombras son algunos de los hallazgos que esperan al visitante ávido de piezas enriquecidas por el tiempo. "Uno de los criterios básicos de la muestra -continúa Rodrigué- es que lo que uno está cansado de ver en su casa puede ser necesario para otros. En algunos casos, hasta es posible que constituya una pieza de inestimable valor a los ojos de un coleccionista."

De tierra adentro

Pero, en materia de oportunidades al aire libre, no sólo se trata de buscar antigüedades. Los partidarios de lo autóctono tienen en la Feria de Mataderos una excelente oportunidad de despuntar el vicio. Para conocerla, hay que acercarse a la intersección de Avda. Lisandro de la Torre y Avda. de los Corrales (Mercado Nacional de Hacienda), todos los domingos, de 11 a 21.

Quienes deseen darse una vueltecita en pleno verano, deberán tener en cuenta lo siguiente: entre el 18 de enero y el 8 de marzo de 2003 la feria cambiará de agenda y funcionará los sábados, entre las 18 y las 2 de la mañana.

"Este espacio ya cumplió 17 años. Su creación estuvo imbuida del espíritu de los primeros años 80, marcados por el regreso de la democracia al país -rememora Sara Vinocur, la fundadora-. Al concebir el proyecto partí de la idea de recuperar el sentido de los festejos populares, los símbolos y las fechas patrias.

"Asimismo, me preocupaba generar un espacio que propiciara el encuentro de la gente entre sí, además de estimular el respeto a las manifestaciones culturales de las diversas provincias que se encuentran representadas."

Las casi 20.000 personas que asisten al lugar en los días de festejos patrios, o el promedio de 10.000 visitantes que convoca cada domingo le dan su voto favorable a la iniciativa.

Por otra parte, en sus instalaciones se pueden encontrar creaciones gauchescas, muebles artesanales, tallas en madera y tejidos que ofrecen los casi 300 puesteros que trabajan en la feria. Asimismo, es posible comprar productos mapuches, tobas, wichis o diaguitas.

Un entorno poco común

¿Se imagina un lugar mejor para un mercado de artesanos? Con esta pregunta, el Shopping Abasto invitaba, hace un año, a sus visitantes habituales a acercarse a un nuevo emprendimiento: la instalación de una feria artesanal en pleno centro de compras. "Era la primera vez que se realizaba un proyecto de estas características -explica Hernán Gálvez, responsable de marketing-. Hicimos un recorrido por distintas ferias, y llegamos a la conclusión de que era atinado reunir los beneficios de un shopping (espacio cerrado, alta circulación de público) con la oferta de productos que no se realizan en serie." La iniciativa demostró ser un éxito. Permanece abierto de lunes a viernes, entre las 15 y las 22; los sábados, domingos y feriados, de 10 a 22. Es posible hallar artesanías de gran calidad: objetos de vidrio, mobiliario, velas, productos de madera y herrería, entre otros. Una opción que se suma a un circuito atractivo y lo suficientemente variado como para que nadie se lo pierda.

Modelos y precios

  • Juego de té alemán: $ 58 (Feria de la Baulera).
  • Mesa ratona: $ 45 (Feria de la Baulera).
  • Silla de roble: $ 80 (Feria de la Baulera).
  • Bandejas de metal: $ 75 (Feria de la Baulera).
  • Araña de bronce con caireles: $ 120 (Feria de la Baulera).
  • Mesa ratona: cerealera, 60 cm x 80 cm, $ 120 (El Faro, Mercado de Artesanos, Shopping Abasto).
  • Esquinero de campo: cuatro puertas y estante, $ 240 (El Faro, Mercado de Artesanos, Shopping Abasto).
  • Cenicero: de vidrio, tamaño mediano, $ 7 (Ket Vidrios, Mercado de Artesanos, Shopping Abasto).
  • Velador: de hierro, $ 25 (Estilo Hierro, Mercado de Artesanos, Shopping Abasto).
  • Mate alemán: de porcelana, $ 90 (local 107, Feria de San Pedro Telmo).
  • Fuentes consultadas: Museo de la Ciudad: Alsina 412. Feria de Mataderos: 4372-4836. Mercado de Artesanos, Shopping Abasto: Avda. Corrientes 3247; 4959-3400. Feria de la Baulera: Azcuénaga 1654; 4325-4020. Dirección de Museos: 4434-4214.

    MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.