Este repostero convierte las sobras de tortas en obras de arte

Sus creaciones te van a dejar con la boca abierta. Las hace con lo que no se usa de los bizcochuelos y les agrega un toque especial.
(0)
27 de octubre de 2017  • 14:43

Hoy te contamos el caso de Raymond, un repostero amateur y autodidacta australiano, que ya está dando que hablar entre los amantes de los dulces. ¿Su materia prima? Las sobras de los bizcochuelos. ¿El producto final? Verdaderas obras de arte en formato de chupetines y en una amplia variedad de sabores. Clásicos de vainilla, de espinaca o de huevo, las creaciones de este repostero se destacan más por su decoración que por el sabor.

Todo empezó cuando terminó un master y descubrió que no le interesaba nada lo que había estado estudiando. Sin embargo, la repostería lo apasionada y entonces decidió empezar a llevar pasteles a cualquier fiesta familiar o de amigos. Y fue en ese momento que surgió la magia. Con los cortes sobrantes no tuvo la mejor idea que experimentar y así nacieron estas paletas con diseños increíbles, como los que pensó para Halloween o los que se tomaron como punto de partida a los guardias reales del Palacio de Buckingham en Londres, Inglaterra. Como te habrás dado cuenta, los viajes son fuente de inspiración para este creativo.

Su trabajo se hizo tan popular, que Raymond actualmente ofrece talleres de capacitación en su técnica por diferentes países del mundo; incluso llegó a diseñar unas paletas especiales para la firma de artículos de lujo Bulgari. ¿Te gustó su propuesta? Podés seguir sus trabajos en su cuenta de Instagram

Si estás en plan "golosa" no dejes de ver Dónde comer los mejores helados del mundo y Mandala cakes: cheesecakes veganos con onda espiritual

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?