Es argentina, se fue a vivir a Estados Unidos y vende más de 5 mil empanadas por mes

Ludmila Moscato
(0)
29 de marzo de 2019  • 18:33

Como un "acto terapéutico", según sus propias palabras, un día Jackie Mendive se puso a cocinar. Hacia 17 años que vivía en Estados Unidos, destino al que había llegado junto a su bebé por una oportunidad laboral de su marido, y en el que tuvo cuatro hijos más. Resulta que un ser querido había fallecido, y ella no encontraba consuelo. Para no pensar, puso manos a la obra, y, cuando se quiso dar cuenta, tenía tantas empanadas que desbordaban su heladera. Por eso mandó un mail a sus amigas hispanas, ofreciendo para la venta el restante. Casi sin darse cuenta, estaba dándole inicio a un negocio que aún no tenía nombre -y que luego sería www.empanadasonthego.com- mediante el que abastecería con 5 mil empanadas por mes a particulares y mercados, y que llegaría a enviar pedidos a todo el país.

"En esos días difíciles, casi sin darme cuenta, me encontré yo sola en la cocina, preparando relleno de empanadas y armando con mucha paciencia cada una de ellas con su repulgue, pausado y constante, uno a uno. Eso me conectaba con algo muy profundo, mi origen, mi mamá, mi abuela. Lo más ligado a la alimentación, eso que te nutre, y te hace crecer y crear, al tiempo que te da amor". Así recuerda Jackie esos momentos en los que solo pensaba en mantener el tiempo ocupado, a la par que - en tierra lejana- buscaba sentirse "en casa".

Además de "ubicar" el restante de su producción, la motivaba una causa social: sintió la necesidad de retribuir a la sociedad con algo, y optó por donar un porcentaje de lo recaudado a CONIN, ONG que busca erradicar la desnutrición infantil en el país.

Todo lo que vino después, lo había soñado, y no; lo había esperado y no. Porque si bien es cierto que luego de haber estudiado periodismo y asistencia social, y de haber trabajado en una agencia de noticias, la decisión de dedicarse a su familia había sido acertada; también era cierto que cocinar se había vuelto parte de una sentida rutina que la conectaba a sus raíces.

"Siempre me gustó cocinar, y viviendo en el exterior, seguís con tus costumbres de origen, eso que te conecta más profundamente con lo vivido en tu niñez, con tus afectos que están lejos. La comida argentina, y especialmente las empanadas, siempre fueron mi especialidad. Un mimo para mis hijos y sus amigos, que celebraban cada vez que se las preparaba, y se las devoran en minutos", recuerda.

Y como sucede con muchas de las ideas a las que aún les falta un tiempo para madurar y tomar forma definitiva; algunas veces, cuando estaba apurada pensaba "si las pudiera pedir online y tenerlas a mano, listas. O pedir un delivery, como en Argentina".

Así que luego de esa tarde en la que se puso a cocinar casi mecánicamente, como un acto reflejo, y de que todas sus conocidas compraran sus empanadas; todas las cuestiones latentes que rodeaban ese proyecto, se juntaron. Los planetas se alinearon, y Jackie comenzó a tomar dimensión de que realmente esto podía convertirse en un negocio.

CÓMO LO HIZO

"Mis primeras ventas fueron un éxito total y eso me alentó a seguir cocinando y cocinando. Recibía pedidos a diario, y enseguida se agotaba mi stock. Así, seguí congelando y conservando. Cuando empecé a recibir llamadas de gente que no conocía, muchos de ellos americanos tentados de probar algo home made de nuestra cultura, tomé conciencia de que estaba frente a un negocio real", detalla.

Ya inmersa en lo que era una actividad comercial, comenzó a asesorarse, y entendió que no solo debía tramitar una licencia para poder vender comida, sino que además debía trabajar en una cocina comercial. Todo eso lo hizo en unas seis semanas.

Simultáneamente, puso una web desde la cual promocionarse y vender, a la par que -como muchos otros- comenzó a conectarse para llevar sus productos a las ferias locales, llamadas "Farmer's Markets", en donde se venden productos de materia prima local, o ya listos para comer.

Así, transcendió lo que es su barrio en Greenwich (Connecticut), en donde vive una alta cantidad de argentinos, para pasar a formar parte de las preferencias muchos americanos, ávidos de probar nuevos sabores, que conjugan la practicidad del finger food tanto para su hogar como para vianda de los chicos, con la calidad de lo artesanal.

De aquí en adelante, se proyecta en una continuidad potenciada por otros: "Mi sueño es tener una cocina industrial propia que sirva de incubadora para otros emprendedores, y seguir expandiendo en variedad de productos argentinos. Las medialunas han sido un éxito también", cierra.

LOS 6 CONSEJOS DE JACKIE

  • "APASIONATE POR EL PROYECTO. Para emprender, elegí hacer algo que realmente te apasione. Poné el alma en el proyecto y conectate con lo que tenés para brindar y con tus experiencias de vida, con lo más genuino".
  • "DIFERENCIATE: la idea es que hagas algo que se diferencie de lo que ya hay. Que sea único, sea porque no existía o porque estás haciendo algo completamente diferente".
  • "LANZATE: arrancá antes de "estar lista". Siempre va a faltar algo, nunca va a ser el momento ideal. Hay que animarse, y seguir esa corazonada".
  • "SOLUCIONÁ ALGO. Pensá que lo que hagas tiene que ser una solución para otros. En un mundo cada vez más vertiginoso, ofrecé un servicio que también brinde al consumidor algo que le provoque bienestar, felicidad".
  • "ANDÁ DESPACIO Y SIN PAUSA: dar el paso no quiere decir que todo va a salir bien de golpe. Hay que ir de apoco, dar un paso a la vez, ser paciente pero constante. En mi caso fue un repulgue por vez".
  • "DEVOLVÉ ALGO A LA SOCIEDAD: tiendo a pensar que los proyectos que valen la pena son aquellos que tienen conciencia social, que devuelvan algo a la comunidad. Por mi parte, continuo destinando un porcentaje de las ventas a CONIN PILAR y eso me llena de orgullo".

EN NÚMEROS

  • 20 años hace que vive en Estados Unidos
  • 5 hijos tiene, junto a su marido.
  • 2017 fue el año en que empezó comercialmente con "empanadasonthego".
  • 2 empleadas trabajan con ella, full time.
  • 35 dólares sale la docena de empanadas de carne.
  • 500 empanadas vendía mensualmente, cuando empezó.
  • 5000 empanadas vende hoy.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.