Your browser does not support javascript

Festín desnudo: un reality plasma la obsesión por retratar (y hacer público) todo lo que comemos