Flores de Bush. Cómo usarlas para manejar la pena, el enojo o el rencor

Crédito: Ilustraciones de Jose Schargo.
Cecilia Alemano
(0)
2 de enero de 2020  • 14:50

Las esencias florales de Bush ayudan a destrabar temas urgentes y también a trabajar aspectos sutiles para encontrar el balance emocional y espiritual. Te contamos cuáles son las que generan maravillosos cambios evolutivos.

Al pensar en esencias florales, enseguida pensamos en las flores de Bach, las pioneras. Las que, de la mano de Edward Bach en la década del 30, abrieron el camino para comprender de qué modo actúan ciertas flores en nuestro cuerpo físico y energético. En nuestra época llegó el herborista y naturópata australiano Ian White, y se planteó la siguiente pregunta: "¿Qué flores necesita este mundo hoy?". Él observó que todo cambió, desde el modo de aprender de los chicos, que ya no es lineal como hace algunas décadas, hasta el modo de comunicarnos (los celulares, Internet), los modelos de familia..., solo para empezar a enumerar. Para una sociedad distinta, dijo, hay que ampliar el abanico de respuestas. Él encontró muchas de esas respuestas en Australia, su tierra. Más precisamente en los arbustos con flores, los más antiguos del planeta que crecen en un ambiente virgen. White, que había visto a su abuela recurrir a las plantas para fines medicinales, estudió el uso que les daban los pueblos originarios. Por ejemplo, vio que usaban las hojas y flores de boab para cubrir un pozo donde se ponía a los recién nacidos. Lo que hace esa esencia es borrar mandatos familiares: así hacían que ese bebé no respondiera a antiguos mandatos, sino que fuera él mismo.

Trabajar con las emociones

El principio base del tratamiento con esencias florales de Bush es que los síntomas físicos nacen de la falta de balance emocional: por eso, si sentimos mucha pena, es probable que manifestemos problemas en los pulmones; si estás muy enojada, puede que aparezcan problemas en el hígado. Pero si, en vez de atacar solo el síntoma, elegimos trabajar las emociones subyacentes, prevenimos que vuelvan a aparecer.

En situaciones emocionales funciona del mismo modo. Se trata de trabajar en la causa del malestar. Cuando nos sentimos perdidas en algún área (laboral o de pareja, por ejemplo), cuando sentimos que no nos estamos conectando con nuestro potencial, que estamos trabadas. O cuando notamos que cierta situación se repite: "siempre me cruzo con el mismo tipo de parejas", "llego tarde a todos lados". También se utilizan antes de una cirugía o para acompañar el parto, entre muchos otros usos.

¿Cómo funcionan?

Cada flor tiene una forma y una función y eso se traduce en una analogía con el humano, donde la raíz, el tallo y las hojas muestran el defecto, lo que no va bien. La flor es la máxima virtud, en compensación por lo que no va bien. Un ejemplo es la Esclerantus, indicada para alguien a quien le cuesta dedidir entre dos cosas. A pesar de su tallo zigzagueante, la flor es armónica y perfecta.

La esencia de esa flor -que se extrae colocando la flor en agua de manantial en un bowl de cristal durante dos horas al sol- interactúa con un código dentro de nosotras. El del rencor, por ejemplo. Lo que hace la esencia floral es cambiar el campo electromagnético de ese código a través de nuestro sistema físico y nuestro campo energético. Para decirlo simple: mete una cosa por otra, una vibración baja por una alta. Pero no cura por el defecto -raíz, hoja, planta- como lo haría la homeopatía, sino que nos da algo más sutil que eleva nuestra vibración.

Hay 69 esencias florales más algunos llamados "remedios de la luz", que son frecuencias lumínicas (por ahora no llegan a Argentina). Se preparan con una parte de brandy, esencia floral y agua mineral. La toma básica son siete gotas dos veces por día o cuatro gotas seis veces al día. Una botellita cuesta alrededor de $1300 y no tiene contraindicaciones.

¿Cómo es el tratamiento?

Crédito: Ilustraciones de Jose Schargo.

El vínculo entre las esencias florales y las personas puede tomar dos caminos posibles. Uno es un tratamiento "superficial" que trabaja sobre un síntoma muy específico y concreto; por ejemplo, tenés que dar una charla ante cientos de personas y te sentís un poco insegura. Entonces, hay una esencia floral para ayudarte a transitar eso.

