Es médico y gracias a su proyecto 3.000 familias tienen agua potable

Fuente: OHLALÁ!
Marina Tortorella
(0)
16 de marzo de 2020  • 18:20

Nicolás Werthimer (31) es médico y emprendedor social, así se reconoce luego de un largo camino recorrido y de haber creado Agua Segura, una empresa con un enorme impacto social, medioambiental y de salud.

A los 23 años, ya recibido con honores y capacitándose de manera continua en el exterior, Nicolás se dio cuenta de que quería trabajar en hospital, atendiendo en Buenos Aires a gente de toda Latinoamérica; pero luego de un tiempo realizando guardias de 36 horas con poco descanso, atravesó una situación de estrés que le hizo replantearse su realidad y profesión: el trabajo en hospital se hizo cuesta arriba, no comprendía el sistema, el cansancio que acarreaba no era positivo para el trabajo a realizar, y eso fue un llamado de atención para avanzar en su sueño de ayudar y salvar vidas. "En este contexto de estrés me di cuenta que me había subido a un tren sin fin de especializarme, sin darme cuenta de cuál era mi propósito. Ese golpe de realidad me permitió repensar el por qué hacía lo que hacía", explica.

En el 2014 Nicolás dejó el hospital, para dedicarse a trabajar para prevenir y ayudar a los que más necesitan: "Entendí que mi felicidad estaba por encima de la medicina y así empecé mi búsqueda". En sus investigaciones, conoció la tecnología LifeStrw: son filtros que eliminan virus, bacterias y parásitos. Gracias a esto, encontró en la innovación tecnológica, la solución que estaba buscando para las enfermedades primarias que veía a diario en el hospital.

Proyecto Agua Segura

Fuente: OHLALÁ!

Con los pocos ahorros que tenía y la ayuda de su familia y amigos, se dedicó por completo a emprender su proyecto de ayuda social. La primer comunidad en la que se adentro fue en Chaco, a unos 200 km de Resistencia, con una misión de Pascuas de un colegio de Pergamino que le pidió que implemente la tecnología de filtrado de agua en la comunidad.

Gracias al trabajo que comenzó a hacer, entendió que hacía falta mucho más que transferir la tecnología a una comunidad: "Me di cuenta de que el paciente no es solo la persona, sino también el medio ambiente". Para pensar en soluciones a largo plazo, tenía que trabajar de forma colaborativa con todos los actores y sectores involucrados en estas problemáticas.

"Yo no hice un máster en esto; me dediqué a patear la calle, a tener reuniones diversas durante todo el día. Por ejemplo, a la mañana me juntaba con un Cacique y a la noche con un Gobernador. Esto me permitió aprender e ir armando el emprendimiento que siempre había soñado y hasta ese momento no me había dado cuenta."

Nicolás estuvo siempre rodeado de mentores y personas que le fueron valiosas a la hora de marcar su camino, tanto como médico o como emprendedor, se alió a profesionales de la salud, de la educación, a empresarios y científicos, gente que lo fue guiando en como armar una organización sostenible: "Me gusta unir puntos, replicar el trabajo en equipo que se da en la medicina en mi proyecto, hemos codiseñado una red de valor mediante alianzas estratégicas con organizaciones de los tres sectores, implementando tecnologías innovadoras, obras de infraestructura, talleres educativos y trabajos de investigación."

Agua Segura Hoy

Fuente: OHLALÁ!

A través de este proyecto, Nicolás encontró como canalizar sus ganas de ayudar a la sociedad, y a su vez, pudo darle a su profesión otro sentido: "Se me dio vuelta la vida, se me alineó todo. A través del agua encontré la forma de ejercer mi profesión y aplicar mis estudios académicos. Encontré cómo canalizar mis ganas de aportar a la sociedad y medio ambiente. Encontré la forma de ser mejor persona, me encontré con realidades que me transformaron como humano, entendí la economía y el medio ambiente desde otro lado"

El objetivo ahora es hacer que el proyecto crezca para generar más impacto social, ambiental y económico, buscando nuevas herramientas de emprendedorismo social y enfocándose en un modelo de trabajo articulado e interdisciplinario, fomentando y buscando además, la cooperación internacional.

En números

  • Inversión inicial: Agua Segura recurrió en sus inicios a una inversión social de impacto (venture capital) por parte de friends & family que alcanzó los U$S 350 K. Fue tomada en forma de deuda, y contraída de modo gradual durante los primeros dos años de crecimiento de la empresa. La misma fue invertida en: mobiliario, recursos humanos, comunicación, y stock tecnológico de agua.
  • Facturación anual: ARS $40.000.000
  • Presencia en 6 países: Argentina, Chile, Brasil, Colombia, Uruguay y Paraguay.
  • Litros de agua segura implementados: 139.410.000
  • Familias impactadas: 3.299
  • 1.103 instituciones Escuelas + Centros comunitarios + Centros de Salud
  • 431 Comunidades
  • 114.369 personas impactadas

Más info: https://www.aguasegura.com.ar/

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.