Es ilustradora y vende "obras de arte para usar"

Crédito: Inés Tanoira. Producción de Yamila Bortnik.
Ayelén Di Leva
(0)
23 de diciembre de 2019  • 14:49

Diamante con patas

  • Su creadora: Valeria empezó como arquitecta haciendo vidrieras, después fue directora de arte y trabajó ilustrando para grandes marcas como Jackie Smith, Vitamina y Las Oreiro. Ahí fue el clic. Se dio cuenta de que quería hacer algo por su cuenta y arrancó a pensar un producto que fuera fácil de ilustrar y dibujar. La solución la encontró en pañuelo, porque tiene un formato de cuadro. "Mi idea es que sea 'una obra para llevar puesta'. En vez de llevar un cuadro y ponerlo en tu casa, esto te lo llevás con vos. Además, es más accesible", cuenta Vale cuando recuerda sus comienzos.
  • La marca: Diamante con Patas apareció hace casi dos años, con los pañuelos como punto fuerte. Vale hace todo el proceso: dibuja, ilustra, prueba colores, saca las fotos, hace el packaging, busca stickers. No deja nada librado al azar. El nombre surgió mientras miraba dibujitos animados con sus hijos. Ella estaba pensando un usuario para su Instagram y en la tele apareció una especie de diamante con patas que le pareció muy identificatorio de su personalidad y lo que quería que fuera el producto: algo que se moviera y que se viera hermoso, brilloso.
  • El taller: queda en el barrio porteño de La Paternal, en un espacio que respira arte. Una vieja fábrica de muebles reacondicionada en nueve talleres, tres por piso, que alberga distintos artistas en un lugar que, a pesar de las modificaciones, no perdió su naturaleza, llena de cemento, imperfecciones y el detalle que no puede faltar: macetas con plantas en cada rincón. Su espacio es una explosión de color. Las pinturas, ubicadas en cada rinconcito, los delantales manchados de colores y las obras de arte como testigos en casi todas las paredes son la combinación perfecta para la fuente de inspiración de Vale: una habitación que cuida sus sueños artísticos.
  • Su pasión por crear: "Disfruto muchísimo el momento de hacer mis dibujos, muchas veces previamente en papel o en pinturas para luego digitalizarlas. Me encanta el proceso de armarlos. También me encargo de armar la propuesta para las fotos. Las sacó yo y las modelos suelen ser amigas mías o mi hija Amalia, que me apoya un montón. Mi hijo Lorenzo también ama aparecer en las fotos disfrazado de fantasma con algún pañuelo sobre la cabeza."
  • El futuro del emprendimiento: Como si todo lo anterior fuera poco, en el 2020 Diamante con Patas se va a agrandar. Valeria se asoció con dos diseñadoras de indumentaria, Silvana Díaz Cabrera y Ana Lifchitz, con quienes está produciendo kimonos, vestidos y blusas. También van a hacer bolsos, lonas y otros productos.

EN NÚMEROS

  • Vende 30 pañuelos por mes y 10 prendas (entre kimonos y vestidos). En las tiendas Malba, Cultural Recoleta, Panorama y Autoría venden entre 5 y 10 productos mensuales.
  • $1800 cuestan los pañuelos grandes y $1200 los chicos.
  • Por mes recibe 2 pedidos específicos de prendas con diseño de estampa única, que cuestan cerca de $12000 cada una.

Crédito: Inés Tanoira. Producción de Yamila Bortnik.

Minibío

  • ¿Quién es? Valeria Villar (45) es arquitecta e ilustradora. Ahora se dedica full time a su emprendimiento, Diamante con Patas.
  • ¿Qué hace? Pañuelos estampados e ilustraciones.
  • ¿Dónde trabaja? En una fábrica en La Paternal.
  • Cómo conseguir sus productos: podés pedirlos directamente por mail a diamanteconpatas@gmail.com o encontrarlos en el museo Malba, en el Centro Cultural Recoleta y en tienda Candioti (Martínez).
  • IG: @diamanteconpatas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.