La otra opción es un tratamiento "espiral", es decir, un trabajo de autoconocimiento, evolutivo, capa por capa, siempre hacia adentro.

  • BOAB. Es la flor del árbol baobab, que crece en las planicies arenosas donde hay buenas lluvias. Conocido como el árbol de la botella, su tronco retiene el agua (elemento de las emociones) en su interior. La boab trabaja sobre las lealtades inconscientes que nos unen a nuestro clan. Cuando nos sentimos presas de "no sabemos bien qué" o sentimos que estamos viviendo "la vida de otra persona". Las lealtades familiares son como una fuerza centrífuga que nos imanta hacia el centro, con la finalidad de siempre mantener la estructura y el supuesto equilibrio. El más antiguo del clan está en el centro y los menores se ven "obligados" a unirse al más anciano. Esta esencia floral permite liberarse de esos mandatos para vivir en la unicidad de nuestro propósito.
  • PHILOTHECA. Este arbusto crece hasta 1 m de altura y sus flores, con forma de estrella, crecen en los extremos de las estrechas ramas, muchas a la vez. Esta esencia floral nos permite posicionarnos en nuestro real valor. Con real valor nos referimos a poder contemplar todas las cualidades energéticas, emocionales, mentales y hasta físicas. ¿En qué ayuda esto? A poder desenvolvernos en la vida desde la seguridad plena de que para ser amada no se necesita hacer, sino que simplemente se puede ser. La Philotheca colabora en centrarse en el valor y, sobre todo, en el merecimiento. Quien la toma empieza a experimentar una serie de bendiciones en su vida ligadas a la fluidez. Cosas que antes costaban un montón o no llegaban, de repente parece que vienen solas.
  • STURT DESERT PEA. ¿Quién no tiene algún duelo sin elaborar o a medio hacer? Creo que nadie... Ya sea de una persona, una pareja o un animal de compañía. O también etapas, procesos, ideales del tipo "lo que pudo ser y no fue"; o esa parte de nosotras que necesitamos dejar morir, dejar atrás, y no lo conseguimos. La sturt desert pea actúa de forma sutil y amigable primero "desenquistando" el dolor que quedó por aquella pérdida, para luego drenarlo. Haciendo así espacio mental y emocional para nuevas experiencias y nuevas formas de vinculación. Quien integra las propiedades de la sturt desert pea siente cómo la parte que quedó anclada al sufrimiento, a la pérdida y la muerte trae luz y un matiz hermoso de colores, para finalmente posicionarnos ante una nueva oportunidad.

  • PINK MULLA MULLA. Esta flor blanca y algodonosa con estambres de color magenta florece todo el año, más escasamente en otoño. Su esencia floral tiene la cualidad de limpiar heridas kármicas. Ian White dice que actúa hasta en el primer trauma que sufrió el alma en su primera encarnación. Así de potente es este remedio... Muchas veces las personas plantean en el consultorio que tienen problemas de difícil resolución. La frase típica es: "Hice veinte años de terapia y sigo sin resolver esto". Una causa probable de esa "no resolución" es que provenga de encarnaciones anteriores. Al tomar la pink mulla mulla, se hace un trabajo más sutil, en el que el consultante va descubriendo capa a capa un sentir y liberándolo de una forma quizá, para algunos, más amena.

  • TALL YELLOW TOP. Esta flor crece en el lecho de ríos y arroyos en zonas que a menudo carecen de agua. Trabaja con "el sentido de pertenencia", algo crucial. Es muy importante prestar atención a esa sensación de estar desconectadas de la unidad que todos somos. Nos lleva a perdernos del camino y a intensificar ciertos padeceres, atrayendo así energías que agudicen estos síntomas. Esta esencia floral es utilizada para trabajar o bien la sensación de alienación, de no pertenencia, o la sensación de abandono crónico. La tall yellow top ayuda a dejar de sentir ese vacío, esa falta de calor de hogar, para sentirse parte. Se utiliza en algunos casos de depresión. Quien utilice esta esencia floral podrá conectar con la conciencia de unidad, y crear lazos de pertenencia nuevos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.