Franco Masini: "La palabra actor todavía me queda grande"

Crédito: Sofía López Manam. Producción de Caro Franko.
Romina Salusso
(0)
7 de febrero de 2019  • 11:33

Se anima a interpretar a uno de los personajes más icónicos en la versión teatral de La Naranja Mecánica. Y apuesta también a su otra pasión, la música, lanzando su propio disco.

¿Cómo fue el proceso de meterte en la piel de Alex, de La naranja mecánica?

Es una adaptación que hizo el director, Manuel González Gil, sobre la película y sobre una obra que ya existía en Londres. Al ser una versión teatral, hay un montón de detalles que se van a contar de una manera distinta: por ejemplo, la violencia, en este caso, es más poética y no tan visible, como sucede en el film. Yo no me basé en el Alex de la película. Si bien la vi y fue la base de este papel, con Manuel creamos una versión propia. Además, en los ensayos van apareciendo cositas nuevas y las vamos sumando.

¿Estás listo para las inevitables comparaciones?

¡Obviamente! Son los riesgos que uno toma cuando decide hacer un papel de este tipo. Es más, una gran parte de los que vengan a ver la obra van a ser fans de la peli. Yo creo que es un drama que trata una temática que por ahí hoy no es futurista como lo era en la película, hoy tal vez hablamos de algo que sucede en la actualidad. La adaptación que hizo Manuel permite que el espectador reflexione un poco sobre estas temáticas de violencia, religión y política.

Está "Toto" Kirzner (el hijo de Adrián Suar y Araceli González) acompañándote, ¿vos ya lo conocías, habías trabajado con él?

No, con "Toto" tuvimos la posibilidad de trabajar juntos hace muy poco, pero él al final estaba con otra cosa y no se sumó. Sin embargo, la vida nos volvió a unir con esta experiencia. Nos llevamos súper bien y es una obra que se está haciendo con el corazón. Es un esfuerzo de todos ya que decidimos hacerla en el off, que me parece que es súper importante por cómo está la situación del país. Esperemos que toda la gente pueda venir a verla y que le guste.

¿Cómo reaccionás frente a los nuevos desafíos? ¿Te ponés ansioso, nervioso?

Sí, obviamente, porque se van acortando los tiempos, se viene el estreno, y también es un desgaste muy grande lo que pasa arriba del escenario. Hablo de cansancio físico y mental. En este caso es un personaje que llora, sufre, grita, está excitado, de golpe está relajado..., entonces terminás agotado.

Crédito: Sofía López Manam. Producción de Caro Franko.

¿Y qué onda con la música? ¿Seguís teniendo la banda con tu hermana?

No, cada uno sigue por su cuenta, pero tal vez nos juntamos para algunos eventos. En los veranos, generalmente nos vamos a Pinamar y tocamos allá.

Siempre te gustó cantar...

Sí, siempre, y actuar también. Intento que la música y el canto siempre estén presentes en mi vida. En 2018 hice Casi normales, que para mí fue un muy lindo proyecto al cual aspiraba desde hacía muchos años.

¿Tenés canciones propias?

Sí. Este año voy a lanzar mi música.

¿Sacás tu disco?

Estamos en eso. Estoy trabajando con una discográfica importante para poder plasmar mi trabajo musical.

¿Y cuál sería el estilo?

Yo soy muy fanático de Ed Sheeran y seguro va a ir medio por ese lado. La música es algo que tengo pendiente desde hace muchos años, y la gente siempre me pregunta: "Che, ¿y cuándo vas a sacar tus canciones?". Y la verdad es que me tomé mi tiempo. Hace como cuatro o cinco años que estoy en eso y no me animaba, no quería.

¿Tenías miedo?

Por ahí en algún momento quería enfocarme más en la actuación. La actuación siempre fue mi pilar fundamental, pero hoy en día creo que pueden convivir perfectamente las dos cosas. Con esa creencia, empecé a componer el año pasado, tuve una propuesta interesante para desarrollar mi música con un lindo equipo de trabajo y me copé. Así que este año, entre otras cosas, van a poder escucharlo.

¿Cómo te definís? ¿Cantante, actor, influencer?

