Gay Talese cayó en la trampa, pero qué importa