Pablo Neruda. En un beso, sabrás todo lo que he callado