Yo creo que la palabra "actor" todavía me queda grande. Tengo recién 24 años. Aspiro a convertirme en eso. Mi pasión fundamental es la actuación y todos los días intento superarme, correr riesgos y tomar nuevos desafíos.

¿Por qué decís que la palabra "actor" te queda grande?

Creo que, a medida que los años vayan pasando, voy a poder convertirme en lo que quiero ser.

¿Tenés algún referente?

Rodrigo de la Serna me gusta mucho. Pero creo que lo que está bueno es absorber de cada proyecto y de cada trabajo lo mejor para incorporar esas herramientas. Cuando tomo un riesgo o un desafío, intento que me deje algo, siempre.

Volviendo a tu faceta de influencer...

¡Yo no me considero influencer! Yo soy un actor o un futuro actor que influye. Mi influencia es consecuencia de mi trabajo. Un influencer piensa un contenido específico para su audiencia, en mi caso creo que mi trabajo tal vez influye en otros.

Pero vos les metés un laburito a tus redes...

Sí, creo que las redes sociales son súper importantes y les doy bola porque me gusta. Es un canal de comunicación enorme, sobre todo para la gente de mi generación.

¿Y cuánto de verdad hay en tus redes?

Lo que tienen las redes es que uno puede comentar cualquier cosa y decir lo que quiere. A veces hay gente que te tira buena onda y otra que te mata. Yo intento no darle bola, ni a una cosa ni a la otra. Creo que no hay que darle tanta importancia a lo que te dicen en ese espacio. Lo único que hacen es alimentar el ego y eso no te lleva a ningún lado.

¿Cuáles son tus bases, entonces?

Mi familia. Soy muy familiero y tengo mis amigos de toda la vida del colegio, del club donde jugaba al tenis. Esas son mis bases.

¿Vivís solo?

Sí.

¿Cómo te manejás con los quehaceres cotidianos?

La verdad es que súper bien. Me cuesta el tema de la cocina, de hecho, nunca cociné desde que me mudé. Hago muchos asados, pero nada más. Es lo único que me cuesta, con lo otro soy súper ordenado. Me gusta tener una rutina en la semana.

¿Cómo es esa rutina?

Me levanto a las 8, camino 20 minutos con la cinta inclinada para arriba. Desayuno, me voy a grabar. Hace un año, empecé terapia, una vez por semana. Comencé a mirar más para adentro. La verdad es que me hace muy bien. Después, también tomo clases de canto; si tengo algún show, ensayo; me gusta leer, me gusta ir al cine, una vez por semana, ir a comer con mis amigos.

¿Y con la economía cómo te organizas?

Soy súper ordenado. Ahorro, pero me gusta mucho viajar; siempre que puedo y tengo algún momento, viajo. El año pasado me fui a conocer Japón. Ahora me estoy yendo en breve con mi hermana a Nueva York, nos dieron una beca para estudiar comedia musical dos semanas en Broadway. Estoy feliz.

¿Qué opinás de todo lo que está pasando a partir de la denuncia de Thelma Fardin y el movimiento que encabezaron las actrices?

Me parece que está bueno que se haga justicia y que se luche para que estos abusos y estos femicidios que suceden todos los días no estén más. Celebro esa lucha y, obviamente, ansío que se reduzca lo máximo posible. Me parece bien en ese sentido y la apoyo.

¿Y te gustaría estudiar alguna carrera?

En octubre pasado me recibí de licenciado en Relaciones Públicas. Siempre quise actuar, pero también creo que estudiar suma. Fue un sacrificio. Desde hace un año me quedaban cinco finales, y finalmente dije: "Se me vencen, tengo que recibirme sí o sí porque es un mérito propio". Fue una satisfacción personal inigualable. Trabajar también te da una rutina, una responsabilidad que por ahí a los 15 años no tenés o no necesitás, pero después, cuando tenés 24, lo agradecés.

Si pudieras elegir, ¿qué te gustaría que te pasara en este 2019?

Espero que se me puedan seguir presentando desafíos y posibilidades de crecer como actor, eso es lo que más deseo.

Maquilló y peinó Alejandra Altieri para Vardo Management. Agradecemos a Bolivia y Grimoldi su colaboración en esta nota.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.