Escapada a Tucumán: 10 cosas para hacer en la "Perla Verde" del Norte

Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Sofía Alurralde
Sofía Alurralde
(0)
14 de marzo de 2019  • 12:10

Sus montañas y exuberantes arboledas, el gran Parque 9 de Julio diseñado por el arquitecto francés Carlos Thays, sus paseos comerciales al aire libre, la exquisita gastronomía y sus espacios recreativos, son algunos de los motivos por los que Tucumán es el destino ideal para tomarse un respiro, y disfrutar a pleno del Jardín de la República.

Además de albergar la emblemática "Casa Histórica", donde se firmó la Independencia en 1816 de nuestro país, (que ya es mucho), esta pequeña provincia ubicada al norte del país tiene un sinfín de propuestas para ofrecer. Aquí, te sugerimos una hoja de ruta con los "Must-do" que no podes perderte:

1. Primero lo primero

Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Sofía Alurralde

Si de historia se trata, visitar el Casco Histórico y sus alrededores será tu primer contacto con las raíces de nuestra cultura. Desde la Casa Histórica, la Iglesia Catedral, los teatros San Martín y Alberdi y centros culturales, hasta el Museo Avellaneda, te invitan a rememorar (hasta con shows en vivo) los principales acontecimientos del periodo colonial, la Revolución y las guerras de la Independencia.

2. Desayuno en Aloha

Antes de comenzar el recorrido por el centro y sus edificios históricos, nada más placentero que desayunar en la terraza de una de las tiendas de café más trendy de la capital. Ubicada frente a Plaza Urquiza, en este espacio no sólo encontrarás una carta de lo más variada, sino que además su cocina integradora es apta para celiacos. Pidas lo que pidas, acompañalo con una limonada frozen con menta y jengibre, ¡Y no te vas a arrepentir! (Acordate que Tucumán es el principal exportador de limón de Argentina).

3. Ex Mercado de Abasto

Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Sofía Alurralde

En Europa se conocen como instalaciones de "Tercera generación" aquellos lugares en donde convive la tradición e historia de antiguos centros comerciales, con la reconversión del espacio y su promoción. Este edificio colonial, diseñado por el arquitecto Alberto Prebisch (el mismísimo tucumano que diseñó el Obelisco) es un patrimonio cultural y actualmente funciona como un paseo de compras y de distracción.

4. Almuerzo y spa en un antiguo mercado

Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Sofía Alurralde

Anclado en el corazón del complejo, se encuentra el Hotel Hilton Garden Inn y es el "spot" perfecto para degustar de la fusión entre cocina internacional y sabores del Norte Argentino, de la mano de la reconocida chef Ailín de Lima. Dato: Si estas con tiempo, relajarse con los masajes en el spa o disfrutar de la pileta del hotel es sinónimo de rendir culto a la siesta tucumana.

5. Yerba Buena y su eco-encanto

Según un estudio realizado por el Conicet, esta ciudad ubicada a 20 minutos del centro está en el puesto número siete entre las mejores ciudades para vivir en el país. Con una enorme presencia de espacios verdes, es una zona residencial de casonas y barrios privados, que se encuentra en verdadero auge de crecimiento. Su eslabón principal: la educación y el cuidado ambiental.

6. Picnic y caminata

Si el clima te acompaña, el plan es comprar las riquísimas empanadas de carne y pollo en "La Leñita", uno de los restaurantes más tradicionales de la provincia y luego emprender una aventura en bici o a pie hacia la Reserva de Horco Molle. Para los más deportistas, pueden continuar hacia el Sendero del Funicular o el de Cascada Rio Noque y toparse con una vegetación sin igual. A lo largo de la extensa Avenida Perón, una de las principales junto a la Avenida Aconquija, se crearon bici sendas y espacios destinados al running, patinaje, skate, y otros deportes urbanos. Allí los "yerbabuenenses," durante los fines de semana realizan maratones, clases de yoga y diferentes actividades al aire libre.

7. El circuito de Las Yungas

Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Sofía Alurralde

No en vano algunos la llaman la "Perla Verde", o el Jardín de la Republica apodada por Sarmiento. Y es porque Tucumán cuenta con quebradas, lomas, montañas y vistas panorámicas que son un paraíso de vegetación y naturaleza.

Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Sofía Alurralde

El recorrido puede comenzar con la visita a San Pablo, en donde operaba una de las fábricas azucareras más importantes de la provincia, y que hoy funciona como Universidad. Como próxima parada, llega el momento de contemplar el atardecer desde la cima del "Cristo Bendicente", escultura del reconocido Juan Carlos Iramain, para luego de varios suspiros de encantamiento, puedas congraciarte con un té con torta de capita en el hotel Sol en San Javier. Este balcón con vista privilegiada de la ciudad, además de la estadía, invita a sus huéspedes a realizar actividades guiadas como cabalgatas, senderismo, campamentos, entre otras.

8. La cereza del postre

Villa Nougués. Una de las primeras villas fundada en 1899, por el Ingeniero azucarero Luis Francisco Nougués (posterior gobernador de la provincia), es la aldea francesa en Tucumán.

La Capilla con aire medieval y su club de golf con reconocimiento internacional son sus sellos principales. Con construcciones de estilo francés, pero también casonas eclécticas, esta villa se asemeja a cualquier pueblito de los "Pirineos franceses". La ex hostería, hoy es un restaurante y salón de fiesta que abre sus puertas para recibir a turistas con comida casera y un buen vino.

9. El Cadillal, lo nuevo

Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Sofía Alurralde

A sólo 20 minutos del centro y renovado completamente, se encuentra el Complejo Puerto Argentino, una villa turística que invita a los amantes del kayak, windsurf, kitesurf y pesca a distenderse con una variedad de actividades para toda la familia. Si lo tuyo no son los deportes acuáticos, no te preocupes, además de los paseos en aerosillas y juegos infantiles, reabrieron un famoso restaurante en los años 60 y que ahora, bajo el nombre de Puerto Argentino, es el lugar elegido para un día radiante de sol.

10. Tafí del Valle por siempre

Constituye por excelencia un foco de atracción nacional e internacional, y en donde el resplandor de "La Lunita tucumana" sobresale entre los Valles Calchaquíes. Para recorrer la belleza de las montañas y sus patrimonios culturales, lo mejor es hospedarse en Estancia Las Carreras, un antiguo casco construido por los Jesuitas en 1718 y que hoy preserva su tradición y encanto con sus instalaciones restauradas. Ahí mismo podes conocer la fábrica de quesos, degustar de una buena picada con vista a los cerros y música folklore de fondo.

Los infaltables

La villa céntrica, el Museo Jesuítico La Banda y Museo de Mitos y Leyendas Casa del Duende. Si vas en Semana Santa, no te pierdas de un verdadero espectáculo a cielo abierto "La Pasión", con más de 100 actores en escena en una obra que atrae a turistas de todas partes del mundo.

Un paseo diferente entre lo autóctono y lo revalorizado, que logra sorprender a quienes van de visita a Tucumán y quieren regodearse con un sinfín de actividades al aire libre.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.