¡Espejito, espejito!

Tan necesarios como decorativos, los buenos espejos pueden definir una estética, delinear espacios y desviar la atención a un rincón u objeto; mirá estas propuestas
Natalia Iscaro
(0)
17 de diciembre de 2014  • 12:59

Mucho más que una pieza funcional, un espejo puede ampliar espacios, marcar límites, llamar la atención a aquello que reflejan y reafirmar la estética de un espacio particular. Se lucen sobre el piso, en mesas bajas o sobre paredes. Vale animarse a estilos diversos, también, para dormitorios y en baños. Aquí, un muestrario amplio para elegir.

Desde Salta | La Linda es el origen de los muebles elegantes naturales de la firma Bosquejos. En materia de espejos se lucen el modelo Kiko churo, en alpaca opaca con hojas colgantes; el Mil Soles, de alpaca con medallas de asta pulida; y los coloridos Tacheritos, con tapas forradas en cuero y caireles de hueso pulido.

Diseño de autor | Fiel a la elegancia que lo caracteriza, el diseñador de muebles Eugenio Aguirre propone el espejo Altafacha, de su marca Naturaleza Aguirre. Está elaborado en madera, cuero suela y yute. Es amplio y estético, ideal para un living o dormitorio.

Un guiño campestre | El Almacén de Deco Petite Margot ofrece un estilo más rústico, aunque igualmente cuidado y en ocasiones femenino. Sus espejos son de marcos patinados en diversos colores y anchos, y hay múltiples tamaños para elegir. Para sentirse en el campo.

Un viaje a la India | Los espejos de Compañía Nativa cuentan con marcos de ventanas antiguas de la India, realizados con madera de teka con pátina original. Con más de 50 años de antigüedad, están disponibles en múltiples tamaños y terminaciones. Para hogares de viajantes.

Impronta creativa | La Vitrina Azul es una tienda de arte que ofrece todo tipo de muebles y objetos con impronta creativa. Es el caso de los espejos, con marco de madera, en diversos tonos pasteles, y con impresiones y apliques en los más variados motivos. Perfectos para un dormitorio adolescente o un baño con onda.

Retro con esmero | Salazar Casa es el nuevo emprendimiento de Sebastián Salazar, ex socio de La Mersa. Fiel a su estética y buen gusto, los años 50, 60 y 70 se recuperan en sus espejos de variados materiales, tamaños y terminaciones; y todos recuperados con cuidado y esmero. Gestos únicos que distinguen a cualquier living o comedor.

Estética de obra | El diseñador industrial Federico Churba dio vida a un sistema constructivo que llamó Andamio, basado en líneas puras, estructuras elementales y funcionales. Incluye un espejo con esqueleto de hierro: un objeto contemporáneo y protagonista para el estar.

Contemporánea y urbana | La firma Línea D ofrece un catálogo de espejos para diversas necesidades: de pared, de piso y de apoyo. Elaborados en diversos materiales y estéticas, cumplen su función y a la vez logran completar espacios con su estilo personal.

A sólo un clic | Online también se pueden adquirir espejos, gracias al sitio Grand Marché. Su amplio catálogo incluye al modelo Sol Pellegrini de la firma Duveen, y el Wanted de 30Quarenta. Diferentes entre sí, estas son dos piezas de gran impacto, para vestir las paredes de un living o dormitorio con mucho carácter.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.