Enseña matemática en una plaza de San Luis para los que no pueden pagar clases particulares

Un ejemplo de amor por la docencia y de solidaridad
Un ejemplo de amor por la docencia y de solidaridad Crédito: El diario de la república
(0)
15 de marzo de 2019  • 09:37

Cuando la vocación se lleva en la sangre sólo se necesitan las ganas de hacer. Este estudiante de profesorado de matemáticas se dedica a dar clase en sus tiempos libres a los chicos que no pueden pagar un maestro particular.

Se llama Marcelo Salas y vive en la localidad de Villa Mercedes, San Luis. Con 35 años, está cursando tercer año del profesorado de matemáticas en el Instituto de Formación Docente y Continua (IFDC).

"Muchos conocidos me decían que algunos profes cobran precios imposibles de pagar por preparar materias, más en esta época en la que está muy duro todo", contó a Vía San Luis.

Todas las tardes y algunas mañanas comparte sus conocimientos y espera a sus alumnos ocasionales en la plaza Sarmiento, de la ciudad vecina a la capital puntana. Decidió usar la plaza a falta de un espacio propio y, a la vez, como un "lugar neutro", que es visible para todos.

"Las matemáticas no son fáciles de digerir para todo el mundo. Por eso tengo mucha paciencia y les digo que no me molesta que me pregunten todas las veces que sea necesario", dijo, y contó que las ecuaciones y las operaciones con fracciones son lo que más le cuesta a la mayoría.

Actualmente, Marcelo no tiene un empleo estable y subsiste con trabajos de electricidad ya que le faltan al menos dos años para recibirse de profesor.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.