Ejercicio. Entrená contra dos monstruos: el Parkinson y el Alzheimer

Daniel Tangona
Daniel Tangona PARA LA NACION
(0)
18 de julio de 2020  

No me voy a cansar nunca de repetirlo: el ejercicio es salud. Entrenar te levanta la cola, sí, pero sobre todo mejora los valores en sangre, fortalece el sistema inmunológico y es la mejor forma de asegurar calidad de vida incluso a avanzada edad. Y hay algo más: estar en movimiento puede dar pelea contra las más temibles enfermedades. Entre ellas, el Parkinson y el Alzheimer, dos monstruos que todos queremos lejos.

Según me cuenta el neuropsicólogo Sergio Lotauro, para combatir el Parkinson es útil alternar ejercicios de fuerza y coordinación con actividad aeróbica intensa: "Los ejercicios de resistencia y fuerza son fundamentales, ya que ayudan a preservar o incrementar la masa muscular y con ello el bienestar general y una mayor sensación de control en su quehacer cotidiano". Se debe intercalar con ejercicios para mejorar el equilibrio, la marcha y la coordinación. Es importante que el entrenador analice qué cosas puede y no hacer el alumno dada su fase de la enfermedad.}Dado el cuidado especial, le pregunté a Lotauro qué otras precauciones deberíamos tomar los entrenadores, y me comentó sobre la importancia de la elongación, así como de evitar la fatiga o el cansancio extremo. Y algo vital: la mejor hora para la práctica es en el pico de la vida media de la medicación, donde el alumno estará mejor predispuesto.

En cuanto al Alzheimer, algunos experimentos pusieron de relieve que la actividad aeróbica o de resistencia realizada varias horas después de la actividad intelectual mejora el recuerdo hasta 48 horas después del ejercicio. "Otras investigaciones han encontrado una correlación entre masa corporal y Alzheimer. Por alguna razón que no está todavía clara, las personas con una muy buena masa corporal poseen alrededor de un 60% menos de riesgo de contraer demencia", alienta el especialista.

Explicado desde la biología, todo indicaría que el ejercicio estimula la expresión de los genes que subyacen al BDNF, una proteína que interactúa con las neuronas, optimiza su funcionamiento y evita su muerte prematura con asistencia y mantenimiento. "Promueve la neurogénesis, el nacimiento de neuronas nuevas en el cerebro adulto". Todo esto sucede en el hipocampo, donde nace el Alzheimer. Aunque, detalle, estas neuronas nuevas solo viven mucho si se las estimula con ejercicio regular.

Tal vez estén pensando que esto no es posible dado que es una enfermedad genética, pero deberían saber que también tiene un gran componente ambiental. ¿Qué quiere decir esto? Que sin importar la edad que tengamos, podemos hacer mucho para preservar nuestra memoria y el resto de las funciones cognitivas que dependen del cerebro. "Incrementar nuestra fuerza significa, literalmente, incrementar también la potencia mental", apunta Lotauro. ¿Se dan cuenta ahora del enorme potencial del ejercicio físico?

Para mantener la mente en forma

  • GPS mental, de Celia Antonini
  • Resiliencia, de Gloria Husmann y Graciela Chiale
  • Buen provecho a tu cerebro, de Dr. Sergio Lotauro y Lic. Viviana Videla Liniers
  • Secretos familiares, de Diana Paris

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.