Exfoliación capilar: el cuarto protocolo de cuidado que tu pelo puede necesitar para estar sano y fuerte

Crédito: Latinstock
Jimena Barrionuevo
(0)
26 de junio de 2017  • 09:26

Tenemos que admitirlo: muy a menudo olvidamos que el cuero cabelludo también es piel y que, al igual que la del rostro o la del resto del cuerpo, necesita cuidados especiales. Por eso, además de lavar, acondicionar y colocar máscaras reparadoras para el cabello, los expertos insisten en que es necesario añadir un cuarto protocolo a los rituales de belleza que le damos a nuestra cabeza. Se trata de la exfoliación capilar, "una limpieza profunda del cuero cabelludo que sirve para eliminar excesos de grasitud, impurezas, residuos de productos químicos y caspa", explica Marcela Maglio, Técnica de Alfaparf. El procedimiento se puede hacer con un shampoo o tratamiento puntual y, si es correctamente realizado, permite "purificar desde la raíz hacia las puntas y remover las impurezas sin agredir el cuero cabelludo. La sensación que se percibe es una frescura que dura 48 horas, como si recién nos hubiéramos lavado el cabello", agrega el Tricólogo Miguel Cisterna.

En términos generales, la exfoliación capilar se suele recomendar una vez a la semana o cada quince días, aunque todo depender del tipo de cabello y cuero cabelludo que tengas. El tratamiento puede hacerse en casa pero es mejor empezar en el salón. "Lo ideal es avanzar con un profesional en la etapa de diagnóstico inicial. Un asesor sabrá medir la intensidad del problema y el tipo de producto más adecuado para realizar el tratamiento. También podrá brindar educación a su cliente sobre cómo aplicarlo y darle seguimiento. El mantenimiento y seguimiento posterior, se pueden hacer en casa sin problema", explica Martín Cóceres, Tecnical Adviser de Schwarzkopf Professional.

Pero lo que se desaconseja en todos los casos es abusar de la frecuencia. ¿El motivo? Hacerlo más veces que las que nuestro cuero cabelludo o pelo necesitan puede tener un efecto rebote. La limpieza en exceso puede estimular la secreción de las glándulas sebáceas y hacer que generen más grasa de la que producían antes. Especial atención hay que tener con los cueros cabelludos sensibles porque pueden irritarse al exfoliarlos. También hay que prestar atención a la cantidad de producto que se usa -por lo general es poco-. "Si hay exceso de producto corremos el riesgo de dañar el cuero cabelludo o provocar el efecto opuesto, es decir, dejar residuos. Esto se debe a que las grandes cantidades de shampoo, por ejemplo, son difíciles de enjuagar y suele quedar resto de producto. Ese resto se convierte en residuo que puede generar picazón y molestia en el cuero cabelludo. Además, este tipo de productos tienen una función exfoliante por lo que su exceso puede provocar descamación en el cuero cabelludo", aclara Cóceres.

Atenta. Si estás en tratamiento dermatológico para tu cuero cabelludo, deberías consultar previamente a tu médico ya que es posible que estés utilizando algún tipo de producto fármaco-médico específico para una afección determinada y ningún cosmético debería interferir en su acción. Como los productos de exfoiación capilar justamente tienen a barrer células muertas, residuos, grasitud y caspa, su uso en casos innecesarios puede resecar la piel del cuero cabelludo o generar descamación.

Menos es más

De izquierda a derecha. BC Scalp Therapy Deep Cleansing Shampoo limpia y purifica el exceso de grasa y residuos, $364, Schwarzkopf Professional. Pre-shampoo con arcillas purificantes, $96, Elvive. Shampoo detox con 7 hierbas, $58 Alfaparf
De izquierda a derecha. BC Scalp Therapy Deep Cleansing Shampoo limpia y purifica el exceso de grasa y residuos, $364, Schwarzkopf Professional. Pre-shampoo con arcillas purificantes, $96, Elvive. Shampoo detox con 7 hierbas, $58 Alfaparf

Shampoo: la cantidad necesaria es la equivalente a una moneda de un peso

Máscaras: se suelen usar sobre el pelo seco. Hay que aplicar la cantidad necesaria para cubrir el cuero cabelludo sobre las raíces y dejarlo actuar por 5 minutos. Luego se retira en la ducha con el lavado de pelo habitual.

Expertos consultados: Marcela Maglio, Técnica de Alfaparf. Miguel Ángel Cisterna, Tricólogo Certificado IAT para L´Oréal Paris. Martín Cóceres, Tecnical Adviser de Schwarzkopf Professional.

¿Probaste alguna vez este tratamiento en casa o en la peluquería? Además te mostramos 3 errores en tu rutina de limpieza facial que pueden atentar contra un buen resultado

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.